FYI.

This story is over 5 years old.

Actualidad

El director de ‘Amor Eterno’ nos lleva de cruising por Montjuïc

Marçal Forés gana en el festival de Sitges con la última #littlesecretfilm de Calle13. Le pedimos una visita guiada por su película y acabamos detrás de unos arbustos.
13 Octubre 2014, 11:53am

Desde que Manic Pixie Dream Girl nos descorchó la cabeza el año pasado, no hemos quitado ojo a las películas del proyecto #littlesecretfilm. De ahí han salido encantadoras majaderías como Todos tus secretos, Real Movie, Todo el Mundo lo Sabe, Neuroworld, La lava en los labios o Uranes. Y de ahí ha salido también Amor eterno (Canada), de Marçal Forés, ganadora de la sección Nuevas Visiones Emergentes en el festival de cine fantástico de Sitges. Le pedimos a su director una visita guiada por la película y acabamos detrás de unos arbustos. Este es el resultado:

CRUISING CON CHAD STATES

Su colección de fotografías de cruising la puedes ver en su web. Me gusta mucho su planteamiento de embellecer un sitio a priori 'tabú'. Me parece una forma honesta de retratar las perversiones. En ellas se esconden las verdades de lo que en el día a día tratamos de ocultar. Eso es como ser libres, aunque sea por un rato. Sus fotografías son siempre inquietantes, explícitas, pero a su vez respetan al que observan, para mí hay mucho amor y una mirada casi naif en ellas. También se ha hablado mucho de las similitudes con El Desconocido Del Lago, de Alain Guiraudie, con la que de algún modo Amor Eterno comparte un cierto sentido del ritmo, pero lejos del esteticismo paradisíaco de la peli de Guiraudie, nosotros nos adentramos más en las tinieblas del amor adolescente.

SCREAMIN' JAY HAWKINS

'I Put A Spell On You', de Screamin' Jay Hawkins es una canción que me alucina. Desde que la descubrí tras el éxito de la versión de Marilyn Manson, me di cuenta de cuán poderosa era, y no me extraña nada que Marilyn decidiera adueñarse de aquella pieza del 1956. Es una canción primitiva, bruta y visceral como un ritual de sangre. Además la letra no se corta un pelo y el personaje de Screamin' Jay relata con ella el culto al amor como un hechizo de posesión de magia negra. Vudú. Ya ves.

Al plantearnos la historia con Vicente de la Torre (co-guionista), hablamos de profundizar en esta idea de la posesión inapelable de la persona de quién nos enamoramos. Por mucho que un sentimiento como el de amar a alguien no sea recíproco, resulta inevitable sentir que una parte de esa persona a la que deseamos nos pertenece. Es algo que oscila entre la cordura y el deseo, pero que en ocasiones esa sensación puede llegar a ser abrumadora. La canción de Screamin' le iba como anillo al dedo a este planteamiento. Además durante el rodaje la solía escuchar a veces para acordarme de hacia dónde íbamos con todo aquello.

MONTJUÏC, CRUISING, BARCELONA

Antes de que llegaran Tinder, Scruff, Grindr, Brenda o Growlr, Montjuïc era la meca de las citas furtivas en Barcelona. De hecho lo sigue siendo todavía, pero no está tan concurrido como años atrás. Ahora lo más fácil es encontrarse con algún pervertido esporádico, o con algún mirón con ganas de cascársela durante el break del café de media mañana. A pesar de todo existen todavía auténticos románticos del tema que pasan de apps y prefieren el tète à tète. Skinheads, osos y también gente a la que el rollo smartphone les ha pasado de largo. Localizando para rodar la peli me topé con algunos de ellos. Es sorprendente lo que puedes llegar a encontrarte si te desvías un poco de los paseos por el parque y miras detrás de los arbustos.

