Noisey

Así es pasar de grabar en tu casa a hacerlo con Loquillo y una orquesta sinfónica

Hablamos con Mario Cobo desde el estudio "Hawaii" dónde está grabando el próximo disco de Loquillo.

por Quique Ramos
22 Diciembre 2015, 5:00am

Todas las fotos por Bego Solís.

Mario Cobo ha tocado con todo el mundo. Ha tocado con viejas glorias de Sun Records, ha tocado con Nick Curran y Kim Lenz, ha formado parte de Los Mambo Jambo, grabado con Boz Boorer (de los Polecats y actual mano derecha de Morrisey),... Un día se graba un disco en su habitación con los amplis al mil y al día siguiente gira por Estados Unidos como guitarrista de Kim Lenz. Actualmente está tocando la guitarra con Loquillo y haciendo de co-productor de su próximo disco. ¿Cómo se pasa de grabar con cero euros a estar en Bratislava con una orquesta sinfónica? Le visitamos en el estudio para que nos de algunas pistas sobre el nuevo disco de Loquillo y nos cuente sobre sus grabaciones más chatarreras, girar con un artista grande y sus mejores colaboraciones.

¿Cómo está yendo la grabación del disco de Loquillo? ¿En qué punto de la grabación n os encontrái s?

La verdad es que está siendo una de las grabaciones que más he disfrutado en mi vida. El equipo de trabajo está funcionando de maravilla. Hemos repetido la formación de Código Rocker , a la producción Josu García y un servidor junto a un ingeniero de lujo como es José María Rosillo. Justo acabamos de grabar y nos vamos a tomar una semana para descansar el oído y empezar con las mezclas.

He visto que habéis estado grabando cuerdas en Bratislava. ¿Es la primera vez que grabas con cuerdas? ¿Cómo ha sido? ¿Dónde más se está grabando?

Es la primera vez que he tenido la oportunidad de grabar con toda una sección de cuerda. Hasta ahora había podido grabar algún cuarteto de cuerda pero por supuesto utilizado en contextos diferentes. La grabación la hemos hecho en uno de los auditorios de la radio nacional Eslovaca con la sección de cuerda de su orquesta filarmónica que sonaba espectacular. Alguna gente se preguntará porque no lo hemos hecho en Madrid que es donde estamos grabando el disco, la respuesta más sincera y real es que de las opciones que teníamos hemos elegido la mejor para la producción. El resto del disco se está grabando en DRAX (Madrid) que tiene varios estudios en sus instalaciones. Hemos grabado las bases, o sea toda la banda junta tocando los temas pero con la batería aislada, en su estudio "Eastlake" que tiene un sonido especialmente bueno para la batería. Después hemos estado trabajando diferentes recordings de pianos, órganos, hammond, guitarras, voces, vientos, etc. en el estudio "Hawai" que es el estudio donde normalmente trabaja José María Rosillo.

Acostumbrado a grabar con presupuesto bajo con tus propios grupos (desde Nu Niles a Los Mambo Jambo pasando por Masssacre), ¿ha sido un shock encontrarte con estas grabaciones? En ese sentido, ¿fue Código Rocker un entreno o est á siendo muy distinto?

La sensación es muy parecida a cuando estás tocando tus primeros años con una guitarra española y te compras tu primera eléctrica: tus dedos vuelan y disfrutas como nunca del instrumento. De repente tienes ese tiempo que siempre quisiste para tus anteriores discos, poder pararte en detalles o simplemente sacar los sonidos que tenías en tu cabeza sin pensar que en ocho horas has de grabar 12 temas. Código Rocker fue sobre todo la prueba de fuego para ver que el equipo que se formó en ese disco podía funcionar. Imagina, la idea empezó como un proyecto de Loquillo y Nu Niles donde nadie daba un duro por él, que se pensaba auto-editar y al final termino en DRO y siendo número uno en las listas de ventas. Aún y así Código Rocker se grabó y mezcló en la mitad de tiempo que hemos dedicado solo a grabar este disco, el estilo y la inmediatez que se quería conseguir no pedían más días de estudio. Cada proyecto es diferente y eso también influirá en las formas de grabar el disco nuevo de Loquillo que estamos grabando está teniendo un gran trabajo de producción porque es un disco muy orgánico donde cada canción tiene matices diferentes y eso requiere que cada elemento se trabaje con mucho tiento dependiendo de la necesidad. Hay proyectos como por ejemplo Los Mambo Jambo donde la necesidad era reproducir el momento de la banda y su lado fuerte que era el directo y eso en dos días quedaba reflejado en el estudio.

Me gustaría que comparases la grabación de este disco con la del single de Masssacre, que es probablemente tu grabación más lo-fi.

