gorditas

Las gorditas de Torreón son uno de los mejores desayunos de México

Todos: ¡Salve a la gordita!.
24 Agosto 2017, 5:00pm
All photos by the author.

Es muy probable que no haya otro país con desayunos más ricos que México. Desde los clásicos chilaquiles, molletes o huevos rancheros, hasta especialidades regionales como la machaca, las tortas ahogadas o la barbacoa estilo Jalisco, pocas naciones han perfeccionado el arte de preparar el desayuno tan bien.

Y en la ciudad norteña de Torreón existe el indiscutible rey: la gordita. Ubicada en el estado de Coahuila, Torreón es una ciudad industrial en crecimiento rodeada de colinas, lagos secos y kilómetros de desierto. Cada mañana, miles de laguneros —como se conoce a los lugareños— de todas las edades y clases sociales acuden a su vendedor de gorditas de confianza.

No son difíciles de encontrar. En casi cada calle hay alguien vendiendo gorditas, desde humildes vendedores en carritos empujados por bicicletas hasta cadenas de restaurantes como La Pestaña.

LEE MÁS: Comida de calle: Gorditas infladas de frijol con Mikel Alonso

La gordita es un snack popular en todo México, por lo regular consiste de masa de maíz frita y rellena con una combinación de carne, queso, huevos, frijoles, cebolla y cilantro. Sin embargo, en Torreón la masa se prepara con harina. Ligeramente más delgada que la masa de maíz y más ligera para digerir, es muy parecida a una pan pita, tiene una superficie beige con hermosas manchas doradas.

Para comprender esta obsesión local, un viernes por la mañana decidí visitar Gordy Mania, un establecimiento pequeño dirigido por una familia que opera en una transitada calle de Torreón. Gordy Mania es un lugar humilde con azulejos quebrados y pintura un poco descascarada verde y blanca en las paredes. Esos son los colores del Santos Laguna, el equipo local de futbol cuyas fotografías y recuerdos adornan el lugar.

El dueño, Luis González, fundó Gordy Mania hace 24 años y ahora cuenta con seis miembros en su personal, incluyendo a tres familiares. A pesar de estar ocupado preparando el desayuno para su clientela leal, se tomó unos minutos para explicarme en qué consiste un buen establecimiento de gorditas.

"En promedio, vendemos de 500 a 600 gorditas todos los días", dijo. "El mismo cliente viene cada mañana. Algunos han estado viniendo desde hace 15 o 20 años y siempre ordenan exactamente lo mismo".

Gordy Mania tiene un extenso menú, incluyendo gorditas con frijoles y queso, huevos y nopal, chorizo con queso o papas y una variedad de guisos diferentes con carne. Cada gordita cuesta entre 11 y 12 pesos (menos de un dólar).

"Los rellenos más populares son el chicharrón prensado y carne con chile", dijo González. El chicharrón prensado se prepara con la piel del cerdo y el cachete guisado con salsa verde con jalapeños, mientras que la carne con chile se prepara con cerdo braseado y otro tipo de salsa verde_._

Los mexicanos toman muy en serio sus salsas, añadió que: "Tenemos diferentes salsas que están disponibles en las mesas, todas diferentes a las que usamos para los guisos. Tenemos de jalapeño, tomatillo y chile rojo, y otras dos hechas con chile de árbol".

Una de las razones por las que sus clientes siguen regresando es la frescura de sus productos y la velocidad y eficiencia de su servicio, dijo González. "Preparamos gorditas cuando las ordenas, no como los vendedores en la calle que las tienen preparadas desde antes y las sirven en platos de unicel", afirma. "Nosotros las preparamos enfrente de ti, pero seguimos siendo rápidos".

LEE MÁS: Un francés llega a México y recomienda a todos comer en la calle

Siguiendo el consejo de González, pruebo un par de gorditas rellenas de chicharrón y carne con chile. El chicharrón es suave al paladar, complementando la masa ligeramente crujiente, mientras que las salsas son tan picantes como supuse. Enjuago la boca con un trago de café y un vaso de juego de naranja fresco antes de agradecer a González por su hospitalidad y salir del lugar.

Es evidente por qué las gorditas de Torreón son tan reconocidas: son un desayuno rápido, delicioso y llenador, amable con el bolsillo aunque no tanto con la cintura.


Sigue a Duncan Tucker en Twitter: @DuncanTucker