Cómo es tener alergia al semen

"Estoy segura de que existe una correlación entre mis opiniones feministas y liberales y mi alergia. En cierto modo me alegro de padecerla".

|
22 enero 2016, 12:00am

Este artículo se publicó originalmente en Broadly, nuestra plataforma dedicada a las mujeres.

La alergia al semen es real, aunque muy poco frecuente. No tanto como crees, pero lo suficiente como para que la primera reacción de la gente sea mearse de la risa.

Laura*, una chica de 29 años de edad, descubrió que era alérgica al semen hace dos años.

"Suena raro, pero no me di cuenta hasta los 27 años. A los 17 creí que el picor, el ardor y la inflamación que experimenté con mi primera pareja era... normal", afirma Laura.

"Me preocupaba más que la píldora anticonceptiva me estuviera convirtiendo en un monstruo hormonal, gordo y con acné".

"Tenía 25 años cuando conocí al primer novio con el que tuve algo serio. Pasamos dos años sin usar condón porque a él no le gustaba y, como yo no quería volverme loca ni que mi rostro se volviera una piscina de pus, decidimos que lo mejor era simplemente que saliera de mí antes de correrse, un método que es igual de efectivo que usar condón, aunque nadie te lo diga".

"Me di cuenta de que si no corría al baño a lavarme en los primeros 5 minutos después de tener sexo, mi piel empezaba a tener el mismo aspecto que si un niño la hubiera coloreado con una pintura de cera. Pensé que era una ETS, y eso provocó algunos problemas en nuestra relación. Después nos fuimos a hacer análisis y nada. No teníamos ni idea de qué pasaba".

Pasé horas buscando en internet hasta que por fin descubrí algo llamado hipersensibilidad al fluido seminal.

Desde que se conoció el primer caso en 1958, ha habido cerca de 100 casos confirmados de mujeres alérgicas al semen, aunque algunos estudios recientes revelan que la alergia podría ser más común de lo que pensamos. Lógicamente, las mujeres temen ir al médico por miedo a que las manden a casa con una bomba de antibióticos y una sonrisa condescendiente.

Precisamente esa fue la experiencia de Laura. "Mi ginecólogo trató de no sonreír con superioridad y me entregó un montón de folletos sobre ETS. Le enseñé un artículo médico arbitrado y poco después recibí una referencia. Y una disculpa".

Según el doctor Rob Hicks, médico de familia y autor de Vence a tus alergias, la alergia al semen es poco usual pero los especialistas la conocen: "Es una reacción del sistema inmune, como cualquier otra alergia. La persona reacciona a la proteína contenida en el semen y, como resultado, aparecen síntomas como irritación vaginal, picor, ardor y a veces dolor. Es muy poco usual, pero a veces puede desembocar en anafilaxia, una reacción alérgica grave que puede causar la muerte".

Foto por Danil Nevsky vía Stocksy

"Cuando salí de la consulta no podía aguantar la risa", afirma Laura. "Me di cuenta de que aquello explicaba los incidentes que tuve durante la adolescencia. Varias veces, cuando tenía 15 años de edad, notaba picor en las muñecas, me salían ronchas y mis labios se infamaban tanto que me tocaban la nariz. Mi médico de familia me dijo que era por estrés. Pero, pensándolo bien, es probable que fuera por las primeras veces que practiqué sexo oral".

Los antihistamínicos ayudan a reducir la reacción alérgica pero los tratamientos a largo plazo son bastante limitados: "Desensibilización, condón o inmunoterapia", según el doctor Hicks.

"La desensibilización consiste en aguantar el dolor para crear tolerancia con el tiempo", explica Laura. "Pero la tolerancia varía de una persona a otra. Podría desarrollar tolerancia con un tío y, si rompemos, tendría que volver a empezar con otro".

"También supone un problema a la hora de conocer gente, porque nunca sabes cuándo es el momento indicado para dejar caer la bomba. Siempre parece demasiado pronto, pero al mismo tiempo no me gustaría morir por shock anafiláctico con un tipo que conocí en Tinder".


Foto por Alice Nerr vía Stocksy

"Mi diagnóstico me dejó con muchas dudas", indica Laura. "¿Cómo es posible quedarse embarazada si tu cuerpo trata a la esencia de tu pareja como si fuera un inmigrante ilegal?".

"Es posible quedarse embarazada a pesar de tener alergia al semen, esta alergia no provoca infertilidad", explica el doctor Hicks. El consejo que ofrece para Laura y otras mujeres es que "acudan a su médico. Lo más probable es que sugiera una inseminación intrauterina o inseminación in vitro con esperma lavado para eliminar las proteínas del semen que producen la alergia".

A pesar de la incertidumbre y las posibilidades poco esperanzadoras, Laura ve una ventaja en su desagradable alergia. "Aunque ya no tengo novio, es un dato interesante sobre mí que podría confesar en uno de esos juegos ñoños de verdadero o falso. Pero ahora en serio, esta alergia hizo que mi forma de ver la vida como mujer resultara más profunda y positiva".

"La sociedad, con ciertas excepciones, dicta que la mujer es valiosa por su apariencia y su capacidad para reproducirse. Si quitas lo segundo, tratas de definir tu vida en otros términos, como con tu trabajo, tus experiencias y tus relaciones sociales. También aprovechas cada oportunidad para recordarle al mundo que no todas las mujeres quieren tomar el camino de la procreación, que tanta gente sigue ciegamente".

"Estoy segura de que existe una correlación entre mis opiniones feministas y liberales y mi alergia. En cierto modo me alegro de padecerla. Pero creo que preferiría tener una alergia más normal como, no sé, a los cacahuetes".

* No es su verdadero nombre.

Más VICE
Canales de VICE