(Risas).... Pues un poco es de lo que estábamos hablando en la pregunta anterior. Si queremos montar una banda de Rockabilly Trash, como definíamos a Masssacre, no te vas a ir a un estudio bueno a grabar para intentar sonar mal. Ese disco lo grabamos en la habitación de mi casa los tres juntos con los amplios a todo volumen en una mañana, ¡había que sonar más a Hazil Adkins que a Stray Cats! Si no recuerdo mal la tarjeta de sonido tenía solo cuatro entradas que eran las que necesitábamos. Por suerte en esa época no tenía vecinos. No pretendíamos otra cosa y eso ya lo refleja donde pone "todo barato y digital".

Actualmente alternas las giras con Loquillo y la grabación del nuevo disco con Los Locos Del Oeste. De tener un público coreando todo a hacer country jazz con el público cenando. De un extremo al otro ¿Cómo se lleva eso? ¿Es compaginable?

Yo lo llevo muy bien. Son dos proyectos incomparables en realidad, nunca se me habría ocurrido que Los Locos Del Oeste podríamos estar tocando en las fiestas de Cornellà para 8000 personas. La sensación de estar tocando delante de un montón de gente que lleva coreando los temas desde el minuto uno es espectacular para que nos vamos a engañar. Con Los Locos Del Oeste buscamos tocar un género muy poco popular que nos encanta y que nos permite estudiarlo y mejorar como músicos a la vez que disfrutar. Es una música de club, música de baile y de escuchar pero cuanta menos PA y más cerca del público mejor...

Imagino que en ese sentido, para alguien como tu acostumbrado a tocar en muchos grupos a la vez, el tema de la agenda puede ser una de las cosas más desesperantes de trabajar con una artista grande. ¿Puedes explicarnos lo peor y lo mejor de trabajar con Loquillo?

La verdad es que estoy un momento de mi vida en que entrar en la banda de Loquillo me ha venido genial para poder poner el pie en el freno con lo del pluriempleo. No quiere decir que cuando no estoy de gira me quedo en casa viendo el futbol, todo lo contrario. Cuando estás en muchos proyectos a la vez dejas de tener tiempo para ti mismo y para trabajar tus proyectos personales. Y a mí ahora me apetecía mucho poder desarrollar otras facetas que llevaba tiempo dejadas de lado. Así que lo mejor de trabajar con Loquillo es poder trabajar por todo lo alto y con un equipo de profesionales y medios espectaculares sin necesitar estar en varios proyectos más. Lo peor tener que responder las preguntas de la gente sobre el Loco. p.ej- ¿Te trata bien? ¿Es simpático? ¿A quién vota? jajaja... Es broma, de momento estoy encantado con la situación y espero que se mantenga así.

¿Que nos puedes contar del disco? ¿Tiene hits? ¿Y cuál es tu favorita y porque?

La verdad es que va a ser difícil ser objetivo pero tengo que decir que a falta de la mezcla las sensaciones a día de hoy es que tenemos un gran disco entre manos. Empezamos barajando sobre los veinticinco temas entre maquetas e ideas y hemos grabado finalmente trece de los que pienso que la mayoría podrían ser singles. Lo de los hits para mi hay bastantes pero de eso no tengo mucha opinión ya que si me preguntas ahora mismo no te podría decir ni un solo nombre que esté en las listas de ventas sin mirar internet porque no estoy al tanto. Creo que este disco suena a Loquillo ante todo y en su mejor versión. Cuando acabe el disco os diré cuál es mi favorita pero de momento hay demasiadas candidatas y aún tenemos que pasarlas por la mezcla que es un momento mágico que puede acabar haciendo de la cenicienta una princesa y viceversa.

Has tocado con un montón de gente mareante. Te voy a hacer una lista de algunos artistas y te pediría si puedes decir que aprendiste con cada uno de ellos o alguna anécdota:

KIM LENZ

A Kim y Los Jaguars con los que yo toqué, Scotty y Jake, les tengo un cariño muy especial. Imagina un fan de la música retro-americana de Barcelona que de repente está girando durante dos años en furgoneta por todos los Estados Unidos, tocando en lugares míticos para mí como el Continental Club de Austin. De Kim aprendí lo importante que es proyectar hacía el público y darles alegría, y sobre todo saber quién eres a nivel artístico y lo que representas para tus fans.

DANI NEL·LO

Después de muchos años en el DIY cuando empecé a trabajar con Dani fue para mí toda una escuela de cómo dar ese pequeño salto entre el amateur y el profesional. No es que antes no fuese profesional sino que me dejaba detalles que a veces que se necesitan tener controlados para que cada concierto sea perfecto o al menos estar cerca y eso a Dani siempre le preocupa mucho y lo sabe transmitir a los compañeros de grupo. Dani con diecisiete años estaba con un grupo famoso en el mundo del rock español y en vez de dejarse llevar, que seguro que lo hizo a su manera, nunca dejó de estudiar y trabajar su carrera y su instrumento haciendo que hoy en día sea uno de los mejores saxofonistas de Rhythm and Blues de Europa o incluso me atrevería a decir del mundo.

