FYI.

This story is over 5 years old.

Salud

Ofensiva contra la homeopatía: ¿placebo o terapia efectiva?

En poco más de una semana la Universidad de Barcelona y un colegio de médicos han suprimido su oferta formativa en homeopatía. Aducen falta de evidencia científica sobre los beneficios de esta terapia secular recetada por más de 10.000 médicos en...
10.3.16
Imagen vía Flickr
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

La homeopatía es una técnica terapéutica "ilusoria y engañosa" que no cuenta con "ninguna tipo de evidencia científica" que pruebe su eficacia. Así de contundente se expresa el presidente de la española Organización Médica Colegial (OMC), Juan José Rodríguez Sendín, respecto de esta conocida y extendida práctica terapéutica.

Sus categóricas afirmaciones responden a la repentina cancelación del máster en homeopatía que se impartía en la Universidad de Barcelona (UB) desde hacía 21 años [hasta 2004 como postgrado]. La noticia trascendió hace más de una semana y el pasado viernes llegaba otra súbita deserción: el Colegio de Médicos de Barcelona anunció que suspendía su oferta formativa en homeopatía.

Publicidad

La inesperada ofensiva contra esta práctica ha dejado desorientados a sus profesionales que no alcanzan a entender porque esta disciplina, que siempre ha sido objeto de debate y controversia, es, de golpe y porrazo, extirpada de los programas formativos de estas dos instituciones.

La medicina homeopática se basa en un principio básico formulado por el científico alemán Samuel Hahnemann de acuerdo con el cual "lo similar cura lo similar", es decir, una sustancia que causa los síntomas de una enfermedad en personas sanas, servirá para curar personas que sufren realmente esta enfermedad. Los medicamentos homeopáticos se elaboran con sustancias de origen vegetal, animal y mineral, se basan en la ultradilución para evitar efectos adversos y toxicidad en el organismo y, a menudo, complementan tratamientos con medicamentos convencionales.

La homeopatía está reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) cómo "una parte importante y con frecuencia subestimada de la atención de salud" y la Unión Europea aprobó un directiva que regulaba los remedios homeopáticos y establecía la necesidad de que los países miembros desarrollarán una normativa al respecto. Además, esta práctica está incluida en la sanidad pública en países como Francia y Reino Unido y la Agencia Española del Medicamento reconoce los preparados homeopáticos como medicamentos.

Adicción a los fármacos: los ansiolíticos y somníferos que podrían hacerte perder el control. Leer más aquí.

Publicidad

Con todo, los estudios e informes y la evaluación y análisis de las investigaciones realizadas para dilucidar si los tratamientos homeopáticos actúan como un placebo o son realmente eficaces para tratar ciertas molestias y enfermedades son muy contradictorios. Así lo afirma el Ministerio de Sanidad en su informe sobre la situación de las terapias naturales, publicado en 2011, donde asegura que "resulta difícil interpretar que los resultados favorables encontrados en algunos ensayos [en relación a la homeopatía] sean diferenciables del efecto placebo".

El documento, sin embargo, desmiente "la ocurrencia" de que el consumo de este tipo de medicamentos tenga "efectos adversos graves". Este informe fue duramente criticado por la Academia Médico Homeopática de Barcelona (AMHB). Esta sociedad científica, que se fundó en 1890 y colaboraba con la Universidad de Barcelona en la impartición del máster que ahora ha sido suprimido, sostiene que el informe tiene importantes "limitaciones metodológicas" como los criterios de inclusión utilizados para seleccionar las 9 investigaciones en las que basa sus conclusiones.

En una evaluación crítica a este informe, la AMHB identifica 30 investigaciones más y amplía así, de 8 a 23, las indicaciones en relación a las cuales debe analizarse la efectividad de estos medicamentos. Se trata, entre otras, de indicaciones para casos de diarrea en los niños, infecciones del tacto respiratorio superior, vértigo, fibromialgia, artritis reumatoide, insomnio o ansiedad. El ejercicio de la academia médico homeopática prueba, de acuerdo con Francisco Bautista, secretario de la Federación Española de Médicos Homeópatas y consultado por VICE News, el "sesgo en la selección" de los trabajos de investigación del informe ministerial.

Publicidad

Esta revisión recuerda que algunos estudios sí demuestran la eficacia de los medicamentos homeopáticos en el tratamiento de las alergias, como The conclusions on the effectiveness of homeopathy highly depend on the set of analyzed trials, o de la diarrea infantil, tal y como se demuestra en Homeopathy for childhood diarrhea: combined results and metaanalysis from three randomized, controlled clinical trials. El documento reconoce, sin embargo, la imposibilidad de establecer evidencias científicas en muchas otras indicaciones debido al tamaño de la muestra o a los sesgos metodológicos de los estudios.

"Claro que no todo está probado y que harían falta estudios más completos sobre todas sus aplicaciones en animales y personas, pero eso cuesta mucho dinero y casi todas las investigaciones se realizan en el sector privado", lamenta Gonzalo Fernández Quiroga, director del master en homeopatía de la UB y licenciado en medicina y cirugía. Esta realidad, juntamente con los déficits metodológicos y las reducidas muestras en las que se basan muchas investigaciones, contribuyen a las limitadas y contradictorias conclusiones.

Lo cierto es que no hay evidencias suficientemente sólidas que determinen la efectividad de esta medicina que muchos llaman alternativa pero que tiene más de dos siglos de historia y que es, por lo tanto, más antigua que la medicina que denominamos como convencional. Pero esta falta de base científica contrasta con los altos índices de consumo de medicamentos homeopáticos por parte de los españoles. De acuerdo con un estudio publicado en 2012 y realizado por los laboratorios Boiron, especializados en homeopatía, el 78 por ciento de los encuestados dicen haber tomado este tipo de preparados.

Publicidad

Un estudio revela que el paracetamol no solo reduce el dolor, sino también el placer y las reacciones emotivas. Leer más aquí.

En este contexto, Quiroga señala la importancia de este tipo de tratamientos que no tienen efectos secundarios, pueden ser administrados a ancianos y embarazadas y que, de acuerdo con su experiencia y "la de muchos otros facultativos", funcionan. De hecho, unos 10.000 médicos utilizan tratamientos homeopáticos en España.

Este especialista expresa su contrariedad por la supresión del master habida cuenta "de la buenas evaluaciones de los alumnos" que han cursado estos estudios y del hecho de que la continuidad de esta maestría fue aprobada por el Consejo Ejecutivo de la Agencia de Posgrado de la universidad a finales de enero. "Nos enteramos de que lo cancelaban por la prensa", asegura.

Paradójicamente, dice Quiroga, la razón que aduce la dirección de maestrías para justificar esta abrupta cancelación es "la falta de evidencia científica sobre sus beneficios, algo que ha sido así desde que pusimos en marcha estos estudios hace 21 años". También se refieren, añade, a la iniciativa en change.org contra de una nueva edición de la maestría y que cuenta con 1.319 firmas. Sin embargo, hay otra petición en la misma web que defiende justamente lo contrario, su continuación, y que, en menos de una semana, ya ha sumado 13.559 apoyos.

La Universidad de Barcelona no quiso contestar a VICE News en relación a las razones que han motivado la supresión del máster y acerca de la repentina ejecución de esta decisión sin antes comunicarla a todos los actores implicados en el programa docente.

Sigue a Maria Altimira en Twitter: @MariaAltimira

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs