"Hay buenas películas hoy en día, pero están hechas para la élite": Mario Almada
Actualidad

"Hay buenas películas hoy en día, pero están hechas para la élite": Mario Almada

El mayor representante de la industria del narcocine, el actor y productor Mario Almada, nos da su punto de vista sobre las películas en las que actuó y sobre el cine contemporáneo.
6.10.16

Fotograma de "Dos carteles", protagonizada por Mario Almada.

Desde hace más de 40 años, una enorme industria de películas serie B ha producido filmes de muy bajo presupuesto sobre traficantes de drogas, policías malvados, políticos corruptos, camionetas y prostitutas, dirigidas principalmente a la clase obrera en México y a los millones de connacionales que viven en Estados Unidos. En México, esta industria se llama "videohome" debido a que las películas van directamente a video, sin pasar por las pantallas de los cines. Entre todo este repertorio de filmes podemos encontrar títulos como Sinaloa, tierra de hombres; Un hombre violento; El escuadrón de la muerte; Su precio… unos dólares; Coca Inc.; Armas, robo y muerte; y Asalto en Tijuana.

Esta industria es mal vista por los mexicanos de clase media y alta, y muchas personas que tratamos de entrevistar se sintieron ofendidas por el hecho de que estuviéramos interesados en el narcocine. Una película como El Chrysler 300 vendió miles de DVD en 2008, pero muchas personas en los modernos barrios de la Ciudad de México nunca han oído hablar de ella a pesar de que fue reproducida en la mayoría de las televisiones de los barrios populares. La realidad es que los videohomes son un reflejo mucho más verdadero de los gustos mexicanos que el tipo de proyectos que hacen que los franceses orinen champaña en sus pantalones en Cannes.

Publicidad

Estas películas de acción de bajo presupuesto con frecuencia se basan en las historias violentas de los periódicos locales. Pueden escribirse, producirse y lanzarse pocas semanas después de la publicación de las historias. A menudo también provienen de los mitos y leyendas sobre los cárteles de la poderosa región del noroeste de México y de las historias sobre mexicanos que cruzan la frontera. Además, un hecho curioso es que un gran cantidad de películas del narcocine giran en torno a los coches o camionetas. En cualquier tienda donde haya videohomes podrás encontrar fácilmente películas como La Hummer negra, La Ram blanca, La Durango roja, y dos de los clásicos más famosos del género, La camioneta gris y La banda del carro rojo.


Relacionados: Torturadas por la guerra contra el narco


Hoy en día, la guerra de los narcos está fuera de control en México. Los cárteles se enfrentan al gobierno, el gobierno lucha contra los cárteles, y éstos se pelean entre sí, dando pie a matanzas brutales que ocurren con mucha frecuencia. Entre todo este caos, un grupo de realizadores ha conseguido traspasar toda esta situación al cine con una rapidez sin precedentes.

Por este motivo hablamos con una de las estrellas más grandes de este género en México, Mario Almada.

Foto de Abelardo Martín.

Si hay una persona que representa esta industria, es Mario Almada, una especie de John Wayne mexicano; una leyenda total. Durante un tiempo, el icónico actor mantuvo el récord Guinness por la mayor cantidad de apariciones en largometrajes.

VICE: ¿Cuántas películas ha hecho?
Mario Almada: He protagonizado más de 300 películas rodadas en 35 mm, contando sólo los filmes capturados en celuloide. No estoy contando los videohomes. Probablemente he actuado en más de mil.

Publicidad

Por eso ganaste el récord Guinness.
Eso es lo que me han dicho, pero nunca lo he visto.

¿Cuál es la diferencia entre trabajar en 35 mm y en los videohomes?
Es muy diferente. Las grandes películas se filman a lo largo de meses y los videos se hacen en seis días. Es por eso que he conseguido actuar en tantas películas.

¿Usualmente interpretas al bueno o al malo?
Por lo general soy el héroe: un vengador, un policía, un sargento, un sheriff. He interpretado sacerdotes y muchos otros personajes. A excepción de un tipo gay. Eso no. Si interpretara ese papel, ni siquiera sería creíble. Mis personajes siempre luchan contra la violencia y contra los traficantes de droga. Siempre. La única vez que actué como un traficante fue en La banda del carro rojo.

