FYI.

This story is over 5 years old.

el auténtico predecesor de shaq

Descanse en paz 'Chocolate Thunder', el primer rompe-tableros de la NBA

Darryl Dawkins personificó el amor al juego y a la vida. Ahora que nos ha dejado, en VICE Sports hemos querido realizarle nuestro particular homenaje.
31 Agosto 2015, 12:10pm
Foto de Robert Lewis, Getty Images

Cuando era niño, el primer jugador que realmente me atrapó y me hizo volverme loco por lo que hacía y cómo jugaba fue Shaq. ¿Qué más necesita un crío de 12 años para amar a un jugador que el verlo rompiendo tableros y destruyendo canastas por doquier? Y todo eso sin mencionar sus zapatillas deportivas, su buen humor y su presencia en la cancha.

Más baloncesto: ¿Sobrevivirán las relaciones entre entrenadores y jugadores tras el cambio de tope salarial en la NBA?

Siempre pensé que Shaquille O'Neal había sido el primer jugador de baloncesto profesional capaz de romper un tablero... hasta que me compraron un vídeo titulado All New Dazzling Dunks and Basketball Bloopers. Entonces conocí a Darryl Dawkins. El pasado jueves 27 de agosto del 2015, Dawkins falleció a los 58 años de edad; he aquí mi humilde esfuerzo para honrar su memoria.

DarrylDawkins fue un personaje aparte en la historia de la NBA —no sólo por su juego, sino también por su personalidad. Darryl dio el toque 'funk' que la NBA necesitaba cuando ésta se unió a la ABA en 1976. Dawkins era un tipo tan divertido como fuera de lo común. En 1975 se convirtió en el segundo jugador en la historia en entrar en el 'draft' directamente sin pasar por la universidad; el primero había sido Moses Malone en 1974 (el honor real debió corresponderle a Reggie Harding ya en 1962, pero las políticas de la NBA en esa época se lo impidieron, así que Reggie debió pasar por varias ligas menores antes de desembarcar en la competición mayor).

Darryl Dawkins se dispone a despegar. Imagen vía Youtube.

Dawkins no jugó mucho durante sus primeras dos temporadas con los Sixers, pero en su tercer año logró promediar un 60% de tiro y su rol en el equipo creció muy notablemente. Desafortunadamente, nunca ganaría un campeonato. Durante su estancia en Filadelfia, Darryl alcanzó los play-offs todos los años... e incluso perdió dos finales, una contra los Portland Trail Blazers y la otra contra los Lakers de Los Angeles. Dawkins fue traspasado a los New Jersey Nets a mediados de 1982; menos de un año después, los Sixers ganaron el título finalmente —sin él, por supuesto.

Más adelante, Dawkins sería parte de los 'Bad Boys', el equipo de los Detroit Pistons que alzaría con el anillo en 1989. Sin embargo, para seguir con su mala racha, el equipo de Michigan le cortó en febrero del año del campeonato. Darryl se marchó a Italia para jugar con el Auxilium Torino, el Olimpia Milano y el Telemarket Forlì antes de intentar regresar a la NBA en 1994 con los Denver Nuggets y los Boston Celtics. Su vuelta, sin embargo, no tuvo éxito y acabó jugando sus últimos partidos con los Harlem Globetrotters y en varios equipos de las ya desaparecidas ligas norteamericanas CBA e IBA.

Aquí es donde seguramente os preguntaréis por qué Dawkins es tan importante en la historia del baloncesto si jamás ganó nada. Pues bien, la respuesta es la siguiente: Darryl Dawkins fue importante porque ofreció al público cosas que éste jamás había visto, desde sus mates espectaculares hasta una personalidad absolutamente extravagante —y única.

De entrada, Dawkins siempre aseguró que era un extraterrestre que venía del planeta Lovetron. Entre sus apodos figuraban nombres como Sir Slam y Dr. Dunkenstein, pero el más conocido es el de Chocolate Thunder. La historia del origen de este nombre es curiosa; Dawkins siempre dijo que Stevie Wonder engañaba a la gente y podía ver más de lo que aparentaba. Cuando el mismo Wonder le puso el apodo de Chocolate Thunder, Darryl dijo: "Si no me ve jugar ¿cómo puede ponerme un apodo tan preciso y que me describe a la perfección?".

Dawkins, además, era capaz de romper todos los tableros que quería; sabía exactamente cómo machacar el aro para desintegrar el cristal de detrás. Se dice que fue él quien forzó a inventar los aros modernos, que hoy son capaces de aguantar actos homicidas como este:

Dawkins también se encargaba de dar nombre sus mates:

  • Your Momma – Cuando alguien osaba intentar detenerlo y acababa machándosela en la toda la cara.
  • The Greyhound Special – Cuando corría de un extremo a otro y la clavaba, como un autobús Greyhound.
  • Left-Handed, Spine-Chiller Supreme – Dawkins era diestro; esta genialidad ocurría cada que machacaba con la izquierda.
  • Turbo Sexophonic Delight – Cuando hacía un ligero movimiento de caderas antes de saltar.
  • Chocolate Thunder Flyin', Glass Flyin', Robizine Cryin', Parents Cryin', Babies Cryin', Glass Still Flyin', Rump Roasting, Bun Toasting, Thank You Wham Ma'am I Am' Jam – La breve y concisa (?) descripción que dio al primer mate con el que rompió un tablero.
  • The Chocolate Thunder Ain't Playin', Get Out The Wayin', Backboard Swayin', Game Delayin', Super Spike – Una nueva descripción breve para su segundo mate rompe-tableros, a partir del cual la NBA se vio obligada a rediseñar sus canastas.

Además de estos, Dawkins tenía una buena gama de acciones: Dunk You Very Much, The Rim-Wrecker, The Gorilla, The In Your Face Disgrace y la If You Ain't Groovin' You Best Get Movin' Dunk. Esta última era cuando la machacaba tan fuerte que el aro seguía moviéndose aunque su equipo estuviera defendiendo en el otro extremo de la pista.

Los Sixers, eso sí, perdieron los dos partidos en los que Dawkins rompió el tablero.

El legado de Darryl Dawkins va un poco más allá de las estadísticas y los anillos de campeonato. Darryl personificó el amor al juego y a la vida. Se divertía igual dentro y fuera de la cancha, tanto con la forma en la que vestía como con la forma en la que jugaba. Dawkins siempre nos recordará que el baloncesto es, a fin de cuentas, un juego en el que tenemos que divertirnos: cuando eso ocurre, todo saldrá mejor.

Dawkins también abrió el camino para todos aquellos que quisieran pasar directamente del instituto a la NBA sin pasar por la universidad. Jugadores como Kobe Bryant, LeBron James, Kevin Garnett, Jermaine O'Neal y Tracy McGrady, entre otros, nunca habrían podido llegar tan pronto a la liga de no ser por Dawkins y Malone.

Queda claro, pues, que su parte en la historia del baloncesto es importante. Los auténticos fans le echarán de menos. Para cerrar el artículo, os dejo con un vídeo de sus 20 mejores mates... y con una cita; una vez, cuando le preguntaron sobre las características y la composición de su planeta natal Lovetron, Darryl respondió lo siguiente: "Amor, amor, amor y más amor, eso todo".

Sigue a Diego Zanassi en Twitter:@Zananassi