Cultură

​Impuestos para principiantes y millennials

Si estás perdido en todo lo que se refiere al SAT, Hacienda, RFC, emisión de facturas y declaraciones, aquí te decimos lo que necesitas saber.
4.4.16

La última vez que supe de alguien que no había pagado sus impuestos fue hace dos años. Mi roommate tenía 26 y un día descubrió que le debía 30,000 pesos a Hacienda. ¿En qué momento alguien acumula una deuda de ese tamaño cuando sus mayores preocupaciones en la vida son levantarse a trabajar, emborracharse y revisar Twitter?

Cada cheque que cobras y cada transferencia que recibes es una ventana del gobierno para ver tu cartera. Y mientras tú te vas de peda, en Hacienda puede estar gestándose un caldo de deudas que podría caerte encima, y no te vas a dar cuenta hasta que no puedas retirar dinero de tu cuenta bancaria.


Relacionado: Todo lo que tienes que saber antes de sacar tu primera tarjeta de crédito


Si trabajas como independiente, recibes un salario pero también haces trabajos freelance o simplemente eres godín y una empresa acaba de contratarte, pero entiendes un carajo sobre qué es el RFC, qué hacer para emitir facturas o si debes presentar declaración anual de impuestos, aquí ejemplificamos algunos casos para que puedas descubrirlo.

Caso 1. Te contrataron en una empresa y tendrás un salario

¿Cómo se obtiene el RFC?

El empleador es el que realiza tu inscripción en el Registro Federal de Contribuyentes (RFC). Una vez realizado el registro, el gobierno te otorga una clave con la que te identifica de por vida como contribuyente.

Publicidad

¿Emite facturas?

No necesitas emitir facturas.

¿Presenta declaración anual?

Depende. Si trabajas en una empresa y estás en nómina, tus impuestos los declara tu patrón. Sólo estás obligado a presentar declaración anual de forma independiente si el año previo tuviste ingresos por 400,000 pesos o más, dice José Manuel Velderrain, socio director del despacho Velderrain Sáenz y Asociados.

La ventaja de presentar declaración anual aunque no estés obligado es que puedes hacer deducciones, lo que puede generarte un saldo a favor. Las deducciones son un beneficio que cada vez más personas aprovechan. En 2015, el número personas físicas que presentaron su declaración creció en 13.4 por ciento respecto de 2014 con poco más de 5 millones de contribuyentes, de acuerdo con datos del Servicio de Administración Tributaria (SAT).


Relacionado: El menú del godín


Algunos de los gastos que puedes deducir (con ciertos límites de dinero) son: gastos médicos, dentales, compra de lentes ópticos graduados, entre otros. Consulta la lista de deducciones personales aquí.

Caso 2. Tienes ingresos por salarios y además haces trabajos como freelance

¿Cómo se obtiene el RFC?

Si ya tuviste un empleo formal entonces ya cuentas con tu inscripción en el RFC, pero cuando comiences a hacer trabajos como freelance necesitarás avisarle al SAT para que sepa que, además de salarios, también tendrás ingresos por honorarios, explica Alejandro Velo, director desarrollo de negocios E-Buisness de la empresa de facturación Carvajal Tecnología y Servicios.

Publicidad

Si no haces ese trámite, llamado Actualización de obligaciones fiscales, no podrás emitir facturas y eso podría dificultar el cobro por tu trabajo. Hay dos formas de hacer el trámite: tú mismo por internet (recomendado sólo para personas familiarizadas con el sistema) o acudiendo a una oficina del SAT con previa cita. Aquí puedes sacar tu cita.

¿Emite facturas?

Sí. Para los trabajos que realices como freelance deberás emitir facturas electrónicas que entregarás a tu cliente. Para hacerlo, primero debes sacar una cita en el SAT para tramitar tu e-firma (antes FIEL), en la que te tomarán tus huellas digitales y captura del iris.

Una vez que tengas tu e-firma (que son archivos electrónicos que vas a guardar en una USB), podrás generar facturas desde tu casa y tienes básicamente dos alternativas para facturar: 1) usar el sistema gratuito de generación de facturas del SAT y 2) contratar a una empresa que te facture (llamadas Proveedores Autorizados de Certificación).


Relacionado: Millennials de todo el mundo nos dicen qué piensan del dinero, el trabajo y la desesperanza


El sistema de facturación del SAT es el más básico y se recomienda para personas que emiten una o dos facturas al mes, mientras el servicio privado se recomienda para contribuyentes que emiten muchas facturas porque pueden acceder a algunos servicios adicionales como almacenar información de clientes, dice Alfonso Villaseñor, Fiscalista de la empresa de software y facturación CONTPAQi.

¿Presenta declaración anual?

Publicidad

Sí. Presentas declaración anual de forma independiente y además presentas declaraciones mensuales. Para hacer todo esto, puedes contratar a un contador. Durante todo el año recuerda pedir las facturas de los gastos relacionados con la actividad que realizaste porque podrás deducirlos en tu declaración anual.

Deducir significa restarle esos gastos a la base sobre la que se calculan tus impuestos.

Caso 3. Trabajarás como independiente

¿Cómo se obtiene el RFC?

Para inscribirte en el RFC necesitas iniciar el trámite a través de internet y concluirlo en cualquier unidad del SAT con previa cita.

Pero antes de hacer ese trámite, pide asesoría en el SAT o a un contador para que te explique en qué régimen te conviene inscribirte según tu actividad y nivel de ingresos esperados: honorarios o Régimen de Incorporación Fiscal (RIF), dice Leopoldo Reyes, presidente del Comité Derecho Fiscal Digital de la Asociación Mexicana de Derecho Informático.

Por ejemplo, el RIF es un esquema que ofrece descuentos sobre los impuestos que te correspondería pagar durante los primeros 10 años del registro, pero es necesario cumplir con algunos requisitos para acceder a él como tipo de actividad o ingresos.

Si necesitas ayuda sobre este tema, puedes acudir con un contador o chatear con un asesor del SAT aquí.

¿Emite facturas?

Sí. Para hacerlo, deberás sacar tu e-firma y elegir alguno de los sistemas de facturación: la opción gratuita del SAT o contratar a un proveedor.

Publicidad

Es muy importante verificar que la empresa que quieras contratar esté registrada en la siguiente lista. Si no está ahí, entonces no está autorizada por el SAT para dar el servicio.

¿Presenta declaración anual?

Sí. Presentas declaración anual y también mensuales. Después de cada declaración anual, Hacienda te dirá si le debes o tienes saldo a favor, y en dado caso te hará una devolución a tu cuenta bancaria.

En 2015, Hacienda autorizó devoluciones de Impuesto Sobre la Renta a 2.2 millones de contribuyentes.

Cuando de pagar impuestos se trata, más vale cumplir desde el principio. Estar al corriente con tus obligaciones te evitará multas u otro tipo de sanciones o medidas preventivas como inmobilización de tus cuentas bancarias.