FYI.

This story is over 5 years old.

Lo que tiene que saber sobre la ketamina

Un doctor nos explica qué es la ketamina, por qué la gente la usa en las fiestas y cómo reducir daños al consumirla.

Esta columna hace parte de la edición impresa de junio de VICE.

Ilustración por Adam Mignanelli.

Los médicos de las salas de urgencias usan ketamina todos los días para sedar a los pacientes que padecen algún dolor. Ese es el lado oficial del asunto. Pero la droga también se encuentra en pistas de baile de todo el mundo: miles de ravers la consumen para tambalearse hasta la madrugada. Como editora de THUMP, procuro siempre estar al tanto de lo que se meten los ravers. Esta vez contacté al doctor Andrew Monte, profesor asistente de medicina de urgencias y toxicología médica en la Universidad de Colorado, para que me enseñara más sobre la ketamina, sus efectos secundarios y cómo tomarla de manera responsable.

Publicidad

VICE: ¿Qué es la ketamina?

Es un calmante que deprime el sistema nervioso central. Sirve como anestesia general, así que los doctores y veterinarios la usan en cirugías.

¿Cuáles son algunos de los efectos psiquiátricos de la ketamina?

En una dosis baja, es un sedante. Al aumentar la dosis, se convierte en lo que llamamos una "anestesia disociativa"; es decir, hace que el sistema nervioso central casi se desconecte del cuerpo. Esto les permite a médicos y veterinarios procedimientos complicados sin que la persona o el animal sientan dolor.

¿Qué efectos secundarios tiene?

Hay tres grandes grupos de efectos colaterales. El primero comprende cualquier tipo de incidencia cardiovascular: puede ser un incremento en la frecuencia cardiaca o la presión sanguínea. El segundo es el efecto neuropsiquiátrico, un fenómeno que llamamos reacción de emergencia. Se refiere a cuando la persona se despierta en un estado de agitación e incomodidad, casi como si estuviera saliendo de un "mal viaje". Y el tercero, aunque es poco común, es mortal: el laringoespasmo.

¿Por qué la gente toma ketamina cuando sale de fiesta?

Si tomas la dosis correcta, entras en un estado en el que alucinas y sientes que se te duermen los brazos y las piernas. Cuando se dosifica a la perfección —cosa que es muy difícil de hacer—, la ketamina puede producir una sensación muy placentera. Pero dosifi car es la parte complicada. Muy poca, y no sientes ningún efecto. Un poco más y entras en el "agujero K"; se convierte en anestesia disociativa y luego no te acuerdas de nada. Sólo un poquito más, y puedes quedar en coma.

Publicidad

¿Es seguro consumirla?

En un hospital, en circunstancias controladas. Cuando se toma ketamina con fines recreativos, ¿cómo se puede estar lo más a salvo posible?

Primero, debes consumirla con alguien en quien confíes, alguien que pueda ayudarte si te metes en problemas. Por ejemplo, si terminas con un laringoespasmo, tienes que estar con alguien que esté dispuesto a darte respiración boca a boca.

Debes tener en cuenta que cuando la persona consume la droga estando alterada y agitada existe un mayor riesgo de que experimente una reacción negativa. Y lo más importante de todo es fijarse bien, porque muchas veces se cree que se está consumiendo ketamina, pero en la gran mayoría de casos —diría que 90 % de las veces— no es así.

***

Sigue a THUMP Colombia en su nuevo perfil de Facebook