Creators

El futuro del cine es la captura de video volumétrico

Pronto será posible sumergirte en el cine y convivir con tus artistas favoritos de cerca.
30.1.18

La nueva revolución cinematográfica se acerca. Intel abrió nuevos estudios en Los Ángeles donde será posible hacer captura de video volumétrico. ¿Y qué es esto? Es la captura de video que genera imágenes 3D de la acción para poder ser usada en VR y AR, esto quiere decir que todo lo que se graba genera modelos o imágenes completamente tridimensionales que pueden ser vistas con lentes VR o aplicaciones de realidad aumentada, además de poder ser vistos en una pantalla plana logrando observar varios puntos de la acción al mismo tiempo, obteniendo una mayor inmersión en la historia y en la acción de la película, lo que indiscutiblemente generará una nueva forma de guionizar y dar tratamiento a las historias.

Publicidad

La construcción del espacio duró 18 meses, según el director del proyecto, Diego Prilusky, quien también ha trabajado con Alfonso Cuarón en películas como Gravity y en otras producciones como Prince of Persia, quien también comentó: “Estamos viendo contenido que abarcará desde teléfonos hasta pantallas gigantes y realidad virtual”, este contenido tiene un gran costo en velocidad de almacenamiento, pues necesita de 6 terabytes por minuto.

Para entender la importancia que tiene esta nueva tecnología, hay que dar un repaso por la historia del cine, el inicio de todo esto fue haber llegado a capturar la imagen en movimiento para poder dar pie al video. Eadweard Muybridge fue quien realizó el evento más importante en la historia de la cinemática al capturar objetos móviles por medio de un sistema de varias cámaras, a este experimento se le llamó “The horse in motion” o “El caballo en movimiento”, realizado con 12 cámaras y generando 24 fotografías, lo que lo llevó a la invención del Zoopraxiscope, un círculo en el que se pintaban las imágenes estáticas de cierta secuencia de movimiento, la maquina era mucho más grande y estaba diseñada específicamente para que las imágenes estuvieran en movimiento, a diferencia del viewmaster que mostraba imágenes diferentes en cada fotografía.

Después vinieron otras innovaciones, como introducir audio en las escenas, el cine a color, pero es el invento de Eadweard Muybridge el que funciona como punta de lanza del video volumétrico, esta nueva revolución en la imagen, en la que no sólo verás de forma plana la acción, sino que podrás observar cualquier cuadro del objeto, persona, animal, o lo que sea que esté en escena a detalle, más parecido a lo que pasa en un videojuego, pero con acción real.

Las buenas noticias con esto son que si alguna vez quisiste ver a Brad Pitt muy de cerca, con este sistema va a ser posible que el nivel de interacción con los mismos sea aún mayor, pudiendo llegar en algún momento a que tú formes parte de la historia. Además es posible involucrar todo tipo de elementos dentro de la escena, renders 3D, imágenes y demás, lo que seguramente será de mucho interés para marcas y campañas publicitarias.

Al parecer hay varias empresas trabajando con estas tecnologías, además de Intel, una de ellas es HypeVR, quienes quieren crear la patente de un sistema que se pueda adaptar a distintas configuraciones de cámaras, con esto es más fácil personalizar los proyectos en lugar de tener que escoger sólo ciertos modelos de cámaras. Por el momento el prototipo utiliza 14 cámaras y un escáner LiDAR.

El formato de video que saldrá será compatible con televisores Ultra-D, y la premisa de esta tecnología es que ver imágenes en 3D debe ser tan fácil como estar apreciando algo desde tu ventana. Esto quiere decir que no es necesario utilizar ningún tipo de visor como Oculus para sentir la inmersión, haciendo con esto más placentera la experiencia, porque muchas personas al estar dentro del VR solían marearse o tener algún tipo de shock, lo que distanciaba a posibles clientes o espectadores.

Los televisores y pantallas que tengan este sistema serán touchscreen, además de que podrás definir hasta cuántas capas de imagen querrás ver; muchos definen la experiencia como algo parecido a la holografía además de decir que es también un poco shockeante porque al volver a ver una pantalla normal no se tiene una sensación tan real. Seguramente las primeras pantallas serán muy costosA, pero bueno, con la ya famosa Ley de Moore operando, los precios de la tecnología bajan bastante en un corto tiempo.

El VR y el AR se han convertido en toda una noticia estos últimos 3 años, muchas campañas son lanzadas para hacer uso de estas tecnologías y varios artistas están trabajando con ellas, pero el poder de la pantalla parece no tener fin por la comodidad que se tiene al verla. Es por esto que compañías como Netflix siguen teniendo el control del entretenimiento, pues la gente sigue prefiriendo la experiencia separada del hardware, además de que las narrativas de pantalla siguen siendo más llamativas y accesibles para una mayor parte de la población. Lo que estamos presenciando con este tipo de tecnologías, de la misma forma que pasa con la realidad mixta (VR+AR), es un intento más por llevar al consumidor y la gente a esta idea, tratándola de ajustar más al modus vivendi de este estilo –sin que sea tan diferente de la convencionalidad–.

El siguiente paso podría ser eliminar cualquier tipo de hardware y dar paso a tecnologías que simplemente utilizarán nuestros sentidos y nuestra biología para generarse.

Veamos a dónde llega esto, pero algo es muy cierto, la nueva ola del cine ya empezó y las posibilidades, tanto para creativos como para cineastas, abren una nueva brecha que habrá que tener que tomar en alguna ocasión para que esto evolucione, y ver si esto genera el público suficiente para quitarle el cetro a la pantalla tradicional.

Relacionados:

Mapas antropomórficos de Europa publicados en 1869

Conoce al artista que le entró a su oficio con huevos

Esta cuenta de Instagram compila los peores tatuajes de la historia