FYI.

This story is over 5 years old.

la barra

Stephen Curry: ¿Una simple moda o el camino de una leyenda?

Las comparaciones son odiosas, pero en este caso, es imposible no relacionar a Curry con LeBron y de paso con Jordan.
6.3.16
Foto: Ezra Shaw / Getty Images

Por @daniel_san_

Wardell Stephen Curry II empezó su carrera profesional en el 2009. Desde entonces los colores que ha defendido es con los de Golden State, equipo al que llegó luego de ser reclutado en la séptima ronda del Draft proveniente de los Davidson Wildcats de Carolina del Norte. A partir de ese momento, su trayectoria ha ido en ascenso.

En su rookie year, promedió 17. 5 puntos, 5.9 asistencias y 1.9 robos por partido, números que lo llevaron a terminar segundo en las votaciones de mejor novato del año. A pesar de sufrir una lesión en 2011, que lo marginó de la duela por gran parte de la temporada, su carrera siguió hacia adelante. En 2013, llegaría al NBA All Star Game, y desde entonces es un invitado constante. En la 2014-15, se consolidó su gran nivel llevándose el premio al Más Valioso de la temporada y de paso, campeón de la NBA.

En la presente campaña, sus números y récords son avasalladores. Promedia 30.7 puntos, 6.6 asistencias, 2.1 robos y 5.1 triples por partido. Curry atraviesa su mejor momento. Durante la campaña ya empató récord de Kyle Korver de más partidos consecutivos anotando triples con 127. Curry acumula tres juegos anotando más de 50 puntos y manteniéndose en la duela menos de 36 minutos, esto no sucedía desde que Lebron James y Dwayne Wade lo lograran en el 2009.

La temporada pasada 'Steph' batió el récord de más triples en una temporada con 286. En la actual campaña, Curry superó su propio record en apenas 55 partidos anotando 288 triples. También acumula tres partidos anotando más de 10 triples. Ray Allen, máximo anotador de triples de la NBA, sólo consiguió hacerlo en una ocasión.

El gran momento que atraviesa 'el chef', nos permite ponerlo junto a jugadores del calibre de 'el Rey' Lebron James y 'Su majestad' Michael Jordan. Aún es temprano para comparar su palmarés o sus logros profesionales, ya que tanto James como Jordan cuentan con dos y seis campeonatos de la NBA, y cuatro y cinco veces MVP de la temporada respectivamente. Si hay algo claro es que los números de Curry confirman que no es una moda y aunque le queda mucho por dar, su mantiene el nivel que ha mostrado asegura un lugar en el pedestal que eleva a las leyendas del deporte ráfaga.