Publicidad
Cultura

La artista que se desnudó en Rodea el Congreso no se traga la versión oficial del atentado de París

Jil Love, la artista que ha hecho de su desnudo una protesta prepara un libro con todas sus acciones y quiere saber la verdad sobre la matanza de Charlie Hebdo.

por Fernando Bernal
13 Enero 2015, 10:37am

Jil Love recuerda la primera vez que se desnudó en público para protestar: "El 25 de septiembre de 2012, en el Rodea el Congreso de Madrid. Actué por puro instinto, me guié por mi corazón, dejando la mente de un lado. Quería aportar un momento de paz y belleza entre tanto caos y violencia".

Aquel día se quitó el abrigo, la camiseta y el sujetador. "Cerré los ojos y me puse de rodillas a rezar a mi Diosa Isis, mi Madre Naturaleza. En ese momento todo paró y cámaras de todo el mundo me rodearon". Ese fue el momento fundacional de lo que ella denomina 'Love Revolution'. Y la revolución, también en torno a ella, había comenzado. "Me empezaron a llamar peridistas felicitándome y diciendo que aporté paz y tranquilidad por un momento. Se me pusieron los pelos de punta".

No todo fueron felicitaciones, algunos la acusaron de haber planeado esa primera acción: "si hubiera sido todo planeado, como dicen las malas lenguas, me hubiera preparado mejor y llevado un vestidito fácil de quitar y poner, porque viendo las fotos lo llevo todo atado en la cintura como podía y no tengo ni una gota de maquillaje, mas pálida no podía salir".

Su movimiento personal, entre el arte y el activismo político, ha generado polémica y pero ella continúa con sus acciones y ha decidido recaudar fondos para ordenar todas sus protestas públicas en un libro de fotografías. Justo después de una de ellas, la localizamos para que respondiera a nuestras preguntas y nos dijo que no se cree la versión oficial de los atentados de París. "Las víctimas son reales, pero nunca sabremos realmente lo sucedido ya que han 'acallado' a los presuntos culpables para siempre".

VICE: Dinos Jil, tras tu primera aparición, ¿por qué decidiste seguir con este método de protesta?

Jil Love: Al cabo de cuatro días (de desnudarme por primera vez) volví a repetir el Rodea el Congreso, esta vez más preparada. Me tumbé en el suelo frio, con bragas, para protestar por las medidas de austeridad del corrupto y podrido desgobierno nuestro. El motivo de la desnudez tenía un significado: decir que nos pueden dejar en bragas con los recortes, pero no nos quitarán la dignidad.

¿Qué problemas te han traído este tipo de acciones?

Nunca he sido arrestada, ya que los policías saben que eso me va a favorecer a mí con más publicidad y les va a perjudicar a ellos dando mala imagen. En ese sentido estoy protegida. En Melilla me quisieron detener por mendigar, aunque estaba haciendo una performance pidiendo ayuda para la familia de una mujer marroquí asesinada por un militar español y tirada como si de una bolsa de basura de tratara. Cuando los agentes fueron informados de quién era me dejaron en paz, y seguí recaudando fondos para la familia con esparadrapo en los ojos y en la cara.

¿No crees que, a fuerza de repetir, desnudarse pierde fuerza sin el efecto sorpresa?

Ahora ya no me desnudo simplemente sino que me cubro de petróleo o de sangre como si mi cuerpo fuera un lienzo. Soy muy creativa y lo que hago siempre tiene un efecto sorpresa, salga vestida o desnuda, o con una bolsa en la cabeza.

¿Y cómo prepararas tus acciones?

