FYI.

This story is over 5 years old.

Cultura

Recordamos a Alexander Shulgin con sus amigos psiconautas en Erowid

Alexander Shulgin, también conocido como el “Padrino del Éxtasis”, murió el lunes pasado de cáncer de hígado. Falleció a los 88 años, a pesar de haber pasado décadas metiéndose en el cuerpo productos químicos psicoactivos que todavía no habían sido...
04 Junio 2014, 9:06am

Imagen vía usuario de Flickr Austinaronoff

Alexander Shulgin, a quien en casi todas sus necrológicas llaman el “Padrino del Éxtasis” o el “Padrino de las drogas psicodélicas”, murió el lunes pasado de cáncer de hígado. Falleció a los 88 años, a pesar de haber pasado décadas metiéndose en el cuerpo productos químicos psicoactivos que todavía no habían sido sometidos a ensayo. Una pérdida que llorarán todos aquellos que consuman sus drogas, tanto los que necesitan el MDMA por razones médicas como los que simplemente disfrutan haciendo el mono con su cerebro.

Aunque quizá merezca ser recordado como el hombre que creó un imperio farmacéutico, tras sintetizar y probar cientos de compuestos farmacológicos en su propio laboratorio, o como el padre de la psicofarmacología personal y responsable.

Sus devotos son legión: los autodenominados “psiconautas”, los pesados y los nerds amigos de la química por igual. Es posible que su prolífica narrativa, como Pikhal: Una historia de amor químico y Tihkal: A Continuation sea mera decoración en los estantes de muchos fumetas, pero quien haga el esfuerzo de abrirlos encontrará entre sus páginas material interesante y digno de su lectura.

La organización Erowid, que recaba información sobre fármacos psicoactivos, llevaba días publicando un gran número de tuits sobre Shulgin desde que se hicieron públicos sus problemas de salud. Hasta donde yo sé, esta organización no había tenido vínculos públicos con Shulgin hasta ese momento. Simplemente se limitaba a catalogar información sobre las sustancias psicoactivas. Gracias a su sitio web, los usuarios tienen acceso a una biblioteca en la que se documentan de primera mano experiencias con drogas, explicadas con un registro muy técnico y profesional, lo que me parece muy interesante.

Las condolencias de Erowid no se limitaron a Twitter: como tributo a Shulgin, también modificaron la página principal de su sitio web. En su mensaje de pésame incluyeron, además, una línea del texto budista del Sutra del Corazón.

Sasha #Shulgin died at about 5pm this afternoon. Gate gate para gate parasamgate bodhi svaha! All hail the goer. Our love goes with you.

— Erowid Center (@Erowid) June 3, 2014

No me pareció muy apropiado contactar con la viuda de Shulgin, así que contacté con Earth y Fire Erowid, el misterioso dúo al mando de Erowid, y descubrí que, de hecho, habían mantenido una larga relación con Sasha Shulgin, como sus amigos lo llamaban. Tuvimos una breve conversación sobre su legado y sobre si realmente era el “padrino” de algo.

Earth y Fire Erowid. Captura de pantalla vía usuario de Vimeo Maps: Psychedelic Science

VICE: Mis condolencias por la pérdida de vuestro amigo.

**Fire Erowid:**Gracias. Es un día feliz/triste.

¿Cómo conocisteis a Sasha?

No sabíamos nada de él cuando empezamos Erowid, pero poco después (al año o así) lo conocimos. A partir de entonces, y durante unos diez años, Sasha era el experto químico al que siempre acudíamos. Siempre estaba dispuesto a responder a nuestras preguntas y ayudarnos a comprender mejor la química y, por tanto, a mejorar nuestra fuente de recursos en Erowid. Casi todo lo que sé de química se lo debo a las ponencias de Sasha y a las charlas que tenía con él mientras tomábamos algo, en las que realizaba “dibujos sucios” (moléculas químicas) en un trozo de servilleta. Era un gran profesor.

Y lo más importante, quizá, es que la humilde experiencia de Sasha constituye un ejemplo increíble de cómo llegar a ser una figura pública y dirigir una fuente de recursos utilizada por millones de personas sin acabar hastiado o presionado por seguidores, fans y admiradores.

¿Estuvisteis a su lado cuando murió? ¿Cómo fue?

No estábamos cerca físicamente. Sabíamos que su estado de salud se deterioraba rápidamente, y una hora y media después de fallecer, alguien de su equipo nos llamó por teléfono para darnos la noticia.

¿Cuál consideráis que es su legado, más allá de la etiqueta de “Padrino del Éxtasis”?

La mayoría de los que lo conocíamos bien odiamos esa etiqueta. Demasiado tópica y simplista. Sasha era un químico amable, alegre, humilde, increíblemente inteligente, talentoso y creativo. Supo ver la utilidad de explorar la forma en que las sustancias químicas pueden afectar a la mente humana, y no temía invertir su energía y conocimientos en el largo y complejo proceso de crear nuevas sustancias que él consideraba que podrían tener efectos diferentes (y, por tanto, usos diferentes).

La única forma práctica de comprobar si un producto químico es psicoactivo sin gastar millones en investigación es hacer que la pruebe un ser humano. Sasha confiaba lo suficiente en sus creaciones, en sus conocimientos, como para probar las sustancias que creaba y determinar cuáles podrían resultar potencialmente útiles.

Quizá os sorprenda, pero nunca he probado el MDMA. En el supuesto hipotético de que tuviera un bote con dos pastillitas de MDMA en mi botiquín, ¿qué creéis que me diría Sasha para prepararme para la experiencia?

No sé lo que te diría. Yo te diría que tengas cuidado. Puede que no sea MDMA. Hasta que no sepas qué es realmente, es inútil dar consejos.

Sigue a Mike Pearl en Twitter