FYI.

This story is over 5 years old.

Cultură

La historia de esta presunta violación cada vez se pone más extraña

Lo que sucedió tiene conmocionada a toda la comunidad y confundida a la policía.
15.1.16

El jueves por la noche, a eso de las 21:00 horas, una adolescente y su padre compraron unas cervezas y se dirigieron al parque Osborn del barrio de Brownsville, en Brooklyn. Lo que sucedió a continuación tiene conmocionada a toda la comunidad y confundida a la policía: cinco adolescentes se vieron involucrados en lo que en un principio sonaba como una horrible violación en grupo, pero que en realidad podría ser algo muchísimo peor.

Publicidad

Como poco, este espeluznante relato ha puesto en el punto de mira un rincón de la ciudad que frecuentemente aparece en los titulares por ser escenario de algún tiroteo, pero que rara vez suscita la imaginación del público.

Tal y como informó el New York Times, la historia original fue más o menos así: la muchacha de 18 años fue presuntamente violada por turnos por cinco hombres después de que aparecieran blandiendo un arma de fuego y obligaran a su padre a huir. Los empleados de dos establecimientos cercanos se negaron a dejar usar el teléfono al padre, que se hallaba presa del pánico y que podría haber estado tan borracho que sus palabras resultaban incoherentes.

Finalmente, la policía afirmó que al hombre le costó casi 20 minutos encontrar dos oficiales en su coche patrulla, lo que resulta extraño ya que el barrio donde presuntamente se produjo el ataque está repleto de residencias y negocios. El NYPD también recibió críticas por haber esperado hasta el sábado por la noche para informar al público acerca del crimen, y el comisario de policía Bill Bratton ha reiterado sus disculpas por el retraso de casi 48 horas, alegando escasez de información.

Conforme se ha ido desvelando dicha información, la historia ha sufrido un cambio dramático. Cuando dos de los sospechosos, de 14 y 15 años de edad, fueron entregados a las autoridades por sus padres, y otros dos, de 15 y 17 años de edad, fueron arrestados, todos ellos afirmaron que el sexo en grupo había sido consentido. Y lo que es más, dos de los sospechosos afirmaron que la mujer estaba manteniendo relaciones sexuales con su padre cuando la vieron en el parque, según informó el Times más tarde.

Los detectives se hallan actualmente investigando dichas afirmaciones. Mientras tanto, los cuatro sospechosos fueron procesados el martes, y un quinto fue arrestado en su escuela ese mismo día. El hecho de que el padre de la víctima pudiera estar involucrado y que ambos estuvieran presuntamente bebiendo alcohol juntos, "no significa que la chica no fuera víctima de un ataque horrible", explicó un oficial de policía anónimo al Times. "Lo que sucedió al parecer es que posiblemente su propio padre la colocó en esa situación comprometida". Aun así, tal y como indicaron los abogados defensores de los sospechosos durante su comparecencia, los jóvenes no fueron identificados en las ruedas de reconocimiento policiales ni en las fotografías, y la policía todavía no ha conseguido encontrar el arma que tanto la víctima como su padre afirman que se utilizó durante el incidente.

Las denuncias por violación aumentaron un 6,3 % en toda la ciudad de Nueva York durante el último año, aunque las autoridades calculan que alrededor de un 20 por ciento de dichos presuntos incidentes sucedieron en años previos. (Sólo a modo de perspectiva, en 2011 sólo un 1 % de las violaciones denunciadas tenían relación con incidentes de años anteriores). La comisaría de policía número 73, que incluye Brownsville, recibió 34 denuncias de violación en 2015, según estadísticas del NYPD.

Conforme se incrementa el interés (y el horror) hacia el caso, los sospechosos —cada uno de los cuales ha sido acusado de violación en primer grado— mantienen su inocencia. El martes, un reportero del Times llamó a la puerta de uno de los sospechosos del caso, un joven de 15 años. De pie frente a la puerta, el hermano y la madre del sospechoso mostraron al periodista un clip que, según afirmaron, demostraba que la relación sexual fue consentida. Duraba menos de 30 segundos, y no queda muy claro cómo podría corroborar las afirmaciones del acusado. "Si dijeras que sí, ya está, ya sabes lo que quiero decir", puede escucharse decir en el vídeo a un hombre sin identificar. "Podríamos hacer cosas sucias".

Sigue a Allie Conti en Twitter.