FYI.

This story is over 5 years old.

Las diez mejores canciones que no sabías que están basadas en sampleos

... A menos que sí lo supieras. En cuyo caso, sorry.
Ryan Bassil
London, GB

Este artículo se publicó originalmente en Noisey.

El primer sintetizador que sampleaba le hubiera roto la cuenta bancaria a cualquier persona normal, y varias veces. Arañando los 18 mil dólares de esa época (que equivaldría a 58,000 dólares actuales; es decir, casi un millón de pesos), el elevado costo significó que el arte de cortar y pegar con fines creativos en la música popular, no fue rentable ni estuvo ampliamente disponible sino hasta mediados de los años 80, cuando finalmente productos comercialmente viables entraron al mercado. Es durante este tiempo que muchos de los productores más prolíficos y establecidos de hoy, se hicieron de su primer sampleador digital -los Dr. Dres y Kanye Wests del mundo, vaya- y comenzaron su viaje hacia la dominación imperial del globo, empresa reforzada con una chida colección de vinilos de soul de los 70.

Publicidad

Adelántale veinte años al pedo y el sampleo es tan común en la música como uñas de los pies en los mamíferos superiores. "Hotline Bling" de Drake -es sample. "Mask Off" de Future -sample. "Big For Your Boots" de Stormzy -ok, ya entendieron el punto. El sample utilizado en esta última canción del MC de Croydon puede ser un poco más difícil de rastrear que sus homólogos estadounidenses -se necesitó un sample vocal minúsculo de una rolita de house de Chicago de 1986, y repetirlo sutilmente a lo largo del tema. Pero de todos modos, el punto se sositene: ¡sample! Y no está mal. Todo lo contrario.

Aunque la música original tiene un atractivo especial, hay algo hermoso en el sampleo y la manera en cómo puede culminar en el descubrimiento de más música -a menudo de un género y una era que el oyente no estaba intencionalmente buscando. Por lo tanto, con eso en mente, aquí están algunas canciones que tal vez no sabías que están basadas en samples. Si lo sabías: ¡enhorabuena! Aunque no tenemos ningún premio para ti, lo siento.

Beyonce – "Crazy in Love" / Chi-Lites – "Are You My Woman (Tell Me So)"

"Crazy In Love" está en el cenit de las composiciones actuales de pop que generan un impacto cultural. Instantáneamente reconocible, eufórica, con un coro apretado y una participación de Jay-Z suave como la seda, esta canción será recordada por tantos años como la humanidad tarde en evolucionar su necesidad de seguirla escuchando. Pero mientras que los talentos respectivos de la mancuerna Carter-Knowles no puedan ser subestimados, el triunfo de "Crazy In Love" se debe en parte al cuarteto de los años 70 Chi-Lites y su tema "Are You My Woman (Tell Me So)". Presiona play arriba y coloca ese dulce sampleo junto a tu tímpano.

Publicidad

Daft Punk – "Digital Love" / George Duke – "I Love You More"

Cuando la gente llama a Daft Punk uno de los mejores dúos electrónicos de todos los tiempos, les falta mencionar un ingrediente importante de su fórmula, y es que también son maestros de seleccionar las mejores partes de sus canciones de otras canciones (y partes de canciones) que son menos interesantes. Tomemos "One More Time", por ejemplo. El riff extático de esa canción aparece alrededor de 0:34 en "More Spell On You" de Eddie John (si no lo reconocen es por el pitch). Sin duda, una de sus más grandes hazañas es haber tomado la única buena parte de "I Love You More" de George Duke -literalmente los primeros diez segundos- y haberlos convertido en "Digital Love", tal vez la canción más romántica que haya salido del corazón de un robot hasta la fecha.

Eminem – "My Name Is" / Labi Siffre's "I Got The…"

La canción con la que el mundo conoció a Eminem es de esas demostraciones sencillas y claras de por qué hay gente que considera a Dr. Dre el más grande productor de la historia del hip hop. Y claro, dado que es Dre, tiene bastantes ejemplos de cómo darle la vuelta a los samples. Este es uno que no ha sido explicado por la ciencia.

Continúa leyendo en Noisey.