sonido

Esto es lo que los músicos escuchan en el coche

Titi Calor, Oma Totem o Albert de Nueva Vulcano, entre otros, nos cuentan sus filias y fobias musicales al volante.

La música es una parte importante de nuestras vidas, pero en cuanto nos subimos al coche se vuelve completamente imprescindible. Es por eso que queremos celebrar la llegada del Volvo XC40 y su impecable sistema de sonido Premium Sound de Harman Kardon, resultado de la colaboración con una de las principales marcas de sonido del mundo. Aunque todos nos creemos talentosos DJs al volante, hoy preguntamos a los auténticos profesionales de la música cuáles son sus preferencias de escucha en carretera.

Publicidad

Conducir es una de esas actividades que está a caballo entre lo mundano y lo mítico. Dos realidades se mezclan dentro de un coche: por un lado, la rutina más gris y soporífera de comerse un atasco o dar vueltas buscando aparcamiento; por el otro, la seductora idea de recorrer una carretera sin rumbo con las ventanillas bajadas a lo Thelma y Louise o Drive, (dependiendo de década y género preferidos). Sin embargo, hay un punto de encuentro entre ambos escenarios, un elemento sin el que conducir no sería tan sexy, ni por suerte tan sofocante: la música que nos acompaña. No he conocido a mucha gente que prefiera ir con el sistema de sonido apagado, y no me fío de ese pequeño porcentaje de humanos. Y a la vez, escuchar música no es una actividad homogénea en absoluto: desde los que solo necesitan una cosilla de fondo a los que elaboran trepidantes listas de reproducción bajo el título “On The Road”, las posibilidades de escucha son infinitas. Un sector de la población del que resulta especialmente interesante conocer el gusto musical es el de los melómanos profesionales, léase los DJs, músicos y bandas que se pasan el día envueltos de ritmos y melodías por vocación. Tras hablar con varios de ellos, el veredicto es unánime: conducir sin musiquita no es conducir, ni es nada.

Anna Baqués, aka Titi Calor, se enfrentó a ese ritual de paso que supone sacarse el carnet de conducir con la principal aspiración de poder escuchar música en el coche. “Fue bastante traumático suspender el práctico seis veces, y tuve que tirar la toalla. Aunque por la seguridad de todos, es mejor que yo no conduzca.” Sin embargo, ser copiloto es a veces la mejor forma de llevar la voz cantante (pun intended) a la hora de escoger lo que se escucha, sobre todo en viajes largos por carretera. “La música es una parte esencial de los road trips. Uno de los recuerdos más bonitos que tengo de un viaje a Marruecos con mi pareja es ir escuchando discos de Tinariwen y Franco Battiato en repeat por el desierto”. ¿Y cuando se va con colegas en el asiento trasero? “Escuchamos mixtapes de eurodance con Gigi D’Agostino como protagonista absoluto”.

Publicidad

Mi padre solía conducir un coche viejo en el que solo se podía escuchar la radio o casetes, y siempre maldije no poder poner un disco, y mucho menos un USB. A Albert Guàrdia, miembro de Nueva Vulcano y figura imprescindible del sello barcelonés La Castanya, le robaron el loro (“era muy goloso: USB, CD, lucecitas, etcétera”), y tiene que tirar de móvil o cintas para poder escuchar lo que más le gusta dentro del coche: discos enteros. “Últimamente me he puesto mucho el Jericho Sirens de Hot Snakes, debido a mis viajes relámpago. Música intensa y rock’n’roll que hace que llegues a tu destino motivado. Para viajes largos y eternos me gusta escuchar cosas más ambientales y canciones de larga duración, desde Negro hasta Kurt Vile, pasando por música más electrónica rollo Caribou o Jon Hopkins”.

Para un incipiente talento de la electrónica como es Ignasi Saduní, que pincha bajo el seudónimo Oma Totem, la calidad de audio es importante, como no podría ser de otra manera, y mucho, y es por ello que la elección musical viene dictada en parte por la tecnología. “Mi coche es muy antiguo y tiene unos altavoces nefastos, así que no escucho nada de música electrónica. Sinceramente, solo pongo Frank Ocean y alguna otra cosa de r&b…”

Tal vez tú tengas que discutir con tu familia, pareja o amigos sobre qué viene a continuación en la lista de reproducción, pero en el caso de muchos músicos esa responsabilidad está compartida con el resto de miembros de la banda. Raúl Pérez, batería de Wind Atlas y de Tercer Sol, revela las muy diferentes opciones de escucha en función del grupo con el que esté en el coche. “Con Tercer Sol solemos escuchar grupos de carretera como JJ Cale, Creedence Clearwater Revival, Canned Heat o Velvet Underground. Últimamente también escuchamos podcasts de la vida moderna, pero eso es porque llevamos tiempo sin girar y la barrita del rock la tenemos a mínimos. Y con Wind Atlas va a temporadas. Últimamente bastante hip-hop americano, SDH, Coil, africaneo y el último de Amen Dunes, una maravilla”.

Pero no hay que olvidar que gran parte de nosotros aún deja el poder en manos del azar, o lo que es lo mismo, la eterna y modesta radio. Aunque eso no significa que cualquier frecuencia valga, ni por asomo. La DJ barcelonesa Brenda confía en un respetable bastión de la radio nacional, Radio 3. “Y si falla, a por los CDs de garage rock, disco y funk, lo más cachondo y setentero posible, que se presetee al karaoke. Evito baladas de mujeres que gritan de principio a fin, me ponen violenta”. Mensaje recibido: si escuchas baladas, no conduzcas.

Los que nunca deberías dejar en manos del azar es la calidad del sonido, para ello, el Volvo XC40 incorpora el sistema de sonido Premium Sound de Harman Kardon que tiene funciones tan increíbles como el ajuste automático de sonido, compensación por el ruido del vehículo o la tecnología QuantumLogic Surround que crea una experiencia de sonido inmersivo sin rival en el mercado.