Texas busca la pena de muerte para un agente fronterizo que mató a cuatro mujeres

Juan David Ortiz fue acusado de un cargo de homicidio premeditado después de presuntamente asesinar a cuatro mujeres.
barda con púas
Imágenes vía stocksy

Artículo publicado originalmente por Broadly Estados Unidos.

El miércoles, Juan David Ortiz, el agente de la patrulla fronteriza acusado de matar a cuatro mujeres en septiembre en Laredo, Texas, fue acusado de un cargo de homicidio premeditado, agresión con daños físicos graves, secuestro y evasión del arresto.

Después de su arresto el otoño pasado, según la policía, Ortiz confesó haber matado a Melissa Ramírez, de 29 años; Claudine Ann Luera, de 42; Griselda Alicia Hernández, de 35 años; y Janelle Ortiz (sin relación), de 28.

Publicidad

Durante una conferencia de prensa el miércoles, el fiscal de distrito del condado de Webb, Isidro R. Alaniz, anunció que el estado de Texas está buscando la pena de muerte contra Juan David Ortiz, quien ha estado tras las rejas con una fianza de 2.5 millones de dólares desde su arresto. "Creemos que este caso califica para la pena de muerte", dijo Alanis, "debido a su naturaleza espantosa, la actitud defensiva [de Ortiz], el abuso de confianza de su país, de su placa, de su comunidad y su falta de respeto por la vida humana –todos esos factores influyen en mi decisión de perseguir la pena de muerte".

Aunque al principio la policía acusó a Ortiz de cuatro cargos de asesinato, Alaniz explicó que Ortiz ahora está siendo acusado de solo un cargo de homicidio premeditado, no cuatro, debido al Capítulo 19 del Código Penal de Texas, que define el homicidio premeditado como cuando "la persona asesina a más de una persona […] durante diferentes transacciones delictivas, pero los asesinatos se cometen de acuerdo con el mismo esquema o línea de conducta".

Basándose en su confesión, las autoridades creen que Ortiz estaba eligiendo como objetivo específicamente a las trabajadoras sexuales. "El esquema en este caso, a partir de las propias palabras de Ortiz, fue 'limpiar las calles de Laredo' apuntando a esta comunidad de personas que él percibía como desechables, que nadie echaría de menos y al que no daba valor alguno”, dijo Alaniz durante la rueda de prensa.

Sin embargo, los amigos y familiares de sus víctimas quedaron devastados por la pérdida de sus seres queridos. Broadly habló con Rose Ortiz antes del Día de Conmemoración Transgénero sobre la muerte de su hermana, Janelle Ortiz, quien fue la última víctima de Juan David Ortiz. "Aún no lo puedo creer", dijo. "¿Cómo pueden matar a un ser humano inocente como mi [hermana] de esa manera?"

"Esto ha sido muy doloroso", le dijo al USA Today la madre de Melissa Ramírez, Cristina Benavides.

Alaniz anticipa que el tribunal establecerá un consejo especial certificado en el manejo de casos de homicidio premeditado antes de anunciar una fecha de juicio.