FYI.

This story is over 5 years old.

Un nuevo estudio sugiere que el baile sincronizado alivia el dolor

Ya sabes: a bailar sincronizado con tus amigos en la pista para fortalecer tu umbral de dolor.
17.11.15

Me voy a saltar toda la jerga científica y decírtelo en simple español. Un nuevo estudio publicado en Biology Letters muestra que el movimiento sincronizado no sólo genera unión entre los participantes, sino que también contribuye a incrementar el umbral del dolor. Sí, lo leíste bien: bailar te hace más fuerte.

Medir el umbral del dolor de un paciente es una forma común de calibrar su nivel de endorfinas, comenta Bronwyn Tarr, uno de los investigadores que condujo el estudio, en un artículo para The Conversation. Las endorfinas, por si no lo sabes, son los químicos que libera tu cerebro para hacerte sentir bien, y por consecuencia, menos susceptible al dolor. Son parte del coctel de químicos en tu cerebro durante actividades de sincronización física como bailar, un coctel que incrementa los lazos entre sus participantes—como un lubricante social natural.

Investigadores aprendiendo nuevos movimientos para el experimento. Por José Roberto Correa para The Conversation.

El estudio fue conducido con 264 jóvenes en Brasil y medía el umbral del dolor usando la presión sanguínea antes y después de bailar. Los bailarines tuvieron "esfuerzos altos y bajos con bailes sincronizados o sin sincronía," explica Tarr. No es de sorprender que los participantes que se esforzaron físicamente con altos niveles de energía mostraron un incremento en el umbral del dolor, es decir, niveles más altos de endorfinas. Así es como funciona el ejercicio.

Pero esta es la parte interesante: aquellos que sólo hicieron movimientos sencillos, baile sincronizado de poca energía—"pequeños movimientos de mano"—también mostraron un incremento en el umbral del dolor. Esto significa que moverse al mismo ritmo que las personas a su alrededor tiene un efecto psicológico en los bailarines, incluso si no sudas.

También podría demostrar por qué el bailar se asocia con rituales de cortejo, pues estos químicos cerebrales no sólo incrementan el umbral del dolor, sino que también te hacen más amigable y menos ansioso en general. Para leer más del estudio, dirígete a Biology Letters.

Sigue a Max en Twitter: @maxpearl