¿Quién ve tus películas?
Sobre todo las personas de clase obrera, pero muy a menudo me encuentro con mujeres de barrios bastante ricos de Lomas de Chapultepec y me dicen "señor Almada, vi una de sus películas en la televisión anoche. Son geniales. Por favor, sígalas haciendo". Pero el público principal es la clase obrera en México, Estados Unidos y América Central y del Sur.

¿Es cierto que muchas de estas películas se filman en Estados Unidos?
Grabamos muchas buenas películas en Brownsville, Texas. Hicimos La Banda del carro rojo entre Brownsville y Matamoros, México.

¿Se debe a que millones de mexicanos que viven en Estados Unidos son el mercado para tus películas?
La gente que vive allí disfruta realmente de las canciones mexicanas, pero también les gustan las historias sobre la frontera, los inmigrantes ilegales y el tráfico de drogas. Películas como La muerte del chacal y La venganza del chacal fueron grandes éxitos. También las grabamos en Brownsville.

Publicidad

Acabas de mencionar las canciones mexicanas. Hay una relación muy estrecha entre los narcocorridos y la industria del videohome, ¿cierto?
Existen muchas canciones de este tipo. Hay varios personajes que han sido muy famosos; bandidos y de otro tipo, y finalmente alguien escribe un corrido sobre ellos. Y entonces, a partir del corrido, se crea la película. Y consiguen alcanzar un gran éxito, ya que están basadas en una canción ya reconocida. Por ejemplo, La banda del carro rojo. Esta cinta empezó como un corrido que fue popularizado por Los Tigres del Norte, una de las bandas más grandes de México. Cuenta la historia de cuatro amigos que fueron asesinados. Llevaban 100 kilos de coca en las llantas del coche. La película salió de esa canción. Puedes verlo todo en la película. Quitamos las llantas, las desarmamos y todo eso.


Relacionados: El perfil del nuevo narcotraficante latinoamericano


Hiciste otras películas basadas en canciones de Los Tigres del Norte, ¿verdad?
Bueno, hubo una en 1978, pero sí, también hicimos La jaula de oro, La camioneta gris, y Tres veces mojado. En La camioneta gris interpreto al padre de un muchacho que es un traficante de drogas. Soy su padre, pero también soy un policía, y ese es el principal conflicto de la película.

Me encanta la letra de esa canción. "Una camioneta gris, con placas de California/La traían bien arreglada Pedro Márquez y su novia/Muchos dólares llevaban para cambiarlos por droga/Su destino era Acapulco, así lo tenían planeado/Disfrutar luna de miel y el regreso aprovecharlo/Con 100 kilos de la fina que en la gris habían clavado/De regreso en Sinaloa, Pedro le dice a la Inez/'Voy viendo que alguien nos sigue, ya sabes lo que hay que hacer/Saca pues tu metralleta y hazlos desaparecer'". Al final se estrellan contra un tren y mueren. Me encanta esa película.
Sí, es una película muy hermosa. La jaula de oro también es muy buena. Es sobre un tipo que quiere volver a Estados Unidos, pero su familia no quiere acompañarlo. Al final se las arregla para cruzar la frontera y llevarse a su familia con él.

He escuchado que algunas de estas películas son financiadas por…
¿Por narcotraficantes? Bueno, sí. Podría ser cierto. Nunca lo he investigado. Tengo varios amigos productores que usan cadenas de oro y diamantes, pero no trato de averiguar si son traficantes de drogas o no, porque son agradables. Son buena gente.

¿Alguna vez has conocido algún gran dealer? ¿A algún capo?
Conocí a Rafael Caro Quintero en los años 80 en Guadalajara. Nos invitó a su mesa en un restaurante y tomamos unos tragos con él. Era un hombre muy encantador, un hombre muy generoso que hizo mucho por su pueblo. Construyó escuelas. Hicimos Operación: mariguana sobre los inicios de Caro Quintero, cuando él tenía esas plantaciones en todas partes. Se metió en algo ilegal y terminó en la cárcel, pero era un buen hombre.

¿Qué opinas del cine mainstream mexicano que se hace actualmente?
Hay muchas buenas películas que se hacen hoy en día, pero no son para la mayoría de las personas. Están hechas para una élite. Es necesario que existan películas que todo el mundo pueda ver, no como Y tu mamá también. ¡Eso es pornografía! Hoy en día los cineastas salen de la escuela con ideas raras. A las personas no les gustan esos temas complicados.