Las cervezas IPA hacen crecer los senos de los hombres

Los lúpulos en tu IPA favorita son de hecho muy buenos para el insomnio y la menopausia, gracias al alto contendio de estrógeno. Sin embargo puede traer consecuencias extrañas en los hombres.

|
08 Enero 2016, 7:00pm

Foto von athlex via Flickr

Pocas personas saben esto, pero esos tragos de tu cerveza favorita IPA (Indian Pale Ale) son una medicina realmente maravillosa para el insomnio y la menopausia, gracias a su alto contenido de fitoestrógenos. Estos mismos fitoestrógenos, sin embargo, son menos convenientes para los hombres, como lo indica una condición común conocida entre los cerveceros como Brewer's Droop (senos de cervecero).

Sí, leíste bien: los lúpulos hacen crecer los senos de los hombres.

LEE: ¿A qué sabe la cerveza hecha con insectos?
En el libro Sacred and Herbal Healing Beers, el herbolario Stephen Herrod Buhner describe los tres usos estándares del lúpulo en la medicina herbal: es un inductor del sueño; es un diurético que promueve con éxito el flujo de la orina; y, finalmente, es una fuente natural de fitoestrógenos para tratar la menopausia y la endometriosis. La herbolaria Susan Weed también dice que el lúpulo es un analgésico nutritivo, una hierba que induce el sueño y un suplemento eficaz para impulsar la producción de leche en las mujeres lactantes.
Photo by the author
Esto beneficia a las mujeres, pero un desequilibrio de estrógenos en los hombres puede afectar negativamente su rendimiento en la cama. Herrod advierte que las fábricas de cerveza y los bartenders conocen bien esta información: "Debido a la exposición a largo plazo a las propiedades estrogénicas del lúpulo, tienen dificultad para mantener una erección".

No sufro de insomnio y no estoy en periodo de lactancia, así que personalmente no bebo cerveza elaborada con lúpulo; hago mi propia cerveza con maleza silvestre. Algunos podrían calificar de hereje el concepto de una cerveza sin lúpulo, pero créeme que así se crean las cervezas medicinales —además, si se prepara adecuadamente, te puede curar muchos malestares físicos—.

Vivo en una casa de campo en Provo, Utah, con vista a las Cascade Mountains. En cuanto el clima se vuelve más cálido tras el invierno, me emociono. Es el momento para fabricar otra vez mi medicamento.
Photo by the author
Generalmente uso milenrama, una hierba que abunda en estas montañas. En los países escandinavos se le conoce como "lúpulo de tierra" y los navajos la consideraban un afrodisíaco. Pero, para mí, en mi patio trasero, era solo maleza, hasta que empecé a elaborar cerveza medicinal que aparentemente aliviaba resfriados, fiebres, y gripe, entre otras cosas.La milenrama, al igual que el lúpulo, sabe placenteramente amarga, pero tiene un aroma herbal muy agradable. En la cerveza, la milenrama te ayuda a navegar entre los reinos de la conciencia (de ahí su otro apodo, "hierba del artista"), te ayuda a ver los colores con mayor intensidad y sus rasgos particulares ayudan al bebedor a llegar a un estado inmediato y completo de intoxicación con tan solo unos pocos sorbos —no, no necesitas un six pack—.
Photo by the author
Desde que puedo beber legalmente, nunca quise cebada o lúpulo en la cerveza. Supongo que se puede decir que nací en la época equivocada. Yo soy de la vieja escuela, al igual que las "esposas de cerveza" del año 1400.

Cada pueblo en Europa tenía una "esposa de cerveza" en aquel entonces, y la mayoría de los pueblos indígenas de todo el mundo tuvieron mujeres con un papel similar. La palabra "wifery", al igual que la palabra "husbandry", era un término que significaba estar casado con tu oficio. Era típico que un hombre se casara con la ganadería y la mujer con las plantas medicinales para después preparar la cerveza que lograba unir a la comunidad. Una "esposa de cerveza" era una curandera. Formaba parte de la "gente astuta", un grupo de personas que mantiene el conocimiento ancestral de sanación con plantas y lo transmite de generación en generación. Esa práctica comenzó su declive hacia 1512, cuando los primeros empresarios vieron la oportunidad de convertir el arte de esta mujer en una empresa para hacer dinero a escala industrial.

