Quantcast
Sado y bondage: un 'amo' nos quita el miedo a practicarlos

Amo Dhanko acaba de publicar un libro donde habla sobre cómo iniciarse en esta disciplina sexual y, de paso, desmonta algunos mitos. No es su nombre real, pero así se le conoce en el mundo del BDSM.

Amo Dhanko

"Nací en Badalona hace 53 años, Juanjo es mi nombre real. Dhanko es el nombre por el que se me conoce dentro del BDSM. Me considero un hombre maduro con los pies en la tierra, realista y práctico pero con una mentalidad creadora y artista, de espíritu libre y soñador...". Dhanko también tiene dieciocho películas de temática sexual (cuatro de ellas sobre BDSM) y escribe libros, por eso nos hemos puesto en contacto con él, porque acaba de publicar Detrás de las sombras.

Su libro es una iniciación a las prácticas BDSM, que es a lo que se dedica habitualmente en sus sesiones. "La mayoría de las sesiones que realizo son de iniciación, básicamente con personas que quieren vivir el BDSM con total seguridad. Hoy tengo la gran suerte de contar con confianza y realmente no es fácil, porque ponerse en manos de una persona a la que solamente conocen virtualmente es complicado. Me he ido ganando la confianza por mi trayectoria profesional y transparencia a la hora de darme a conocer. Cuando repiten es cuando pueden dejarse ir y entonces es cuando me piden vivir cosas que puedan ir un poquito más allá". Vamos a ver cómo son las sesiones de Amo Dhanko.

VICE: ¿Qué es lo más raro que te han pedido?

Amo Dhanko: Recuerdo a una chica que me llamó y me pidió si podía hacerle un masaje BDSM, me quedé a cuadros (risas), pero finalmente le dije que sí. Me encanta el tema masajes. Mi mujer, con quien los practico, me dice que soy muy bueno. Seguí el mismo protocolo de una sesión inicialmente, toma de contacto con un café, realizar el playlist y hacer que se sintiera tranquila. Después de esa toma de contacto nos pusimos manos a la obra. Debo decir que fue realmente fantástico por ambas partes, yo me lo pasé genial y la receptora ni te cuento. Como ves, el BDSM puede realizarse y disfrutarse incluso llamándole masaje. La mayoría de las personas desconocen que el BDSM se puede practicar tomando un café, difícil de entender sí, pero puedes jugar sin tocarte si lo deseas, si los roles se ejecutan correctamente. Lo importante, como para muchas cosas de la vida, es la imaginación, la ilusión y las ganas de jugar y disfrutar de lo que haces.

Tengo una compañera de trabajo que dice que nunca se ha planteado el BDSM. ¿Cómo la convencerías para iniciarse?

Lo primero que le recomendaría es leer mi libro (risas). No, hablando en serio, la mejor forma de convencer es sin duda probar y probarlo como un juego. ¿Quién no ha dado unos cachetes haciendo el amor o ha jugado a hoy mandas tu y mañana mando yo? Esa es su simplicidad. Perder el miedo es importante. El BDSM no es solo dolor, y una cosa importante es que cada uno juega como quiere, el límite lo pone uno mismo y eso debe ser respetado siempre y en todo momento por la pareja de juego.

¿Por dónde aconsejas empezar? Danos un consejo para novatos.

Consejo solamente puedo dar uno: avanzar juntos, siempre hablando de una pareja. Cuando una pareja se interesa por este tipo de prácticas yo siempre recomiendo ir con mucha calma, como si fuera la primera vez que haces el amor. Se debe hablar mucho y conocer muy bien los límites de cada uno y sobre eso ir probando, experimentando e ir al mismo ritmo. Lo importante es sinceridad absoluta y no tener ningún tipo de miedo a simplemente jugar y probar.

¿Y tú cómo llegaste a este mundo?

Yo empecé... ¡bufff! En el siglo pasado (risas). Quien me introdujo fue un personaje muy peculiar, un locutor de radio muy relacionado con el mundo BDSM de Madrid. Con él descubrí el BDSM más purista y a partir de ahí he ido haciéndolo a mí hasta amoldarlo a lo que soy, lo que quiero y lo que me gusta. Sí que es cierto que desde mi juventud siempre había en mí algo que hacía que mis relaciones sexuales me supieran a poco y con los años me di cuenta que aquello que faltaba en mi vida tenía un nombre.

¿Dónde está el límite entre el placer y el daño?

No podemos llamar daño a algo que va ligado al placer, sino dolor. Cada cual tiene su umbral de dolor y si se traspasa sí podemos considerarlo daño pero esa palabra la eliminaría del vocabulario si hablamos de BDSM. El BDSM bien jugado es muy amplio y si se siguen una serie de consejos que nos ayudan a establecer perfectamente nuestros limites te aseguro que la palabra 'daño' queda fuera de contexto.

¿Por qué engancha el BDSM?

