Publicidad
La guía VICE de lo que está pasando

Oye pues no era broma, han cerrado casi toda la línea 1 del metro de Madrid

Si vives en Vallecas y trabajas en Sol, pensarás que lo de cortar de golpe 23 paradas de una línea principal de transporte público es un puto disparate. Y probablemente lo sea.

por Iago Fernández
04 Julio 2016, 10:09am

Mi abuelo tiene 93 años y cuando nació ya existía la Línea 1 de metro. Es la más antigua de Madrid y la segunda con mayor demanda, con 13.000 viajeros en hora punta y 7,5 millones de viajes cada mes. Por todo esto, soñábamos con que lo del cierre total de sus 23 estaciones fuera solo una broma pesada, una gracieta. Pero no, hoy es el primer lunes que los madrileños que usan el trayecto de Sierra de Guadalupe a Plaza de Castilla se han despertado sin metro y se han tenido que buscar la vida para llegar a sus oficinas.

Luz (izquierda) y otra vecina de Vallecas esperan el autobús en Sol para llegar a su trabajo en Iglesia. Foto del autor

Como Luz, de 46 años, que vive en Nueva Numancia y ahora espera el autobús en Sol para llegar a su trabajo en Iglesia, tras encontrarse con que en Puente de Vallecas el número 37 pasaba continuamente de largo por estar lleno de viajeros. "Es la primera vez en mi vida que llego tarde a trabajar, no nos han informado de nada ni nos han dado soluciones". Una pataleta comprensible, después de que el Gobierno de la Comunidad reconociera que tenía que haber realizado obras de mantenimiento hace diez años, cuando concluyó la ampliación, para evitar este trastorno descomunal.

Solo han puesto tres líneas de bus de refuerzo y, tras este cierre de 23 estaciones hasta noviembre, se plantea otra segunda fase de obras

De hecho, el Consorcio Regional de Transportes de Madrid (CRTM) pensaba hacer el corte el 21 de mayo y más tarde el 18 de junio, pero decidió retrasarlo para no coincidir con la huelga de Cercanías Renfe. ¿Una medida populista de Cifuentes? Lo que está claro es que ninguna de las líneas especiales de refuerzo que ha dispuesto la EMT ayuda a los vecinos de Vallecas que necesitan llegar a Sol. Solo hay tres: de Cuatro Caminos a Plaza Castilla, de Sierra de Guadalupe a Atocha Renfe y de Sierra de Guadalupe a Conde de Casal.

Los vallecanos, como Luz, ya se manifestaron en su día contra el cierre por ser su barrio el más afectado por el corte, sin opciones cercanas de transporte público al centro y siendo encima el segundo distrito con el mayor número de trabajadores que, además, necesitan salir de él cada mañana para trabajar. Los atascos son habituales en este cinturón obrero de Madrid, por el flujo de habitantes del sur que van a trabajar al norte. Para ellos, los 133 días sin la línea 1 (ojo, que amenazan con una segunda fase de obras) van a ser un pequeño infiernito. Encima de cornudos apaleados. Tetuán y el norte de Madrid también lo sufren de manera especial.

La web ciudadana elcierredelalinea1.es ofrece una cantidad increíble de datos, mapas y herramientas al respecto.

Ainhoa, de 34 años, tampoco oculta su indignación. Volviendo en AVE desde Barcelona, se encontró en Atocha con "una estación colapsada en la que no funcionan ni escaleras ni ascensores, buses que tardan siglos y una cola inmensa para coger los taxis. Qué me digan a mí, ¿cómo cojones llego a mi casa en Pinar de Chamartín?". Y todo esto en julio, que la ciudad está semivacía. ¿Qué pasará a partir de septiembre cuándo comience el curso? Ya pueden quedar relucientes el recubrimiento de las bóvedas de hormigón y la catenaria, para compensar la mala hostia de los viajeros.