Advertorials

72 horas en Barcelona con Carolina Ferrer

La apasionada de la gastronomía Carolina Ferrer nos lleva a tomar un aperitivo a sus sitios preferidos de la ciudad.
12.5.16

Fotografías por Greg Civera

En colaboración con MARTINI

"72 horas" es una iniciativa de Munchies y MARTINI con la que nuestros gourmets favoritos se lanzan a descubrir cómo se disfruta el aperitivo en distintas ciudades. En esta primera entrega, la amante de la gastronomía Carolina Ferrer recorre los locales de Barcelona y nos lleva a tomar un aperitivo en el que no faltan el jamón ibérico y unas buenas bombas.

La gastronomía de Barcelona es de las más sociales y con más carácter del mundo. Única y cautivadora, sus platos tienen una frescura perfecta en especial en los meses más cálidos. Barcelona es también un lugar de culto para los amantes del vermut.La ciudad rebosa con una fascinante mezcla de culturas, sensaciones, aromas y sonidos de los músicos de la calle, los bares, y el rugido de la Williams Martini Racing. Las posibilidades son infinitas, pero cuando la ciudad ofrece su faceta más interesante es cuando confluyen su cocina, su bebida y su divertido ambiente, en especial a la hora del aperitivo.

Siempre me ha gustado perderme por los barrios menos transitados de la Ciudad Condal en busca de locales que ofrezcan buenas tapas. Cuando vienen a visitarme mis amigos extranjeros, los llevo a disfrutar de un aperitivo regado con un Martini con tónica en alguno de los bares que proliferan junto a los mercados de la ciudad

Uno de los mejores sitios por los que pasear es el mercado de La Boquería, cuyos puestos ofrecen una explosión de ingredientes exóticos de todo el mundo y las mejores capturas del mar. La visita no estaría completa sin probar uno de los mejores curados, el jamón ibérico de recebo.

Tras un paseo por la playa, es obligada la visita al Bar Mut, santuario de la gastronomía barcelonesa que ha contado con la presencia de grandes nombres como Woody Allen o Joan Manuel Serrat, quienes al parecer coincidieron una noche. O Robert DeNiro, que quedó tan fascinado con el lugar que intentó convencer a su propietario para que abriera otro local con él en Nueva York.

Además de sus platos estrella, el Bar Mut ofrece grandes joyas como el steak tartar a la española, unos dados de ternera con foie gras y salsa oporto, carpaccio de yema de huevo con patatas o gambas con aceite de oliva.

Un espacio ideal para disfrutar de la esencia del aperitivo en buena compañía. Justo enfrente del Bar Mut se encuentra su hermano pequeño, Entrepanes Díaz. Con la premisa de crear bocadillos de alta cocina, este local ofrece las variedades más increíbles de los clásicos. Si todavía te queda apetito, no dejes de pedirte un "Antxón", bautizado en honor del consagrado director artístico Antxón Gómez y consistente en patatas fritas, huevo duro y chistorra.

Barcelona tiene mucho más que ofrecer, y esta pequeña ruta gastronómica debería ser solo el principio.

No olvides disfrutar de tu MARTINI con moderación. Descubre toda la gama de MARTINI aquí.