Melodías pop, actitud punk y suspiros de la década de los 90 llegan a México con Joyce Manor

Melodías pop, actitud punk y suspiros de la década de los 90 llegan a México con Joyce Manor

El cuarteto de emo y pop punk hace su debut en México este viernes 20 en Guadalajara y el sábado 21 en CDMX.
18.1.17

El año 2017 inició con tobi y ya se escucha que distintas bandas tocaran por algunas ciudades del país. Una de ellas, de las que más causaron emoción durante el último periodo del año pasado, cuando se anunció que visitarían México, son los chicos de Torrance, California llamados Joyce Manor.

Carcoma Records son los encargados de traer a uno de los mejores cuartetos de pop punk en la actualidad, como parte de su aniversario y como uno de los tours –y demás sorpresas– que vienen en el transcurso del año.

Barry, Matt, Chase y Jeff (su nuevo baterista) tocaran por primera vez en tierra azteca, trayendo en vivo algunos –o esperemos que todos– los temas incluidos en Cody (Epitaph Records), su más reciente álbum que apenas lanzaron a mediados del año pasado, y el cual fue producido por Rob Schnapf, quien en anteriores ocasiones llegó a trabajar con una de las bandas más representativas del pop punk en el mundo: Saves The Day.

El viernes 20 de enero llegarán a tocar al Foro Independencia de Guadalajara y el 21 harán lo mismo pero en el Caradura, ubicado en la colonia Condesa en CDMX. Joyce Manor es un proyecto que emociona demasiado a cientos de seguidores del tipo 'revival de los años noventa' que se fue gestando con diferentes grupos como Title Fight, Tigers Jaw, Basement o Modern Baseball. Tan sólo por dar algunos ejemplos, y cada quien demostrando su propio estilo.

Joyce Manor arrastra esa energía contagiosa de Jawbreaker (algunas veces suenan al 24 hour revenge therapy), la suavidad de Pavement o Weezer, o hasta en algunas ocasiones hacen imaginarnos que Heatmiser sigue existiendo y Elliott Smith está vivo, aun cuando se formaron en 2008 gracias a una botella de alcohol y al estacionamiento de Disneyland donde todo comenzó –como un dueto que hacían una especie de folk– sin quererlo ni desearlo.

Para los más de ocho años que tienen de trayectoria, su discografía es bastante completa. Esperemos que durante sus presentaciones podamos escuchar temas incluidos en sus Splits junto a Summer Vacation, Big Kids o Toys That Kill. Igualmente que toquen temas de sus álbumes de estudio: Self titled (6131 Records, 2011), Off all things I will son grown tired (Asian Man Records, 2012) y de Never hungover again (Epitaph Records, 2014), que fue uno de sus materiales mejor recibidos, con extraordinarias reseñas y el que finalmente hizo que muchas chicas y chicos les pusieran atención. No obstante, su Demo tape –manteniendo ese sonido folk con el que comenzaron– junto a Ew Gross y Constant headache , que se puede escuchar que los hicieron más con pasión que por profesión, mantienen con vida sus primeros años, cuando grabaron alrededor de 2009.

Joyce Manor me atrevería a decir que son el presente y futuro del pop punk en todo el sentido de la palabra, dejándolo ver en su actitud, las portadas de sus discos, sobre los temas que hablan (borracheras, problemas juveniles, relaciones amorosas, arrepentimiento, soledad, irreverencias, drogas y muchas cosas que duelen y se gozan al mismo tiempo). Por ello, estoy seguro que ambos conciertos serán divertidos, donde los recintos se llenaran de coros y gritos que brotan con sentimiento, acompañando esos temas –como "Bride", "These kind of ice skates", "Last you heard of me", "Falling in love again" o "In the army now"– que mantienen a uno de los estilos del punk más sinceros, y en cual casi siempre se piensa más con el corazón que con la cabeza.