Retiran quirúrgicamente 13 kilos de heces a un hombre estreñido

Los médicos dijeron que parecía que estaba embarazado de nueve meses.

|
16 Junio 2017, 4:00am

Imagen cortesía del Décimo Hospital Popular de Shanghái.

Este artículo se publicó originalmente en Tonic, nuestra plataforma dedicada a la salud.

Piensa en la última vez que sufriste estreñimiento: la inflamación, el dolor abdominal, la sensación de que tienes que ir al baño pero no puedes. Ahora imagina sentirte así durante 22 años.

Esa fue la realidad de un hombre chino hasta que los médicos le retiraron casi 76 centímetros de intestino grueso inflamado, que pesaba 13 kilos y estaba lleno de heces que se habían almacenado allí desde su nacimiento.

La revista Inverse informó de que al hombre —cuya identidad no ha sido revelada— le diagnosticaron la enfermedad de Hirschsprung, un trastorno congénito causado por la desaparición de las células nerviosas del intestino, lo que provoca problemas de movimiento. En un tracto digestivo saludable, los alimentos y los residuos se mueven por los intestinos gracias a los movimientos peristálticos, que son contracciones musculares involuntarias. Pero en una persona que padece la enfermedad de Hirschsprung, en las partes afectadas del intestino grueso, también conocido como colon, no se producen esos movimientos peristálticos. Los desechos permanecen ahí, provocando que el órgano se hinche y, si se deja el tiempo suficiente, puede convertirse en un "megacolon". Si el colon se perfora, o se rasga, la liberación de bacterias podría conducir al shock o a la sepsis, ambos potencialmente mortales. Así que esta operación quirúrgica salvó la vida de este sujeto.

La enfermedad de Hirschsprung se observa típicamente en los recién nacidos y se diagnostica cuando no tienen un movimiento intestinal dentro de las 48 horas posteriores al nacimiento. Es una enfermedad rara —que le ocurre a aproximadamente uno de cada 5.000 recién nacidos— y puede tratarse quirúrgicamente mediante la extirpación de la parte del colon que no tiene células nerviosas. Aunque no es tan frecuente, los niños de mayor edad también pueden padecerla, mostrando síntomas como el vientre inflamado, estreñimiento crónico y desnutrición. El mal de Hirschsprung es más común en hombres y niños con síndrome de Down y otros trastornos congénitos.

Pero este pobre hombre —que hace mucho dejó de ser un niño— llegó al hospital en muy mal estado: estaba débil, apenas podía hablar, se quejaba del dolor y tenía dificultad para respirar. Según los médicos, su abdomen estaba tan distendido que parecía que estuviera embarazado de nueve meses.

El hombre le dijo a los médicos que había sufrido estreñimiento toda su vida, y que solo había encontrado un breve alivio en los laxantes. Aunque cualquier tipo de laxante —los que incrementan el volumen, los de solución salina, los hiperosmóticos— no funcionarán correctamente si tus intestinos tampoco lo hacen. Sin embargo, sus padres nunca consideraron que sus problemas fueran lo suficientemente graves como para llevarlo al médico.

"Parecía que iba a explotar en cualquier momento", dijo Yin Lu, del Décimo Hospital Popular de Shanghai, donde se realizó la cirugía. El procedimiento duró tres horas; al final, los médicos habían retirado con éxito la parte afectada de su colon, junto con la acumulación de heces. Se espera que se recupere por completo.

Ahora, ve a comer algo de fibra y agradece que tienes un tracto gastrointestinal saludable y unos movimientos intestinales normales. Y si eres el padre de un niño con estreñimiento crónico, por el amor de Dios, llévalo a revisión.