Por un lado la concepción de BDSM de por sí nos aporta equilibrio emocional y psíquico a quienes lo practicamos. Yo siempre digo que en nuestro interior existe un yin y yang y el BDSM nos completa y equilibra. Es un error muy común tachar de sádicos o emocionalmente inestables a quienes lo practicamos. Si tuviera que resumirte por qué me ha enganchado a mí, te diría que simplemente porque me siento completo. Supongo que con este tipo de pregunta esperabas oír que el dolor aplicado a la parte sumisa me aporta placer, pero aunque así es (y siempre bajo el consenso de lo que ella me permite) no es ni mucho menos la principal causa de mi enganche.

¿La gente que practica el BDSM puede volver a tener relaciones sexuales sin dolor?

Por supuesto que sí. Es muy común pensar que el BDSM lo cambia todo, y no es así. Yo puedo realizar una sesión BDSM con mi pareja de juegos y terminar haciendo el amor de la forma más dulce que puedas imaginar. Es muy importante que los lectores que nunca han jugado tengan claro que es un simple juego con un principio y un fin y que ese fin puede ser el que quieras.

Esa luz de la que hablas, que surge durante la práctica, ¿de dónde sale?

Sale simplemente de sentirte pletórico, pero en mi esencia interior. Te podría poner montones de ejemplos de chicas que han acudido a mis sesiones o talleres y que cuando se han marchado han salido completamente renovadas y con una luz increíble en sus miradas. Cuando tu interior se siente completo te aseguro que todo brilla con luz propia.

¿Hay límite de edad?

Ninguna, lógicamente debo hacer hincapié en que la mejor edad para la práctica es la madurez, una vez que has vivido tu sexualidad plenamente, entonces es cuando el BDSM puede aportarte lo que el sexo convencional deje de aportar. Tengo amigos que rozan los setenta años y viven el BDSM en plenitud aunque con sus limitaciones, claro.

Cuéntanos sobre tu libro, no tiene mucho que ver con 50 sombras de Grey, ¿verdad?

Cierto, nada que ver. 50 sombras de Grey es ante todo una novela donde los personajes son irreales y en muchos factores surrealistas. Pero no quiero criticarla porque no sería justo ya que millones de personas han leído los tres libros y si se han vendido tantos millones de copias por algo será. Mi libro lo escribí hace tres años para ayudar a las personas que querían conocer el BDSM real y natural, por una pareja normal y corriente y su forma de sentir y vivir BDSM.

¿Cuál era tu objetivo al escribirlo? ¿En qué tipo de lectores estabas pensando?

Mi libro está pensado fundamentalmente para ayudar a entender el BDSM, a desmitificar lo que desde fuera se puede ver y simplificarlo al máximo. Mi intención es que cualquier persona que se vea atraída por este tipo de juego pueda empezar a practicarlo sin ningún miedo y de forma correcta. Por ello está dividido en tres capítulos, el primero nos descubre desde el significado de las cuatro letras hasta la simbología para el juego, como puede ser el collar o el triskel. El segundo importantísimo está en cómo jugar con tu pareja, paso a paso, de forma sencilla y sin que nos de miedo alguno. Y el tercero son vivencias personales que ayudan a cualquiera que las lea o entender cómo se juega en pareja, lógicamente marcando cada pareja sus limites y limitaciones.

Diriges una revista de BDSM, nos resulta curioso, ¿qué tipo de contenidos publicáis?

'Juegos BDSM' como revista nació exclusivamente para reflejar las vivencias de una pareja que practica este juego. Incluíamos siempre alguna vivencia de alguna pareja más, nuestros talleres, anunciábamos eventos, pero muy enfocados a nuestro modo de ver y de practicar. Poco a poco dio cabida a Dominas, artículos de opinión, locales, fabricantes de mobiliario BeDeSeMero y hoy ya es realmente muy reconocida entre la gente que se ha ido acercando al BDSM. Es cierto que es una revista para personas que se inician. Los expertos lógicamente no encuentran en ella cosas de su interés, pero el nicho de seguidores que buscábamos lo hemos conseguido plenamente.

Dinos un falso mito que se caiga por su propio peso.

Te diré dos, el primero lo hablábamos anteriormente y es el tema del 'daño'. Es falso que un BDSM bien jugado lo produzca, dolor probablemente y si se desea sí, daño nunca. Quizá sea mi concepción de palabras. Y el segundo y también abordado es que para practicar este tipo de sexualidad hay que ser una persona muy equilibrada, todo lo que se puede ser...

¿Se puede practicar el BDSM de forma casera, o es mejor comenzar con profesionales?

Mi consejo es que intentes jugar con tu pareja, no hay mejor BDSM que el realizado junto a la persona que amas, pero eso en muchos casos es imposible. Cuando con la pareja no se puede vivir el BDSM recomiendo empezar con un/a profesional. Pero ¡ojo! Cuidado con el profesional ya que hoy en día hay surgido como champiñones y hay que buscar mucho y muy bien. Lo dicho, recomiendo el BDSM casero siempre que pueda ser con la pareja de vida.