corea del norte

Corea del Norte lo encarceló y las polémicas acusaciones de Dennis Rodman lo liberaron

Kenneth Bae estuvo en una cárcel de Corea del Norte más de dos años por conspirar contra el gobierno. Ahora, tras su liberación, agradece al exjugador de la NBA que justificara su detención en TV, porque el caso se mediatizó y eso facilitó su...
03 Mayo 2016, 11:40am
Kim Jong-un et Dennis Rodman lors d'un match de basket à Pyongyang en février 2013. (Photo via KCNA/EPA)

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Kenneth Bae, un ciudadano estadounidense que estuvo preso durante más de dos años en Corea del Norte ha agradecido públicamente al exjugador de baloncesto de la NBA Dennis Rodman que justificara su detención en un programa de la CNN en 2014. El caso es que, paradójicamente, la atención que generaron los comentarios televisados de Rodman acabaron por contribuir a la liberación de Bae.

Bae, un nativo de Corea del Sur que emigró a EEUU con su familia cuando era un adolescente, fue detenido por las autoridades de Corea del Norte el 3 de noviembre de 2012. En ese momento, Bae se había trasladado desde un suburbio de Seattle, Washington, a China, y trabajaba como guía para grupos de turistas — mayoritariamente estadounidenses y canadienses — que visitaban el país comunista.

Fue detenido en Rason, una ciudad portuaria en el extremo noreste del país que cuenta con una zona económica especial creada por el régimen de Pyongyang para promover el turismo y el comercio. Al principio no se dieron explicaciones sobre su detención, pero algunos especularon con que la fe de Bae — quien es un devoto cristiano — despertó sospechas en un país donde la religión y el proselitismo están estrictamente prohibidos.

Fue condenado a 15 años de prisión en abril de 2013 y se vio obligado a realizar trabajos forzados. Si bien otros casos de estadounidenses encarcelados en Corea del Norte recibieron amplia cobertura de los medios, el suyo fue en gran medida ignorado. En enero de 2014, Dennis Rodman, quien visitó por primera vez Corea del Norte en 2013 para un partido de baloncesto junto a los Harlem Globetrotters que fue emitido por VICE en HBO, apareció en CNN y básicamente sugirió que Bae se merecía la condena.

Robar un cartel durante un viaje a Corea del Norte y convertirte en el comodín de Kim Jong-un. Leer más aquí.

"¿Entiendes lo que hizo en ese país?" preguntó Rodman al presentador de CNN Chris Cuomo. Después de que el anfitrión señalara que Bae no había sido acusado formalmente de ningún delito, el intercambio se fue calentando, y Rodman dijo: "No, no, no, dime tú, dime tú. ¿Por qué está cautivo allí, ¿por qué?".

Cuando Cuomo desafió a Rodman y le dijo que no creía que hubiera pruebas de que Bae hubiera hecho nada malo, el jugador de baloncesto respondió: "Me importa una mierda lo que pienses".

Rodman, que más tarde se disculpó y argumentó que en ese día había estado bebiendo, recibió una avalancha de críticas por parte de políticos estadounidenses y grupos de derechos humanos debido sus comentarios. Bae fue liberado en noviembre de 2014 junto con otro estadounidense — Matthew Todd Miller — después que el director de Inteligencia Nacional estadounidense, James Clapper, visitara Pyongyang. Bae pasó un total de 735 días detenido en Corea del Norte.

Esta semana, durante el lanzamiento del libro sobre su encarcelamiento, Bae, de 47 años de edad, expresó a la CNN que el arrebato de furia de Rodman significó un momento crucial para su caso y que ese episodio empujó a las autoridades de Estados Unidos a intensificar sus esfuerzos para liberarlo.

"Quiero darle las gracias a Dennis Rodman", dijo Bae. "Debido a su diatriba, los medios de comunicación se interesaron por mi difícil situación, así que, si un día me lo encuentro le daré las gracias por lo que hizo. Realmente, atrajo la atención internacional".

Seis meses después de su detención, Corea del Norte acusó a Bae de predicar contra el régimen de Kim Jong-un en iglesias coreanas de EEUU y Corea del Sur, trabajando presuntamente con una organización evangélica para establecer "centros para conspirar contra el Gobierno norcoreano" desde China, distribuyendo propaganda e ingresando partidarios contrarios al régimen al país a través de su compañía de viajes.

También fue acusado de planear la "Operation Jericó", un presunto plan para acabar con el gobierno de Corea del Norte que lleva el nombre de una ciudad bíblica.

En un comunicado emitido el mes pasado para promover su libro, Bae expresó: "cometí un tremendo error al llevar conmigo y por accidente un disco duro portátil que contenía material hostil contra Corea del Norte".

Citando informes en coreano, el sitio NK News había informado anteriormente que Bae había introducido una copia de un documental de National Geographic que fue grabado sin autorización del gobierno, así como un libro sobre violaciones de los derechos humanos en China y Corea del Norte.

Tiempo atrás, la familia de Bae había dicho que perdió más de 25 kilos durante su detención. En este sentido, Bae afirmó en la CNN que se enfrentó a duras condiciones en los campos de trabajo de Corea del Norte. "Trabajé de 8 de la mañana a 6 de la tarde en el campo, cargando rocas, paleando carbón", narró. También se informó que Bae, quien padece de diabetes, fue hospitalizado durante su detención por una serie de problemas médicos, incluyendo cálculos renales y pérdida de la visión.

Imágenes de la vida cotidiana en Corea del Norte: 'Allí también suena Michael Jackson'. Ver aquí.

Contó que sus captores se burlaban de él y le dijeron en varias ocasiones que nadie en EEUU estaba trabajando para conseguir su liberación. Recordó que un funcionario le dijo: "'Nadie se acuerda de ti. Has sido olvidado por la gente y por tu gobierno. No volverás a casa en mucho tiempo. Estarás aquí durante 15 años. Tendrás 60 cuando regreses a casa".

Rodman no se ha referido públicamente a las declaraciones de Bae hasta ahora. El jugador de baloncesto no ha visitado Corea del Norte desde enero de 2014, cuando lo hizo en un viaje financiado por el sitio web irlandés de apuestas Paddy Power. Posteriormente, comenzó a ser investigado por proveer supuestamente a Kim Jong-un con regalos de lujo, incluyendo botellas de vodka y whisky, lo cual está prohibido tras las sanciones que la ONU ha aplicado al país.

Actualmente, dos ciudadanos de Estados Unidos están detenidos en Corea del Norte. Otto Warmbier, un estudiante de la Universidad de Virginia, fue encarcelado en enero por cometer presuntamente" actos hostiles" contra el país. Warmbier se encontraba de viaje en Pyongyang cuando habría intentado robar un cartel de propaganda en su hotel durante la noche. Kim Dong-chul, un hombre de negocios nacido en Corea del Sur que vivía en Virginia, está detenido desde octubre de 2015 acusado de espionaje.

Sigue a VICE News en Twitter: @VICENewsEs

Mira el documental de VICE en HBO: El reino hermitaño