FYI.

This story is over 5 years old.

inmigración

Hungría está construyendo un muro en la frontera con Serbia para frenar la inmigración

La canciller alemana Angela Merkel ha dicho que el muro “no tiene sentido”. Una portavoz de la Unión Europea añadió: “Hasta ahora solo hemos tirado muros en Europa; no tendríamos que ponerlos”.
14.7.15
Des forces de défense hongroises préparent le terrain pour un mur temporaire. Photo par Zoltan Gergely Kelemen/EPA

Hungría está haciendo todo lo posible para mantener fuera a inmigrantes no deseados, a pesar de la fuerte oposición de otros países europeos y de grupos pro derechos humanos.

Este lunes, la Fuerza de Defensa Húngara comenzó a construir un muro temporal en la frontera serbia para frenar lo que agencias gubernamentales describen como un flujo sin precedentes de personas indocumentadas que llegan al país.

Publicidad

"Un promedio diario de 1.000 personas cruzan ilegalmente la frontera hacia Hungría, por lo que la inmigración ilegal se ha convertido en un problema grave y su control en una tarea importante", se afirmaba en una declaración conjunta de los ministerios de Interior y Defensa de Hungría.

Se estima que unos 80.000 refugiados y migrantes han llegado a Hungría este año —, sumados a los 43.000 de 2014. La gran mayoría están llegando a través de Serbia desde Siria, Afganistán, e Irak. Muchos solicitarán asilo en Hungría para luego pasar a otros países de la Unión Europea, como Suecia y Alemania.

El muro, que está previsto que tenga cuatro metros de altura y 110 millas de largo y cuesta alrededor de 35 millones de dólares, fue anunciado por el gobierno ultraconservador húngaro en junio provocando críticas inmediatas por parte de Serbia y otras instituciones. "Levantar muros no es una solución", dijo al Deutsche Welle el primer ministro serbio Aleksander Vucic. "No entiendo esta decisión y tengo la intención de hablar sobre el tema con nuestros socios de la Unión Europea".

La canciller alemana, Angela Merkel, ha dicho que el muro "no tiene sentido". Un portavoz de la UE también lo condenó diciéndole al Irish Times: "Hasta ahora solo hemos tirado muros en Europa; no tendríamos que ponerlos".

Este muro es otro más de los recientes esfuerzos de Hungría para acabar con el flujo de solicitantes de asilo. El mes pasado, el parlamento aprobó leyes que dan nuevos poderes a los funcionarios fronterizos para rechazar los inmigrantes procedentes de países de Oriente Medio, y nuevas leyes para retener a los migrantes en campamentos temporales y para bloquear apelaciones de reclamaciones fallidas.

Publicidad

Deportaciones por mar y aire en España: 3.373 expulsados en 2014. Leer más aquí.

De acuerdo con un reciente informe de Amnistía Internacional, muchos migrantes que viajan a través de los Balcanes sufren abusos y violencia por parte de funcionarios del gobierno y traficantes sin escrúpulos. El número de personas detenidas en la frontera serbio-húngara ha subido a más de un 2.500 por ciento desde 2010. Amnistía critica las nuevas medidas anti-inmigración de Hungría, diciendo que van a poner más vidas en riesgo.

"Los refugiados que huyen de la guerra y la persecución hacen este viaje a través de los Balcanes, con la esperanza de encontrar la seguridad en Europa, sólo para acabar siendo víctimas de abusos y explotación y para acabar a merced del fracaso de la petición de asilo", dijo a los periodistas el subdirector de Amnistía Internacional de Europa y de Asia Central esta última semana.

"A medida que un número creciente de refugiados vulnerables, solicitantes de asilo y migrantes quedan atrapados en los Balcanes, en tierra de nadie, las presiones sobre Serbia van en aumento."

Sigue a Rachel Browne en Twitter: @rp_browne