canasta básica

Tim Duncan se da cuenta que tiene brazos

Uno de los mejores videos de Tim Duncan ni siquiera lo presenta haciendo una jugada, y por eso es tan especial.
15.7.16
Foto por Brendan Maloney, USA TODAY Sports

Se nos va Tim. El mejor 4 de la historia deja el juego después de 19 temporadas, cinco títulos, dos premios de MVP y cerca de tres millones de puntos anotados usando la tabla. Todos los que lo vimos jugar sabemos que nunca fue ese jugador explosivo que hacía cosas que nos dejaba preguntándonos, "¿cómo carajos hizo eso?". No era un Vince Carter, Tracy McGrady o Steve Nash. Mucho menos era un Allen Iverson o Latrell Sprewell en términos de controversias dentro y fuera de la cancha. Tim no era eso, era alguien que venía a jugar, a ser efectivo y formar parte de una maquinaría perfecta llamada Spurs de San Antonio.

Leer más: La otra cara de Tim Duncan

Nunca buscó los aplausos del público, siempre buscó la victoria. Siempre buscó ser el mejor en su propio juego aunque éste fuera tan aburrido como ver una partida de ajedrez en la tele y tuviera menos expresiones que un robot jugando póker.

Inclusive si buscan las 10 mejores jugadas de su carrera en Internet, verán un top die< muy aburrido y hasta un tanto mediocre. Y es que no hay una jugada que lo defina, no tiene un .04 como Derek Fisher, no tiene un foul y cuenta de tres como Larry Johnson o un tapón como LeBron. No, Timmy tiene una carrera que lo define y es una de las más legendarias de la historia.

Es por eso que no es fácil encontrar momentos de Duncan que no reflejen esto. Hay muy pocas ocasiones en las que bajó la guardia y soltó una carcajada, le jugó una broma a alguno de sus compañeros o fue víctima de una y lo tomó mostrando una sonrisa en la cara como aquí.

Bellísimo.

Justo el que existan tan pocos momentos como éste hace que encontrar uno sea tan gratificante. Es como un unicornio, como encontrar una revista porno en el cuarto de tu abuelo que pensabas que era un tipo súper estricto o enterarte que tu mamá alguna vez quemó un brasier. Y es justo eso lo que sentí cuando vi el siguiente video.

El título de la pieza que acaban de ver es "Tim Duncan realizing he has arms" y creo que es una genialidad. Alguien capturó ese momento y tuvo la brillantez para ponerle ese título. Básicamente, alguien hizo La Bola en la Ingle con un video de Duncan secándose. ¿Por qué lo amo tanto? Porque es perfecto. Es Duncan buscando algo, no sabemos qué, no sabemos la razón. Se seca con la toalla y voltea a ver sus brazos tal vez buscando una cortada, un rasguño o más sudor y lo hace con tal determinación que todo indica que los está viendo por primera vez.

Vean sus ojos, sus gestos, sus movimientos, la importancia del momento. Cómo se nota que en serio se acaba de dar cuenta que tiene dos extremidades pegadas al torso. Se le ve pensando, "¿qué son estas cosas y qué hacen aquí?". Repito, me parece perfecto. Es mostrar a uno de los jugadores más serios e inexpresivos que hemos visto en un momento totalmente inesperado y convertirlo en un genio de la comedia con un simple título. Es un hermano Marx de la NBA, un Chaplin del Álamo, el Les Luthiers oriundo de las Islas Vírgenes, es Timothy "The Big Fundamental" Duncan.