FYI.

This story is over 5 years old.

del bat al fut

En tierra de beisbol, Mariano Díaz puede acercar a la isla al futbol

En las calles de la República Dominicana solo se habla de beisbol. El buen pelotero se exporta como el cacao o la caña, pero en esta ocasión, el futbol puede cambiar la percepción.
Foto: Real Madrid.com

Caminando por las calles de Santo Domingo puedes apreciar la gran pasión deportiva de una isla que subsiste gracias al turismo, a la producción del cacao, de caña de azúcar y trigo. Ahí, jóvenes de todas las edades caminan con jerseys de beisbol, gorra, pelota y bat en mano.

El sueldo promedio de un dominicano oscila entre los 200 y 250 dólares por mes, así que si una persona quiere hacerse rica tiene dos opciones: dedicarse a intentar ser famoso siendo beisbolista y dando el brinco a los Estados Unidos, o dedicándose al narcotráfico pues las islas y playas dominicanas han servido en los últimos años como punto de encuentro de los carteles colombianos y mexicanos.

Publicidad

La gente en Santo Domingo solo habla en estos tiempos del beisbol. La MLB lo es todo para ellos, la Serie Mundial es el evento del año y sus peloteros son sus grandes héroes. ¿Otro deporte además del beisbol? Parece poco probable.

Foto: Real Madrid.com

En los últimos meses, un personaje ha salido a escena, brillando lejos del beisbol, y acercándose al futbol, un deporte que gusta y que se practica, pero que no es prioridad para los dominicanos. Su nombre es Mariano Díaz Mejía, futbolista que poco a poco se ha convertido en una de las grandes estrellas del Real Madrid Castilla, el cual es dirigido por el francés Zinedine Zidane.

El futbolista cuenta con la nacionalidad española gracias a su padre y dominicana por su madre. Nacido en la ciudad de Badalona en el año de 1992, actualmente es el delantero más letal del cuadro blanco y de toda la 2da. B, división donde se encuentra en este instante el equipo.

Su caso podría ser similar al de dos beisbolistas de gran cartel que no nacieron en la República, pero que son relacionados al país por la sangre que corre por sus venas. Alex Rodríguez, nacido en Nueva York pero con ascendencia (y pasaporte) dominicano gracias a su padre, y a Moisés Alou, quien nació en Atlanta, pero que también es hijo de dominicano, el gran Felipe Alou, considerado el mejor manager en la historia de la isla.

Mariano, como se le conoce, pudo defender la casaca de España, sin embargo, tomó la decisión de representar a la República Dominicana con quien ya fue eliminado de toda posibilidad de jugar el Mundial de Rusia 2018. El jugador cuenta ya con ofertas de tres equipos de Primera División de España y está latente la posibilidad que en algún momento pudiera subir al primer equipo del Real Madrid. Eso, dicho con todo respeto, es más fácil a que en algún instante pudiera alcanzar una clasificación a un Mundial con su país. Fue en el mes de junio cuando quedaron eliminados con global de 5-1 por la selección de Belice en la eliminatoria de la CONCACAF.

Publicidad

En la República Dominicana nadie conoce su nombre. A lado de Johnny Cueto, Yordano Ventura o Edinson Vólquez, pitchers abridores de los Kansas City Royals, Mariano Díaz es un completo desconocido. Pero siempre, un hombre y un nombre, pueden cambiar la historia abriendo puertas para que más niños deseen copiarle y en un futuro, cambiar la pelota caliente por la de gajos.

El día de hoy, la República Dominicana se encuentra en el puesto 119 de la FIFA y es la selección número 19 de la CONCACAF, una de las regiones más pobres futbolísticamente hablando del mundo, y cuyos mejores equipos pertenecen a Norte y Centroamérica, dejando en el Caribe como grandes representantes a Trinidad y Tobago así como Jamaica.

El nombre de Mariano Díaz podría sumarse a la corta lista de jugadores caribeños que han brillado a nivel mundial. La lista no la podrìa encabezar nadie más que el trinitario Dwight Yorke, gran figura en los 90 con el Manchester United. En segundo puesto, el jamaiquino Deon Burton, estrella de su país en el Mundial de Francia 1998. El atacante del Real Madrid Castilla podría ser unos años más, un dignísimo representante del balompié dominicano y de la región, por lo pronto, hoy tiene un gol en su historial defendiendo la casaca del país isleño, tanto que le marcó a Haití, vecino y gran rival de la República Dominicana.

Mariano es, con siete goles lidera con Dalmau, futbolista del Espanyol B, toda la categoría. En total acumula 18 tantos con la casaca blanca del filial.

Publicidad

Como buen futbolista caribeño, se destaca por su gran zancada y potencia física, pero con la técnica con la que no muchas veces gozan los jugadores de esa región. Su buen juego aéreo lo ha hecho beneficiarse del talento de dos hombres llamados a estar en poco tiempo en el primer equipo del Real Madrid: Martin Odegaard y Enzo Zidane, hijo de Zinedine.

A Mariano Díaz en poco tiempo se le vencerá el contrato con el Real Madrid Castilla. De hecho, si el cuadro blanco no lo ata en estos meses, el dominicano casaca número '9' podrá sentarse a negociar con los clubes que guste, y ahí, ya hay equipos de Primera muy interesados en fichar al delantero de 23 años de edad.

Si el Real Madrid lo contempla y lo asciende de la fábrica al primer equipo, podrá hacer pareja junto a otro futbolista de la CONCACAF que actualmente brilla con el club, el costarricense Keylor Navas.

Así, Mariano Díaz tiene mucho por trabajar y mucho por lograr. Su nombre puede consagrarse como una estrella del deporte de la República Dominicana, y pese que aún está a años de luz de conseguir lo que peloteros como Juan Marichal, Sammy Sosa, Pedro Martínez o Robinson Cano, el futbolista podría hacer lo que prácticamente ha logrado: que un dominicano concentre toda su atención en el futbol por al menos 90 minutos, en lugar de nueve entradas de un juego de beisbol.