Dron captura el interior de un huracán en el mar

Advertencia: el video puede provocar mareo.
DS
traducido por Daniela Silva
imágenes, video de huracán, desastres naturales, tecnología, drones, NOAA, Sail
Foto: Saildrone 

Un dron grabó lo que podrían ser las imágenes más nauseabundas del mar jamás registradas: el interior de un huracán categoría 4. Si eres propenso a marearte, te recomendamos que no veas el siguiente video:

Las imágenes fueron captadas por el Saildrone Explorer SD 1045, que estaba allí como parte de una asociación conjunta entre la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) y la compañía Saildrone.

Publicidad

El comunicado de prensa dice que es "el primer video grabado por un vehículo de superficie no tripulado (USV, por sus siglas en inglés) desde el interior de un gran huracán". Richard Jenkins, fundador y CEO de Saildrone, le explicó a Motherboard que lo inaudito de este caso no solo es que fue grabado por un dron, sino que también fue tomado en el ojo del huracán, es decir, la parte más poderosa de la tormenta. "Si bien pueden haber algunas imágenes de barcos que estaban 'cerca' del huracán, no tenemos conocimiento de ninguna otra imagen tomada desde el corazón del huracán en la superficie del océano", le dijo Jenkins a Motherboard.

La NOAA y Saildrone han estado colaborando desde 2014 en el desarrollo de "más de 13 sensores diferentes" para la investigación científica, dijo la directora de asuntos públicos de la NOAA, Monica Allen. A lo largo de los años, los sensores han sido probados en el Ártico, el Pacífico tropical y la Antártida, donde Allen dijo que un Saildrone "recorrió la Antártida durante el invierno en el Océano Austral y en fuertes tormentas". Fue allí donde recolectó por primera vez mediciones de dióxido de carbono en el Océano Austral a pesar de chocar contra un iceberg.

Los icebergs son una cosa, pero los huracanes son otra muy distinta. Jenkins dijo que un Saildrone normal puede funcionar con vientos de hasta 45 nudos (80 kilómetros por hora), muy lejos de la velocidad de 240 kilómetros por hora que alcanzan los huracanes oceánicos. Lo lograron haciendo la vela más pequeña pero mucho más fuerte, reforzando el casco y reconfigurando la abertura.

La NOAA espera utilizar los datos recopilados para tener una mejor comprensión de la "física de los huracanes", dijo el Dr. Gregory Folks de la NOAA. El objetivo final es mejorar los modelos de pronóstico y predecir mejor cuándo y cómo se intensifican los huracanes, con el fin de "salvar vidas y propiedades".

Desafortunadamente, los Saildrones también trabajan como policías. Su próxima misión es ir al Atlántico Norte "para construir y expandir nuestra investigación de años anteriores", dijo Meinig. Pero estos drones también se están preparando para mapear las profundidades del océano y para "vigilar las áreas protegidas por la policía" de la pesca ilegal. La NOAA no participa en este esfuerzo.

Corrección: este artículo fue actualizado para aclarar la relación entre Saildrone y la vigilancia de las áreas protegidas.