FYI.

This story is over 5 years old.

mlb

Los Chicago Cubs son una bestia en constante transformación

Los constantes cambios en la alineación de los Cubs han dado resultado en los primeros juegos de la temporada. ¿Suerte o genialidad?
16.4.16
Dennis Wierzbicki-USA TODAY Sports

Luego de una victoria rutinaria más de 8-1 para colocar a los Chicago Cubs 8-1 en lo que va del año, al manager Joe Maddon se le preguntó si sentía que lo que estaba haciendo era apretar una serie de botones que de alguna forma estaban funcionado. Maddon se molestó por la insinuación.

"Lo que me gusta hacer es sentarme antes de un juego y disputar el partido por adelantado", respondió Maddon. "Nunca subestimo a ningún equipo, jamás".

Publicidad

Pero lo que sí es claro es que Maddon ha estado jugando diferentes partidos en su cabeza. A pesar que los Cubs se encuentran en un racha temprano en la temporada, Maddon no ha estado cómodo, y la alineación que ves un día es seguro que no será la misma en el próximo encuentro.

Leer más: Trevor Story y el año del prospecto inesperado

Sin contar los cambios en el pitcheo, Chicago ha promediado 4.4 cambios en su orden al bate entre cada juego, y el orden al bate titular ha cambiado en todos los juegos. Los equipos apenas promedian 122 alineaciones diferentes en toda la temporada. Con nueve juegos en la campaña 2016, los Cubs ya suman 22.

"Hay muchas formas de construir una alineación", dijo Maddon durante el campamento de pretemporada. "Tienes que tratar de entender los componentes más importantes de ello. La gente habla de cuántas veces más un (buen) bateador puede pararse en el home durante la temporada. No todas las noches son iguales, y no todo emparejamiento de pitcheo es el mismo".

Los jardineros utilizados también han variado desenfrenadamente. Los Cubs han utilizado cuatro jardineros izquierdos diferentes, tres jardineros centrales diferentes, tres diferentes terceras base, y dos jardineros derechos diferentes. El jugador estrella de segundo año Kris Bryant ha jugado en tres posiciones diferentes, mientras que Jason Heyward y Matt Szczur en dos. Y eso que apenas estamos en los primeros nueve juegos de la temporada.

La falta de continuidad parece estar funcionando. Los Cubs poseen el mejor récord en el beisbol, y hasta el momento han ganado con autoridad. Tienen un ridículo diferencial de más de 43 carreras —19 más que el segundo lugar St. Louis— y han anotado más carreras por juego (7.1) que cualquier otro equipo en la liga. Dichas cifras puede que experimenten un retroceso en la media conforme vaya avanzando la temporada, pero ciertamente no es una mala posición.

El constante cambio de defensivas —lo que a veces requiere que los jugadores se intercambien dos veces durante los partidos— tampoco ha tenido un efecto negativo. Los Cubs están empatados en primer lugar en porcentaje de fildeo en las mayores, y son segundos en las estadísticas de eficiencia defensiva de Baseball Reference.

Publicidad

Sería erróneo asumir que los Cubs ganan porque siguen cambiando sus alineaciones; Maddon insiste que la constante combinación no es un destello de genialidad directiva. "Se trata de los jugadores", dijo. "Yo no tengo que ver en esto". Está en lo correcto: Maddon se ha dado el lujo de probar cuatro alineaciones diferentes para ver qué funciona, en gran parte porque su equipo es muy profundo.

Dicha profundidad incluso se extiende hasta los pitchers, ya que Jason Hammel logró dos carreras remolcadas y Jake Arrieta conectó un cuadrangular la semana pasada. "Contamos con pitchers atléticos que pueden hacer este tipo de cosas, así que no vamos a salir y conceder un out", dijo Maddon. Esto quiere decir que posiciona a los pitchers donde puedan ser más efectivos en contra de una combinación de pitcheo particular, y no necesariamente al final del orden.

La cara que pones cuando todo sale bien Maddon. Foto por Matt Marton-USA TODAY Sports

Otros equipos cambian equipos porque no pueden dar con lo que les funciona, o mantienen todo estable porque no quieren arruinar su éxito. Los Cubs saben que serán capaces de conectar con casi cualquier alineación que ocupen. Esto le permite a Maddon hacer exploraciones efectivas en el mercado durante la temporada. Otros equipos tienen que adivinar qué alineaciones serán más efectivas; los Cubs tiene tiempo para juguetear con ello en vivo.

Luego de arrollar a los Reds, a Maddon le recordaron la pésima actuación de los Cubs a la ofensiva frente a los New York Mets en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional, donde los Mets aplastaron a los Cubs cuatro juegos a cero. "Para mí, para nuestros jugadores, mis jugadores, sus jugadores, creo que estamos siendo proactivos", comentó. "Si regresamos a ese momento en particular, espero que podamos ser mejores".

Entre más información puedan recolectar los Cubs ahora que todo funciona, necesitarán menos esperanzas el resto de la temporada.