FYI.

This story is over 5 years old.

Snowden dice que Nueva Zelanda espió a sus ciudadanos antes de hacerlo legal

Incluso cuando el gobierno estaba trabajando junto a la NSA en coleccionar grandes cantidades de datos, el primer ministro John Key dijo que la nueva ley "no es, y nunca será, sobre espiar a los neozelandeses"
15.9.14
En el valle Waihopai y el rio Wairau River, Isla Sur, Nueva Zelanda están las dos cúpulas blancas de la estación de espionaje Escalón Waihopaidel GCSB. Visible a la izquierda y bajo el centro. Foto por Side78/ Flickr

Hace poco más de un año, el gobierno de Nueva Zelanda aprobó una legislación que autorizaba a la versión local de la NSA, llamada Oficina de comunicación y seguridad gubernamental (o GCSB), a recolectar información de sus propios ciudadanos. La ley se aprobó estrechamente luego de un acalorado debate entre legisladores, grupos de derechos y el magnate local de Internet, Kim Dotcom.

En ese tiempo el Primer Ministro John Key comentó que la nueva ley "no es y nunca será sobre espiar a los ciudadanos neozelandeses."

Publicidad

Pero un grupo de documentos secretos entregados por Edward Snowden sugieren que oficiales de Nueva Zelanda ya han comenzado a diseñar e implementar programas masivos de vigilancia, mucho antes que la ley incluso llegara al parlamento.

De acuerdo a nuevos documentos publicados por Flenn Greenwald este lunes, la GCSB comenzó a cooperar con la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos el 2012. Mientras buscaba autorización legal, el gobierno planeaba que, en algún momento de "mediados del 2013" y bajo la operación "fusil", la NSA pudiera acceder a un cableado bajo el mar que conecta Nueva Zelanda con el resto del mundo.

Un documento secreto de la NSA del 2012 dice: "Proyecto "fusil" en marcha". En otro documento se discuten reportes que decían "El acceso a los cables de nuestros asociados llegó a Fase I", esto bajo el encabezado "Nueva Zelanda".

"Les puedo decir que hay serias preguntas sobre si el actual gobierno dijo a sus ciudadanos toda la verdad respecto a esta ley" dijo Greenwald en un canal de televisión neozelandés. Él había dado a conocer este reporte durante el día en un evento organizado por Kit Dotcom, quien se supo fue el blanco de vigilancia electrónica del gobierno el año 2012. De acuerdo a Greenwald, la GCSB tuvo contacto directo con sus contrapartes pertenecientes a Cinco Ojos (o Five Eyes), la NSA (de Estados Unidos) y la GCHQ (del Reino Unido) .

Anticipandose al reporte, Key admitió por primera vez que la GCSB había comenzando a implementar un programa de espionaje. Pero aseguró que nunca lo habían llevado a cabo.

Publicidad

El reporte de Greenwald y otra investigación del gobierno demostraron que el 2012 las comunicaciones de Kim Dotcom, junto a las de otra docena de ciudadanos y residentes legales, fueron espiadas ilegalmente por la fuerzas publicas de Nueva Zelanda. El director de GCSB renunció. Ningún oficial fue perseguido, y el gobierno de Key propuso una nueva ley que permitía el resurgimiento de la vigilancia electrónica interna.

Pero incluso antes de proponer la ley, el gobierno ya había comenzado planes junto a la NSA para monitorear los cables submarinos, el plan era comenzar a hacerlo al mismo tiempo que la ley se aprobara.

Por las palabras utilizadas en el documento la ley parecía ser un hecho consumado. La NSA veía la aprobación de la ley como esencial en la implementación de la recolección de metadatos de Nueva Zelanda, proveyendo (escribió The Intercept) "exactamente los poderes que Key repetida y públicamente negó que les daría."

No está claro si todo el programa estaba en funcionamiento antes de la aprobación de la ley en Agosto del 2013, la Fase I, que es como se llamaba al acceso a los cables submarinos, estaba en plan de ser implementada desde "mediados del 2013."

Junto a los reportes de Greenwald y Ryan Gallagher, The Intercept publicó una columna de opinión escrita por Edward Snowden que contradecía lo dicho por Key al parlamento, donde aseguraba que "la ciberseguridad es para proteger nuestros secretos" y "no sobre el espionaje."

Publicidad

"Si vives en Nueva Zelanda estás siendo observado" escribió el ex contratista de la NSA en su primera columna de opinión para la publicación. "En la NSA rutinariamente me topé con comunicaciones de neozelandeses durante mi trabajo con la masiva herramienta de vigilancia que compartimos con la GCSB, llamada 'XKEYSCORE'. Nos permite total acceso a la base de datos con comunicaciones coleccionadas a través del espionaje masivo. No está limitada ni se usa mayormente para propósitos que tienen que ver con la ciberseguridad, como se ha dicho, en cambio se usa más que nada para leer emails privados de individuos, mensajes de texto y otro tráfico de internet".

Un documento de la NSA del 2011 lanzado en Mayo dice que Nueva Zelanda y los otros socios en la organización de espionaje "5 ojos", tienen la ambición de "saberlo todo", "recogerlo todo", "mal utilizarlo (exploit) todo" y "compartir todo entre los socios".

El Partido de Internet de Doctom, formado en respuesta a los programas ilegales de espionaje del gobierno, se unió con el izquierdista Partido Mana en Nueva Zelanda y están preparados para ganar unos cuantos asientos en el parlamento. Justo antes de las elecciones generales de este sábado, Key ha luchado contra las acusaciones de espionaje, admitiendo simultáneamente la existencia de los programas mientras niega la historia de Greenwald, ridiculizando al periodista ganador de un Pulitzer, a quien llama "el pequeño secuaz de Dotcom."

Publicidad

El reporte de Greenwald no es el único que desafía a Key antes de las elecciones. Un nuevo libro escrito por el periodista de investigación Nicky Hanger, llamado "Políticas sucias", investiga una serie de emails hackeados del bloggero de derecha Cameron Slater, donde acusa a Key y sus colegas de sucios trucos y campañas de desprestigio para promover la posición del primer ministros neozelandés en desmedro del Partido Nacional.

"La seguridad nacional se ha convertido en la seguridad del Partido Nacional" escribió Snowden. "Lo que vemos hoy en Nueva Zelanda es que la consideración entre el derecho publico de saber la verdad y la propiedad de un secreto son determinados por solo un factor: la ventaja que ofrece a un partido o a un político especifico".

El 21 de agosto del año pasado, el parlamento de Nueva Zelanda aprobó por muy poco la promulgación de la nueva ley: 61 votos a favor y 59 en contra. Antes de la aprobación, Key reconoció que la nueva ley "alarmó" a la gente pero "rechazo que escribir en una ley lo que el GCSB ya hizo, signifique una extensión de sus poderes".

En la practica, los poderes de Key ya son extensos: el gobierno autorizó una totalitaria, sin precedentes forma de vigilancia en las comunicaciones del país. De acuerdo a un nuevo documento, la primera fase del programa (un "primer sondeo de metadatos") puede que ya esté en curso.

En un punto Key prometió renunciar si la GCSB era sorprendida haciendo vigilancia masiva.

"Han habido acusaciones que esta ley no ofrece protección de los metadatos y permite coleccionar grandes cantidades sin orden judicial" dijo el Primer Ministro Key antes que la ley de vigilancia fuera aprobada. "Nada de esto es verdad".

El domingo el Primer Ministro agregó que planeaba refutar los dichos de Greenwald y que desclasificará documentos secretos que prueban que el programa nunca fue implementado.