Can

El portero de Senegal se lleva un Óscar en la categoría de mejor falta autoinfligida

Khadim N'Diaye sabía que su selección necesitaba perder tiempo para pasar a los cuartos de final de la Copa África, así que decidió tropezar consigo mismo para dar una clase magistral de actuación.
25.1.17

Sigue a VICE Sports en Facebook para descubrir qué hay más allá del juego:

El portero de la selección de Senegal es un pillo y un sinvergüenza. Algunos dirán que engañar al árbitro por medio de faltas fingidas es el pan de cada día en los campos de fútbol, tanto amateurs como profesionales, y que por lo tanto tampoco es tan grave lo suyo. Pero nunca habíamos visto algo tan descarado y patético, nunca.

El autor de esta cínica artimaña es Khadim N'Diaye, el portero de Senegal para la Copa África 2017. ¡¿Por qué, por qué?!

Senegal se enfrentó a Argelia este lunes en el último partido de la fase de grupos del torneo africano que se celebra este año en Gabón. Senegal tuvo que remontar en dos ocasiones para empatar el partido y, como le convenía el empate para poder pasar a cuartos de final como primera de grupo, su guardameta decidió que sería bueno quemar unos minutitos de más para afianzar el resultado.

Pudo haber hecho de todo, desde hacer como que no veía el balón y amagar con despejar, hasta fingir un calambre o ir a buscar el balón detrás de las vallas publicitarias; de todo menos 'tropezarse' con su pie izquierdo y gritar de dolor como si le hubieran disparado en una pierna.

La postal es tan absurda que es de vergüenza ajena, y quizás Marco van Basten no iba tan mal encaminado cuando propuso que en los últimos diez minutos el reloj debería detenerse cada vez que el balón salga del campo para evitar pérdidas de tiempo innecesarias, como esta.

El partido terminó con un 2-2, Argelia quedó eliminada del torneo y los pícaros senegaleses ya esperan a Camerún en los cuartos de final.