Conoce la nueva forma de romper récords jugando al Tetris

Una nueva técnica llamada ‘rolling’ está arrasando con los antiguos récords de "Tetris" en su versión para la NES.
LC
traducido por Laura Castro
7.6.21
Rolling en acción

Tetris ha dominado las manos y las mentes de los jugadores durante más de 30 años. Fue lanzado por primera vez en Estados Unidos en 1989 y desde entonces, ha experimentado constantes iteraciones, adaptaciones y evoluciones. La versión clásica de Tetris para la NES todavía domina la escena competitiva oficial del juego, pero los jugadores siguen encontrando formas de ser mejores y más rápidos. A últimas fechas, un joven jugador pasó el último año perfeccionando una nueva técnica llamada “rolling”. Es esencialmente una nueva forma de sostener el controlador de la NES y presionar sus botones. Esta nueva técnica lo ha ayudado a establecer nuevos récords mundiales y redefinir qué tan altos pueden ser los puntajes.

Publicidad

Tetris es un juego hermoso porque es simple. El juego despliega aleatoriamente alguno de los siete diferentes tipos de bloques con los que cuenta. El bloque cae lentamente y los jugadores obtienen puntos uniendo los bloques para formar líneas. Cuantas más líneas formen, mayor será el total de puntos. A medida que los bloques descienden, los jugadores tienen control limitado de su velocidad de descenso, así como del lugar y la dirección en los que caerán a lo largo de la línea.

Los jugadores profesionales de Tetris que compiten en el Classic Tetris World Championship (CTWC) han desarrollado dos técnicas para acelerar el descenso de los bloques al tiempo que mantienen cierto nivel de control. La primera se llama Cambio automático retrasado o DAS, por sus sigla en inglés. La mecánica detrás de cómo funciona DAS es complicada, pero básicamente un jugador usa un dedo para presionar la cruceta direccional y otro para girar la pieza y así hacer caer el bloque a la izquierda o derecha de la pantalla. La mayoría de los jugadores al hacer caer un bloque experimentarán un ligero retraso en la animación, el cual evita que el bloque caiga a toda velocidad. Los jugadores que emplean la técnica DAS, la han perfeccionado para que les permita saltarse este retraso en la animación.

El YouTuber aGameCScout cubre el mundo de Tetris en su canal y tiene un muy buen análisis de las técnicas avanzadas para jugar Tetris en su video más reciente.

DAS es una gran técnica de nivel superior, pero la computadora limita a los jugadores en cuanto a la rapidez con la que pueden mover el bloque. La técnica “hypertapping” es más nueva y permite a los jugadores mover los bloques mucho más rápido que con la DAS, cuando logran dominar algunas formas de agarre bastante extrañas. Un jugador que usa la técnica del hypertapping simplemente presiona los extremos de la cruceta lo más rápido posible, usando cuatros dedos, para mover el bloque por la pantalla.

Es más difícil de lo que parece. El Tetris clásico se juega con un controlador de la consola NES de la vieja escuela, un ladrillo gris que se hunde torpemente en tus palmas si lo sostienes como un controlador normal. Para evitar esto, los jugadores han desarrollado una serie de agarres extraños que les permiten sostener el controlador cómodamente mientras aprietan los botones lo más rápido posible.

La técnica del rolling es una variación de la del hypertapping en la que un jugador tamborilea la parte inferior del controlador con varios dedos. A veces se la llama “flyheccing” porque es similar a una técnica creada por Héctor "Fy" Rodríguez para las cabinas arcade. Un pulgar o un dedo se cierne sobre la cruceta y el tamborileo de los dedos en la parte inferior del controlador hace que la cruceta se presione una y otra vez contra el dedo. La vibración del tamborileo de los dedos da paso a velocidades superiores que las alcanzadas con el hypertapping.

El jugador Cheez fue el pionero en esta técnica para Tetris y la ha utilizado para lograr increíbles récords mundiales. Cheez es el primer jugador en alcanzar un puntaje de 1.3 millones de puntos, jugar mucho más allá del punto en que la mayoría de los juegos fracasan y ganar torneos usando la técnica del rolling.