Comí una sudorosa Whopper en el sauna de Burger King

FYI.

This story is over 5 years old.

Comí una sudorosa Whopper en el sauna de Burger King

Si estás en Helsinki y quieres experimentar un tipo de náusea única, este sauna temático puede ser temporalmente tuyo por $270 dólares, más un extra por las batas bordadas de Burger King.
Photo by Jelisa Castrodale.

Estoy desnuda y sudando demasiado, mi maquillaje lentamente se desliza por ambos lados de mi rostro. Limpio mi cara, manchando el logo impreso en la toalla con rastros de rimmel y mientras me recargo en la piedra fría de la pared del baño, pienso: "Sí, éste es el mejor Burger King al que he ido".

Esta es la parte donde la grabación se detiene y yo me cubro con una toalla de Burger King. "Sí, ésa soy yo", diría, mirando fijamente a la cámara. "Probablemente te estarás preguntando cómo terminé en esta situación". Es porque estoy en Helsinki, dentro de un Burger King bien equipado que tiene un sauna escondido debajo de su comedor de madera y piedra. El sauna abrió en primavera del año pasado, y antes de que alguien siquiera usara los asientos de madera, sudando a través de las cubiertas de papel, ya se había convertido en el único sauna de comida rápida en el mundo.

Publicidad

¿Por qué? La respuesta más sencilla es porque es Finlandia y ésta probablemente también sea la respuesta más acertada. "El sauna es parte de nuestra vida aquí durante todo el año", Eve Turunen, trabajadora de Burger King, me dice mientras me guía por el restaurante. "Tenemos saunas con amigos y familiares. Tenemos un sauna navideño y un sauna a mitad del verano, todo el año".

Tiene razón. Finlandia tiene una población de 5.5 millones de personas y se calcula que hay 2 millones de saunas diseminados por todo el país. Es cuestionable si fueron los finlandeses quienes inventaron el sauna, como algunos afirman, pero es parte esencial de su identidad nacional, junto con el estoicismo y evitar el contacto visual con los desconocidos. La mayoría de los finlandeses entran al sauna al menos una vez a la semana, si no es que más, y a menudo es culminado con un salto en el eternamente frío Mar Báltico. Si no es posible llevar a cabo estos planes, digamos, porque estás en un Burger King en el centro de la ciudad, tendrás que conformarte con un baño helado después de haber marinado tu comida en tu propio sudor.

BKJelisa

Eso fue casi exactamente lo que hice, comer una Whopper, papas a la francesa, una Coca-Cola y una malteada mientras sentía como si estuviera escalando el culo de un dragón. Tratar de soportar, ya no digamos disfrutar, el calor opresivo de un sauna es todo un reto, incluso si no tienes gotas de cátsup escurriendo sobre tus muslos desnudos. Un letrero de un sauna público que visité hace unos días decía que, después de un sauna completo, podrías sentirte renacer; como a medio camino de la hamburguesa, estaba segura de que había muerto por lo menos dos veces.

Publicidad

LEER MÁS: Aguas termales de café y sauna de camote en Taiwán

Turunen dice que el sauna de Burger King fue idea de Mikael Backman, director general de Restel, una compañía de hostelería que maneja cientos de cadenas de restaurantes —incluyendo Burger King— por toda Finlandia. "Solamente pensó, '¿Por qué no?'", cuenta ella, especialmente cuando el edificio ya tenía un sauna en el nivel inferior, rastros de diseño muy finlandés del dueño anterior.

"Ha sido muy popular desde que abrimos, sobre todo entre finlandeses y japoneses. El equipo de hockey nacional organizó su fiesta aquí [después de ganar el oro en el Campeonato Mundial Juvenil], así que estaba lleno de hombres grandes y sudorosos", me cuenta Turunen, señalando una foto del equipo encima de una mesa en el área privada del sauna. (Los atletas finlandeses son famosos por llevar sus trofeos al sauna: en 2007, Teemu Selänne, ganador con los Patos Poderosos de Anaheim, tuvo una velada vaporosa memorable con la Copa Stanley).

La cabinas y mesas inmaculadamente limpias están a unos cuantos pasos del sauna, pasando un par de refrigeradores con cerveza y refresco, una pantalla de 55 pulgadas y un PS4. "Hay muchas fiestas de cumpleaños aquí", comentó Turunen.

"¿Niños?", pregunté. "Oh no", respondió. "Todo el mundo".

El atractivo del sauna de Burger King quizá se deba parcialmente a la novedad que supone, o parcialmente porque Burger King se encuentra desde hace tres años en un renacimiento en Finlandia. La cadena fue nuevamente lanzada en el país en 2013, después de un intento fallido por servir comida a la parrilla en 1980. El local en cuestión es uno de los 27 Burger Kings que actualmente están compitiendo contra McDonald's y Hesburger, una cadena de comida rápida finlandesa, la más grande y vieja del país.

Publicidad

LEER MÁS: Sahti, la cerveza ancestral de Finlandia

Y, por otro lado más extraño, Finlandia y Estonia, comparten la posesión del único Burger King flotante del mundo, en la cubierta del ferry Tallink Star, el cual viaja de Helsinki a Tallinn. El restaurante de 300 asientos a bordo del Star es el Burger King más grande en Finlandia, el único Burger King en Estonia y, luego de verlo en persona, estoy segura de que es el más deprimente del mundo.

BKTowels

Estuve dentro del sauna unos 15 minutos antes de estar lista para mi ducha fría. Cada vez que como comida rápida de $20 dólares siento que necesito bañarme, pero ésta fue la primera vez que pude hacerlo en el restaurante. Me duché, me desnudé y me recargué en la pared del baño hasta que sentí que había dejado de sudar (algo usual para mí después de comer en Burger King).

Si estás en Helsinki y quieres experimentar un tipo de náusea única y estimulante, el sauna puede ser temporalmente tuyo. Está a la renta para grupos de hasta 15 personas, con un precio de €250 euros ($270 dólares) por tres horas, además del costo de la comida y bebidas. Los clientes muy entusiastas pueden comprar sus propias batas bordadas de Burger King por €60 euros extra.

Cuando finalmente me había enfriado lo suficiente para subir las escaleras y salir del restaurante, noté unos anuncios en la ventana que promocionaban la nueva Angry Whopper, nueva para Finlandia al menos. Si tan solo hubiera algún lugar para que esas hamburguesas fueran a relajarse.