FYI.

This story is over 5 years old.

And The End of Everything, el final de todo como el umbral de algo

Están pasando cosas muy padres en el país. Voltea a ver a tu alrededor.

Esta vez me tocó conversar con el productor No Light, mitad del proyecto And The End of Everything. Me pareció muy interesante hablar con Alan acerca de su formación que aunque no fue plenamente autodidacta, encuentro demasiados genuinos los caminos que tuvo que atravesar para llegar a lo que al menos en este breve instante de su existencia es.

Un personaje que saltó del piano clásico al metal más tosco; del rock, a las más populares y quizás distorsionadas, muestras de música electrónica; hasta llegar a convertirse en lo que es hoy, un referente en potencia de la producción musical electrónica (que no es estrictamente digital) de la capital. Haciéndose de un nombre con mucha calma, sin ninguna prisa y con un perfil muy bajo. Ofreciendo, junto a su colega, memorables y excelsos sets en noches difíciles de olvidar

Publicidad

Hace ya más de un mes que And the End of Everything lanzaron su primer material; una consistente entrega de corte UK Garage, techno cadencioso con densa y envolvente envergadura ambiental. Intenté descifrar y exponer el modus operandi de cada uno de los hemisferios de este misterioso encéfalo y así develar de manera más objetiva todo el detrás y la narrativa de esta excelente pieza musical, dividida en tres partes.

El material fue concebido bajo el sello virtual de NSMBL y vendría siendo su cuarto lanzamiento oficial. '237' es el número de la habitación del mal en la película de 'El resplandor' de Kubrick, y a partir de ésta imagen se disemina y se construye la narrativa del material; embalsamado de estas enigmáticas teorías conspiracionales que no sólo yacen incandescentes en el subconsciente de los fans, sino en el inconsciente de toda la humanidad. Lo siento como el soundtrack de un túnel que te transporta a una velocidad aparentemente lenta, por una superficie tan frágil que hace dudar de la realidad de todo. Es muy difícil que no te envuelva y te transporte a esta otra dimensión, da igual el lugar y el momento en que lo estés escuchando.

Están pasando cosas muy padres en el país. Voltea a ver a tu alrededor.