Antes de esa fecha, las mujeres elaboraban las cervezas con base en las necesidades de su comunidad y las necesidades particulares de los individuos. Cuando se promulgaron las leyes de pureza de la cerveza de 1512, la mayoría de los usos medicinales de la cerveza, como el tratamiento de la infertilidad y la impotencia, desaparecieron, pues a los fabricantes de cerveza solo se les permitía usar lúpulo y cebada para dar sabor a su cerveza.

Nunca sabremos exactamente cuántas viejas recetas se perdieron, aunque nos quedan los restos de algunas. Por ejemplo, el pilsner favorito se hacía con beleño. Si se usa en dosis adecuadas, la planta puede llevarte en un viaje vertiginoso a otros reinos. Pero el beleño, un miembro de la familia de las mortales solanáceas y un pariente del estramonio, es un tramposo y siempre debe ser tratado con respeto. La dosis equivocada puede inducir terror y, en algunos casos, la muerte.

Me enamoré por primera vez del arte de la elaboración de la cerveza medicinal después de enterarme de toda esta historia; fui muy feliz de descubrir lo fácil que es elaborar cerveza medicinal. Cuando vi las burbujas y la espuma blanca de mi primer lote, pensé: ¡Wow! los microbios y yo hicimos esto.

beers-glasses

Cuando empecé originalmente la elaboración de cerveza, era exclusivamente un acto de desobediencia civil. En Utah, en ese momento, era ilegal preparar alcohol en tu casa. Éste era un remanente de la Ley Seca, la cual veía más por el bienestar financiero de los Rockefeller que por la salud pública. Los Rockefeller fundaron la Women's Christian Temperance Union y eliminaron las destiladoras de las granjas en todo el país, obligando a la gente a comprar gasolina de deshechos para sus coches y tractores en vez del alcohol de manzana de combustión limpia que utilizaban hasta antes de la Prohibición.

En 2009, un grupo de entusiastas de la cerveza impulsó la legislación para que el hacer cerveza casera en Utah fuera legal. Esta legalidad recién descubierta no ha detenido al electorado abstemio de nuestra ciudad de mirar con recelo cuando escuchan que se está preparando alcohol casero. Además, nuestra predilección por preparar cervezas a base de hierbas que no utilizan lúpulo, ni cebada, ni levadura comercial, hace que tu proveedor local de cerveza casera haga un berrinche, al tiempo que murmura sobre la necesidad de productos químicos de limpieza y el horror por las cervezas de sabor amargo.

Si tu cuerpo sufre con el gluten, seguro simpatizarás con nuestra preferencia por la miel en la elaboración de la cerveza –como el t'ej etíope (vino de miel)– en lugar de malta de granos. Como elaboradora de cerveza casera, puedo asegurar que estos edulcorantes también hacen que el proceso de elaboración de cerveza casera sea más fácil, ya que no hay brote, ni malteado, ni tostado de granos en tu mezcla.

Recuerda, la cerveza era originalmente una infusión de té que enfriabas, endulzabas y dejabas fermentar con levadura. Así que piensa que tus cervezas IPA y de malta favoritas son infusiones efervescentes de lúpulo, endulzadas con diferentes maltas de cebada.

Cuando comencé a elaborar cervezas medicinales, solo quería disminuir la cantidad de ibuprofeno que estaba tomando para los cólicos, que eran muy intensos. Preparé una cerveza de salvia, que, además de ser una hierba común que se utiliza para la cerveza en la actualidad, se cree que tiene beneficios para algunos problemas femeninos, como esos cólicos horribles.

Resultó ser una de las cervezas caseras más ricas que haya hecho, y resultó ser muy eficaz, no solo como analgésico, sino también para aumentar la energía.