NICK CURRAN

Me encantaba lo poco que le importaba lo que la gente esperara de él, funcionaba según sus necesidades interiores. Gran cantante y guitarrista que se mantuvo fiel a sí mismo dándole lo mismo si estaba tocando en su banda o con los Fabulous Thunderbirds. De Nick nunca olvidaré cuando coincidimos en un festival en Indianapolis, él con su banda y yo con Kim Lenz y durante su show Scotty y yo nos dedicamos a hacer stage diving y demás. Una pena que no pudiese superar el cáncer, tenía mucho que ofrecer todavía, talentos así no se ven muy a menudo.

SONNY BURGESS

De Sonny Burguess al igual que de otros coetáneos suyos con los que he tocado, como Billy Riley o Dale Hawkins, me fascina la naturalidad con la que hacían música, para ellos es una fiesta el poder subirse a un escenario. Me acuerdo de la última vez que toqué con Billy Riley. Él estaba sentado en un sofá cuando llegué, hablaba flojito y parecía cansado. Pensé que estaba fatal pero al subir al escenario recobró una energía como si por el no hubiesen pasado los años, era espectacular. Al acabar el show se volvió al sofá y hablar flojito pero tenía una sonrisa que nunca olvidaré. No os podéis imaginar lo afortunado que me siento de haber podido tocar junto a estas leyendas que en unos años ya no estarán entre nosotros, ellos fueron los pioneros y siempre es bonito poder beber aunque sea a cuentagotas de la raíz.

BOZ BOORER

Es un músico espectacular y una de las mejores decisiones que pude tomar para grabar el último disco de Nu Niles. La grabación de ese disco ha sido una de las mejores experiencias que he tenido nunca en el estudio y fue sobretodo una lección de cómo grabar rock and roll con los pies puestos en el siglo XXI. Su carrera es bastante espectacular, es claramente un ejemplo claro de los músico inglés joven de finales de los 70's que empezó su carrera en un estilo concreto pero ha sabido moverse, gracias a su gran conocimiento del rock y el pop en general, por diferentes estilos. Su estudio de grabación está en una aldea de dos casa en el Algarve y su único vecino era un señor que se dedicaba a destilar madronho con lo que cada cierto tiempo de estudio, Boz nos llevaba a verlo y tomar con él y sus clientes de las aldeas cercanas unos vasitos de aquel licor.

MANNY RODRÍGUEZ

Pues sin duda un tipo muy necesario en cualquier escena underground de una ciudad. Manny va haciendo diferentes proyectos siempre sorprendentes y es capaz de pasar de sus Honky Tonks a Brain F*ck o, por supuesto, Masssacre. Le gusta tocar en sitio dispares como Kebabs y bares donde nunca se hacen concierto y muchos de sus shows no duran más de 15 minutos.

LOQUILLO

Es el último de su especie y de su época, un animal de escenario. Me encanta lo claro que lo tiene, le gusta estar siempre del lado del espectador y no quiere ser un músico. Cuando sube al escenario nada le para y tiene una conexión con sus fans espectacular. Le gusta estar al corriente de lo que está sucediendo tanto a su alrededor como en el mundo en general y eso lo mantiene en la actualidad y no lo ha convertido en un dinosaurio del rock. Yo descubrí su música a los doce años y me acompañó en esos primeros años de descubrimiento musical, tocar algunos de esos temas en directo con toda esa gente tan entregada es realmente una experiencia espectacular.

Y ya para acabar, ¿puedes comentarnos un poco sobre cómo es alimentarse de gira estando con un grupo pequeño y estando con un artista grande? ¿Puedes recomendarnos algunos sitios donde poder parar en carretera si estás con tu grupo y no tienes un duro?

Juas... El salto alimenticio hace años que lo superé aunque no niego que alguna vez habíamos tenido que parar en un súper a comprarnos una lata de alubias y comérnoslas directamente de la lata pero eso ocurrió hace años. Cuando eso pasa es que estás en el buen camino porque quiere decir que la música está por delante de la comida. La verdad es que a veces lo mejor no es la comida si no las circunstancias, si estás con gente que te lo pasas bien y disfrutas de su compañía es probable que un bocadillo de queso y una copa de vino te parezcan divinos y todo lo contrario si no estás a gusto por mucho que te pongan una mariscada espectacular. Estoy un poco en contra de toda esta fiebre de la cocina y el culto a la comida, es solo una excusa para vendernos las patatas fritas con huevo o las migas a precios desorbitados... ¡basta ya!

Tagged:
rock
rockabilly
música
ESPAÑA
productor
noisey españa
loquillo
loquillo y los trogloditas
productor musical
mario cobo