FYI.

This story is over 5 years old.

Noticias

Blanca Miró dibuja las noticias

Tres noticias sobre sexo y ejercicio dibujadas por Blanca Miró.
23.1.12

Cada par de semanas nuestra amiga Blanca Miró interpreta a través del arte las historias de aquellas noticias que le han llamado la atención. Esta semana ha escogido historias sobre sexo y ejercicio. Temas vagamente relacionados, supongo.

No pasa nada si inyectas hormonas a ratones gordos si es para que todos podamos ser vagos.

Experimentos con la hormona Irisin han mostrado un declive en los casos de obesidad y diabetes entre ratas de laboratorio. Aparentemente imita los resultados de hacer ejercicio, y esta es una muy buena noticia para todos vosotros, que coméis en macdonald’s dos veces a la semana sólo porque es irónico y de algún modo pensáis que masturbarse es un poco como ‘ir a correr’.

A la prensa sensacionalista británica se le hace la boca agua sólo con pensar en una mujer con dos vaginas.

Hace un par de semanas, una mujer de 27 años de High Wycombe, Inglaterra, salió por televisión para explicar su condición especial. Además de tener dos vaginas, también tiene dos cervices y úteros, y ha tenido que perder la virginidad dos veces por sus dos hímenes. Curiosamente no hay mención de si tiene 2 clítoris o no. Después de su debut en la televisión, le ofrecieron un contrato de 1 millón de dólares para ser la estrella de una película porno, que rápidamente rechazó.

Como en ellos es costumbre, los de The Sun dejaron claro dónde está el interés en esta historia al etiquetar a Hazel como la ‘rubia guapa que disfruta yendo a clubs de sexo’.

El chiste más viejo de internet se hizo realidad en Pontevedra.

No sé lo que me gusta más de esta historia, si el chiste en sí (que, para que lo sepáis, fue un invento del colaborador de Seinfeld Barry Marder y ha estado dando vueltas por internet desde entonces) o el hecho de que, según La Voz de Galicia, que sacó la historia, esto realmente haya pasado. Cuando escribimos al autor de la historia, Alfredo López, nos contestó diciendo que “la información publicada es totalmente cierta. De hecho, cuando me lo contaron tuve serias dudas de su veracidad, pero fue confirmada por dos de mis fuentes en comisaría”.No deberíamos haber dudado del rigor del periodismo de provincias