Organizo eventos en Facebook con suficiente antelación para que asista el mayor número de gente posible. La primera que tiene que estar inspirada con mi 'artivismo' soy yo. Me muevo por instintos. Cuando hay algún tema de actualidad que me enfurece, y veo que es una injusticia imperdonable, tengo que salir a la calle y hacer algo o me quedo en casa de mal humor o deprimida. Prefiero lo primero, crear algo que choque llamativo y que sea controvertido para que la gente que anda de tiendas o va al trabajo se pare, observe y reflexione. Mi deseo más profundo es despertar conciencias y hacer que la gente mire, sienta y piense.

Tienes un método -al menos en lo político- parecido al de FEMEN, aunque lo tuyo tiene una dimensión artística también... ¿Te sientes cercana a ellas?

Mi Love Revolution es más pacifista. Respeto su forma de protestar pero no es la mía. Colaboré una vez con ellas para lo de 'Soy Amina', y más tarde quisieron llevarme a Rusia para hacer algo. Lo pagaban todo pero, ¿quién se va a Rusia después de lo de Pussy Riot?

¿Cómo llegas a ese concepto de 'artivismo'?

Al principio no tenía ni idea de lo que era. Cuando juntas arte y activismo se convierte en artivismo. Se ha desarrollado durante estos últimos años, al mismo tiempo que las protestas en contra de la globalización y los conflictos armados emergieron y proliferaron. En muchos de los casos los artivistas tratan de empujar agendas políticas y sociales con la idea del arte urbano. Es una manera más de utilizar mis dotes interpretativas.

¿En qué consiste el proyecto para el que recaudas fondos ahora?

Estoy creando un libro de fotografía que va a documentar mis dos años de 'Love Revolution' con las imágenes más potentes acompañadas de texto, serán un material informativo bastante valioso para compartir con la humanidad todos los temas que me preocupan acerca de los derechos sociales, animales, del medio ambiente y políticos.

¿Cómo has vivido los acontecimientos recientes de Francia?

Me siento muy cerca de los dibujantes de Charlie Hebdo, ya que eran fieros defensores de la libertad de expresión y animalistas como yo. Mi foto de perfil de Facebook está dedicada a ellos. Siento profundamente lo sucedido y mi corazón está con sus familias.

Lo que sí puedo decir con certeza es que no compro la versión oficial del atentado. Solo hay que ver el vídeo, las imágenes y la falta de sentido común que tiene la historia que nos han vendido los medios informativos y manipulados. Las víctimas son reales, pero nunca sabremos realmente lo sucedido ya que han 'acallado' a los presuntos culpables para siempre.

En un país democrático como Francia, un estado de derecho que tenía a los supuestos terroristas acorralados, según comentan los medios del poder fáctico, por el grupo de asalto de la gendarmería francesa es de lo mejor del mundo, ¿no sería más razonable detenerlos para interrogarles, obtener información para prevenir posibles ataques, detener a los ideólogos, a los que financian y facilitan las armas, etc....? Las víctimas también tienen derecho a saber la verdad.

¿Serías capaz de hacer una acción de protesta vestida?

He hecho bastantes protestas vestida, pero como me confirma tu pregunta han pasado bastante desapercibidas (risas). La mayor que hice fue muy simple pero muy eficaz. En todas partes de España recrearon mi mismo 'artivismo' con letrero y mensaje igual. Hasta la repetí con 50 mujeres en Tenerife mientras llovía. Muy emocionante.

Era para protestar por la reforma de la ley del aborto, en enero del 2013. Me fui a mi oficina (así es como llamo a la acera del edificio de Telefónica). Hacía mucho frío y llevaba abrigo, la boca con cinta americana y de rodillas mendigaba con un cartel que ponía: "Por favor dame una ayuda para ir a abortar a Londres". La gente me tiraba monedas y yo las tiraba de vuelta, porque lo que quería era ayuda social, política y emocional. Esa performance salió en todos los medios del país y de Europa. Fue una imagen potente de la situación de pobreza y falta de ayuda de la mujer española por parte de su desgobierno.

Tagged:
protesta
Vice Blog
Charlie Ebdo
Jil Love
Love Revolution
artivismo