¿Puede el éxtasis ayudar en el tratamiento del estrés postraumático?
Noticias

¿Puede el éxtasis ayudar en el tratamiento del estrés postraumático?

La Agencia de Drogas y Alimentos de Estados Unidos aprobó el pasado 28 de noviembre el inicio de la tercera fase de un ensayo clínico para el uso medicinal del MDMA.
6.12.16

Los estadounidenses que sufren de trastorno de estrés postraumático (TEPT) pronto podrán aliviar sus síntomas con MDMA, principio activo del éxtasis. Según el New York Times, la Agencia de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) aprobó el pasado 28 de noviembre el inicio de la tercera fase de un ensayo clínico de la droga. Este sería el último paso antes de aprobarla para su potencial uso médico.

Publicidad

Los investigadores han encontrado que la euforia, la desinhibición y la satisfacción que se producen al consumir esta droga pueden ser beneficiosas para los que sufren de TEPT, incluyendo militares veteranos, periodistas de conflicto y sobrevivientes de eventos traumáticos.

Los posibles usos psiquiátricos del MDMA se han estudiado por décadas.

En la década de los setenta, Leo Zeff, psicólogo y excoronel del ejército, promovió los beneficios del éxtasis dentro de la comunidad de psicoterapeutas de California. Él llamó a la droga "Adán", porque creía que eliminaba la neurosis y devolvía a los pacientes a sus estados originales.

Un estudio de 2012 dirigido por David Nutt, profesor de neuropsicofarmacología en el Imperial College de Londres, utilizó un escáner cerebral para mostrar cómo el consumo de éxtasis afecta las emociones. A voluntarios sanos se les pidió que recordaran sus recuerdos más dolorosos y felices, mientras se sometían a un examen cerebral. La actividad en el sistema límbico —que controla la parte del cerebro relacionada con la respuesta emocional— disminuyó en los voluntarios que habían tomado éxtasis, en vez de un placebo, al recordar episodios negativos, aterradores o infelices. En contraste, los recuerdos alegres fueron experimentados más intensa y vívidamente por los voluntarios que tomaron éxtasis.

Nutt advirtió que no era buena idea "sacar demasiadas conclusiones de un estudio realizado en voluntarios sanos".

Este estudio siguió a otro realizado en los Estados Unidos ese mismo año por la Asociación Multidisciplinaria de Estudios Psicodélicos.

El éxtasis está clasificado como una droga tipo I por la Agencia de Lucha contra las Drogas, lo que significa que se considera que no tiene "ningún uso médico actualmente aceptado y un alto potencial de abuso".

El abuso puede ser mortal. Un estudio realizado en Reino Unido examinó las 202 muertes por éxtasis que se dieron en el país entre 1996 y 2002. Tres de cada cuatro víctimas tenía menos de 29 años. En el 17% de esas muertes, el éxtasis fue la única droga que tomaron. El 83% restante de las víctimas había combinado éxtasis con otras drogas como cocaína u opiáceos.

Este artículo fue publicado originalmente en VICE News, nuestra plataforma de noticias.