FYI.

This story is over 5 years old.

Bienvenidos al Infierno de la Under Side 821: Escucha su increíble último disco 'Lost Rapeadores'

La flor que germinó del concreto. Directo de Apodaca, Nuevo León.

Originarios de Fresnos, Apodaca, municipio perteneciente al estado de Nuevo León, la 821 lleva varios años dándole duro y tupido a la música, lanzando consistentemente sencillos, videos y producciones de larga duración. Under Side 821 es un colectivo de rap formado por Doer, Pollo, Antuan, Bolado, Oso, Basher, Luzio y Nonefield. Como ellos mismos lo han publicado en sus redes: "Nosotros no somos EL UNDER SIDE porque no somos un grupo musical ni un conjunto, ni mucho menos un solista. Nosotros somos LA UNDER SIDE porque somos una clicka, una banda, una ganga, una familia, una pandilla".

Publicidad

Han lanzado gran cantidad de clásicos desde sus inicios por allá en el 2008, como "Sangre de Barrio​", "La Cumbia de la Lluvia​", "El Soldado​" o  "Los Caídos​​". En agosto del 2012 graban La Lotería, una interesante producción de larga duración que es de los pocos discos conceptuales que se han hecho en el rap mexa: basado en las cartas del popular juego, temas como el cazo, la rosa, la dama, el pescado, entre otros, son utilizados para relatar diferentes historias que hacen alusión a su cotidianidad.

Este año, además de su nuevo disco Lost Rapeadores, también han lanzado varios sencillos que siguen conectando con la gente. Su último video "Lamento de Barrio" es otro gran momento en su relativamente corta pero jugosa trayectoria. Esto habla de unos tipos que se dedican a hacer música y se dejan de mamadas, sobre todo de las típicas discusiones de la escena de rap nacional. No es lo que haces, es cómo lo haces, y  la U.S. 821 rifa en cualquier pinche estilo. No hablan de flow, ni de show, únicamente se dedican a soltar vivencias y pensamientos en 16 barras y lo hacen con más sabor que Celia. Lost Rapeadores ya está disponible en iTunes​; el título es un juego de palabras entre rapeadores perdidos y los TRAPeadores, subgénero de rap en el que se metieron de lleno en esta producción con resultados más que favorables.​

El disco abre con "La ley de mis huevos", una bomba en la que Doer y Pollo conectaron con Ángel Quesada y El Chato de Santa Fe Klan​ (de Guanajuato): puro rap tumbado y placoso. El segundo track se llama "Al Revezado (De la calle al inframundo)" y en él Pollo hace un retrato minucioso de un México utópico, en el que los policías son con madre, no extorsionan, no te plantan droga, no cuelgan cuerpos, en el que el gobernador no está aliado con malandros, en el que todos los chicos de la cuadra son excelentes estudianes. Doer dice respetar a la policía, juntarse con homies a leer la Biblia y escuchar rolas cristianas. El tema es interesante porque está muy bien logrado y porque utiliza un recurso tradicional en el rap pero totalmente olvidado: forzar a comprender una realidad a partir de una metáfora contraria. El corte final "Loco" es otro los mejores del disco: vemos a Pollo, a partir de experiencias personales, rapear sobre lo enfermizo que puede ser el amor y estar en una relación.

Publicidad

"Sospechosos", "Implantes", "Gangster Rokos" y "Pacto con el Diablo" ​son la mierda más heavy que se ha escuchado este año en los bloques del rap mexa, un descenso a las verdades y dilemas más oscuros de la vida en el barrio y una tiradera a raperos más falsos que las tetas de Sabrina, frustrados por saber que no pegan; todo hecho con sencillez, contundencia y kilos de flava.

La producción de Doer mantiene la esencia de sampleos oldies y música popular mexicana, pero en este disco subió el tono montando buena parte con beats traperos para fumar y fumar loquera. Mierda dura como el pavimento, sin duda una de las mejores producciones de rap hecho en México para 2016.