SONNY SMITH VS. DON THE TIGER

Ya hacía tiempo que le seguía la pista a Don The Tiger, pero a pesar de haber visto el nombre en pósters de varios conciertos de colegas nunca había escuchado su música. Recuerdo estar en la Fundació Miro en Barcelona viendo una instalación de Álex Reynolds en el 2012 y flipar con la banda sonora de la pieza que exponía. Traté de sacar el móvil a toda prisa para grabar aquella música y creo que pillé solo el trozo final de los créditos. Allí vi entonces el nombre de Don The Tiger, que había hecho la música y fue cuándo caí en la cuenta de que tenía que seguirles la pista. No estaba seguro de quiénes eran, pero estaba seguro de que eran colegas de mis colegas. Hablé entonces con Vicente y le dije que había descubierto un grupo de aquí que tenía un sonido parecido al de los maravillosos A Frames. Más adelante me puse a investigar, y para mi sorpresa el hombre orquesta detrás de aquello era un solo tío, Adrián De Alfonso. Años más tarde, después de presentar su disco Varadero con el sello de CANADA, fui a verle al Apolo 2. El concierto sonó algo mal, pero nunca antes había escuchado algo tan poderoso en directo. Me recordó a SunnO))), pero sin liturgias risibles ni máquinas de humo. Ver a Adrián tocar era como ver trabajar a un artesano del sonido o a un brujo, con instrumentos irreconocibles, pedales, muelles y micrófonos. Todo lo que hizo para Amor Eterno era bueno, desde el primer sketch que nos mandaba hasta las canciones acabadas. Hicimos mucha más música de la que sale en la peli, y ahora nos planteamos sacar una edición limitada de la BSO con CANADA.

En el otro lado de la moneda está Sonny Smith. Él y Adrián son dos modelos de conducta que admiro. A pesar de hacer música diametralmente opuesta, ambos tienen en común su visión de lo que es hacer música y se dedican de pleno a ello. Sin embargo la historia con Sonny es algo distinta a la de Adrián. Un colega en común nos puso en contacto y yo tenía clarísimo que quería terminar la peli con una imagen (no diremos cuál: spoiler alert) sobre esa música. Era crucial terminar la tragedia con esa lección de positivismo que esconde el título de la película. Aún así 'Too Young To Burn,' es una canción que hasta el propio Sonny admite que se ha convertido en un cliché del repertorio de su grupo; y la verdad es que me costó convencerle para que la tocara en los créditos de la película. Le tiene mucha manía, y no me extraña. 'Too Young To Burn' es un hit como la copa de un pino y en Amor Eterno suena sobre mi plano favorito de la película.

(Ambos salen actuando en la película. Adrián como Adrián, y Sonny interpretando a Adam.)

GERMÁN CARRASCOSA, MIEDO, ELSA DE ALFONSO & Co.

Germán Carrascosa es el líder de los Bananas, aunque en solitario a veces toca envuelto en una sábana como Chícolo.K.O.. Disfrazado de fantasma, igual que en el filme. De hecho, días después del rodaje, Germán tocaba en Sidecar teloneando a Sonny y recicló el atuendo para el concierto. La canción 'Sí, No' la grabó Dalmau de Les Aus en el estudio que tiene en el Montseny, y quedó brillante. En la película abre para Los MIEDO. Este grupo lo formaron El Ortiga, (Corte Moderno, Anticonceptivas, ¡Pelea!), Miguel Rojas (Los Claveles, Pacífico) Ventura i Albert Mallol (director de cortometrajes increíbles como ED o La Catarsis de Igor Naumov), durante una temporada muy breve. Cuando estábamos acabando de perfilar el guión y el casting (el director de casting era el propio Miguel Rojas), Miguel me enseñó la canción de 'Voluntad' y a los pocos días la incluimos en la escena de baile de Toni.

(Entre los personajes de la película también se encuentran miembros de Jessica & The Fletchers, Elsa de Alfonso y Los Prestigio, Pacífico, Papa Topo, Son Bou, Kana Kapila (D.E.P.), Ultratomba, J. Irízar toca la batería y Univers.)