futbol brasileño

​Los Gigantes de Pará: el equipo de futbol de personas pequeñas más famoso del mundo

Los también llamados "Ronal-Tinios" llevan más de tres años jugando juntos, recorriendo al menos 145 ciudades en tierra amazónica.
5.10.16

Lo que para la mayoría podría ser un obstáculo para desenvolverse en la sociedad y más aún para jugar futbol, para este equipo de futbolistas no es impedimento, por el contrario, es su principal arma de entretenimiento y recreación para romper los prejuicios sobre cómo debe ser el jugador "ideal".

Fundado en noviembre de 2007, el equipo de futbol "Los Gigantes do Norte" se integra de una veintena de jugadores que sufren enanismo (trastorno del crecimiento en el que el hombre no supera el 1.40 metros de altura y la mujer el 1.30 metros de estatura).

Leer más - Voluntad Sin Límites: Kyle Maynard desafiando las alturas

"Mientras trabajaba como entrenador profesional, había un enano apodado 'Capacidad' que me acompañaba a donde yo fuera a entrenar. De pronto, se veía como una persona alegre, feliz de hacer algo útil. Comencé a pensar sobre otros como él, que no tenían la oportunidad de practicar deporte. Por eso fui a un canal de televisión en Belém para una entrevista y dije que si habían enanos interesados en jugar fútbol, vinieran a Cuná", explica Carlos Lucena, director técnico de los Gigantes de Pará, a la unidad de Reportajes Especiales de ESPN Deportes.

Ese día, aparecieron siete de ellos. Poco después ya eran veinticinco.

Publicidad

Considerados como uno de los mejores equipos de futbol integrado por personas pequeñas, los Gigantes entrenan en canchas estándar y con porterías de tamaño normal en Belém, estado de Pará, al norte de Brasil. Son ovacionados en diferentes exhibiciones a las que acuden cerca de 30 mil personas, lo que los ha llevado a alcanzar la fama mundial.

Si bien, las reglas de futbol son universales, para estos jugadores existe sólo una especie de adaptación para enfrentar los tiros libres. Esta es subirse en los hombros de otro jugador en forma de "caballito" para formar las barreras cuando el equipo contrario cobra una falta cerca de la portería.

La escuadra de peculiares futbolistas reúne el dinero de las entradas a los partidos y lo reparte equitativamente entre cada jugador. Además de vender camisetas y DVD's de sus partidos con la finalidad de costear sus viajes y el departamento en el que todos viven.

Una de las figuras de los "Gigantes de Pará" es Casemiro Ribeiro (de sólo 99 centímetros) conocido como "Vagner Love" por su peculiar peinado con trenzas y parecido físico con el delantero brasileño. Su habilidad ha logrado conseguir apoyo extra gracias a los malabares que realiza durante el juego.

Leer más: El ascenso y caída de los "Hollywood Shorties"

"Éramos discriminados, caminábamos por la calle y la gente decía: '¡Ahí van los enanos! ¡Los enanos deben estar en el circo!' Así nos trataban. Sin embargo, ahora es diferente, cuando salgo a la calle la gente me dice: 'Vagner, ¿Podemos tomarnos una foto contigo?'. Así son las cosas ahora", destacó Casemiro, quien solía ganarse la vida como bailarín de Ritmo Carimbo.

Gracias al éxito de sus partidos, diversas cadenas internacionales se han acercado con los jugadores. En 2014, el canal de YouTube Barcroft TV publicó un reportaje del equipo en el que muestran sus grandes habilidades al tiempo que llevan a cabo un divertido show, transformando cada juego en todo un espectáculo.

Aunque el equipo de pequeños jugadores disputa partidos amistosos con categorías inferiores de algunos clubes importantes, y a pesar de contar con el nivel competitivo suficiente para vencer a rivales del doble de su tamaño, "Los Gigantes" tienen prohibido participar en torneos oficiales de la Liga Paranaense (la liga de su región).

Inicialmente motivados para llamar la atención de los brasileños sobre su situación social, y en búsqueda de más oportunidades, los jugadores se convirtieron en héroes mediáticos a nivel mundial y un ejemplo a seguir para los niños de Brasil.

"Son los enanos más famosos del mundo. Queremos llegar al punto más alto. El sueño es poder realizar un mundial de personas pequeñas", concluyó Lucena.

Los también llamados "Ronal-Tinios" llevan más de tres años jugando juntos, recorriendo al menos 145 ciudades en tierra amazónica, y a su paso, rompiendo los prejuicios que aquejan a las personas con su condición.