FYI.

This story is over 5 years old.

¡shoryuken!

Una portera de fútbol se confunde de deporte y placa a una rival como si le fuera la vida

Una jugadora de un instituto estadounidense evitó que su equipo encajara el quinto gol en un partido de fútbol de una manera un tanto... extrema.
13.4.16

Sigue a VICE Sports en Facebook para descubrir qué hay más allá del juego:

Si vas perdiendo 4-1 y se está acabando el partido, te puede pasar por la cabeza escupir en la mano antes de saludar al rival, mearte en sus botellines de agua, poner a caldo al entrenador… o, por ejemplo, correr a toda velocidad para placar al delantero que se está acercando para marcarte el quinto gol de partido.

Eso es lo que hizo Cassie Sturtz, portera del Instituto estadounidense de Pine Forest, al ver que se podía llevar una manita para casa en un partido frente a Pinecrest. Sturtz encontró a su objetivo, la visualizó, empezó a correr y, desentendiéndose del esférico, la placó como si fuera una jugadora de la WNFL y su vida dependiera de ello. Le cayeron dos partidos de sanción, pero el objetivo ya estaba cumplido.

Inevitablemente, el episodio me ha recordado lo que ocurrió en las semifinales del Mudial de 1982 entre Francia y Alemania. En ese partido, Harald Schumacher, portero alemán, embistió al zaguero galo Patrick Battiston y evitó el gol del francés.

Siempre he creído que para ser portero de fútbol —como de hockey o de balonmano— hay que tener un carácter muy especial: debes estar tan loco como para salir con todo, sin miedo a las consecuencias… aunque a veces te toque llevarte a gente por delante. Mi consejo para Sturtz, de todos modos, es el mismo que le hubiese dado a Schumacher en 1982—si ya hubiera nacido, claro—: amigos, intentad al menos no asesinar al rival, que queda poco deportivo.