Cómo cocinar un huevo con imanes

Ve a la gente de KJ Magnetics cocinar un huevo con unos cuantos imanes y un motor.
5.11.18

Artículo publicado originalmente por Motherboard Estados Unidos.

¿Has perdido la voz tratando de cocinar un huevo gritándole? No temas: la gente del proveedor de imanes KJ Magnetics ha encontrado una forma aún más extraña de preparar el desayuno.

Mediante la combinación de un viejo motor de caminadora y un conjunto de imanes, estos aficionados a los imanes pudieron generar suficiente calor para freír un huevo en un sartén conductor.

En el experimento de KJ Magnetics, el motor de caminadora está unido a la parte inferior de una mesa y sobre él colocan un pequeño disco. Alrededor del centro del disco hay diez imanes colocados de tal manera que sus polos se alternan. Cada uno de los imanes es aproximadamente diez veces más fuerte que un típico imán de refrigerador.

Cuando los imanes giran, sus polos alternados generan un campo magnético que cambia constantemente. Esto produce un tipo de electricidad llamada corriente de Foucault que fluye hacia el sartén conductor y disipa la energía en forma de calor.

Durante la primera prueba realizada por los chicos de KJ Magnetics, el sartén solo llegó a los 38 grados centígrados, lo cual no es suficiente para cocinar un huevo. Sin embargo, cuando casi duplicaron la fuerza de los imanes, lograron aumentar la temperatura a más de 100 grados centígrados y cocinar exitosamente un huevo con más facilidad.

Si tiene ganas de hacer una estufa inductiva por ti mismo, KJ Magnetics creó una guía de instrucciones.