El artículo de El Confidencial es todo cierto, salvo alguna cosa

No nos mires, únete.

|
05 Abril 2013, 1:46pm

Esta mañana leímos un artículo sobre VICE en El Confidencial (*), bajo el titular “Contracultura de derechas, un negocio multimilionario”. Es de las mejores cosas que hemos leído sobre nosotros, y eso que esta semana hemos salido en The Guardian,New York Times y The New Yorker.

Han hecho un trabajo de investigación asombroso, pero se les ha olvidado incluir los datos que no salen en Wikipedia. Repasamos aquí algunos puntos clave y -como buenos cristianos de derecha que somos- añadimos los hechos a los que no tuvieron acceso (porque Google es una herramienta que sólo pertenece a nazis capitalistas).

"Shame Smith, presidente ejecutivo de 41 años"

En realidad nuestro presidente ejecutivo se llama Shane Smith, pero sí, Shame Smith debería ser su twitter handle. Y en la película Shame aparece un pene descomunal.

“En plena crisis, las perspectivas económicas de VICE suenan deslumbrantes: facturaron cien millones de dólares en 2011”

Esto es verdad y además lo hacemos a través de una herramienta del diablo llamada publicidad. Un concepto tan maquiavélico como innovador que se basa en que las empresas que quieren vender su producto pagan por espacio en publicaciones de éxito. La publicidad contribuye a crear una sociedad de zombis consumistas y todas las marcas explotan mano de obra barata para hacerse ricos. Los medios que se han quedado sin publicidad y han tenido que cerrar, no es porque a nadie le interese lo que cuentan y su modelo de negocio sea malo, sino por una decisión puramente ética. Por cierto, todo este negocio apestoso lo coordinamos a través de oficinas en 34 países, cada una con su propia redacción, miles de empleados y colaboradores. Todo gratis.

“Hace más de una década que se les acusa de manejar un discurso abiertamente derechista”

Aquí también han dado en el clavo. Tomamos cañas en platós de ultraderecha y, como dice el artículo, nuestra agenda es super abierta: los reportajes sobre los mineros en Asturias, anarquistas en Atenas, las protestas sobre la subida de tasas de estudiantes en el Reino Unido, o nuestra cobertura de Occupy, tienen como único objetivo “ridiculizarlos”. Todo es irónico. Somos como la puerta que siempre miente en El Laberinto.

"¿Cómo es posible que la contracultura, un movimiento igualitario, haya virado tanto a la derecha? Cuesta explicarlo, pero muchos señalan que los puestos de artistas y periodistas culturales cada vez están más copados por la clase alta."

Todos nuestros redactores provienen de familias adineradas. Los procesos de selección incluyen preguntas como “¿Cuál es la mejor escopeta para cazar elefantes?” y tests multiopción como “Tu abuela te ha dejado 100.000 euros en herencia. Lo gastas en: a) farlopa y putas, b) un Porsche o c) Mi abuela vive en una casa de protección oficial desde hace 50 años. A los que responden c) se les abre una trampilla y se precipitan hacia una máquina que tritura sus huesos para fabricar boles de cocaína.

"Los mejores grupos de Inglaterra no reciben atención mientras triunfan niños ricos como Mumford & Sons"

Ok, hasta aquí podíamos llegar. ¡Os habéis pasado! Nos vemos en los tribunales.

Esta mañana le pedimos al joven fascista Alberto González que subiera a Youtube este vídeo de Tarzán, muy apropiado para el tema que nos ocupa:

(*) ¡Ey! El mismo tipo que firma lo de El Confidencial está detrás de aquel famoso alegato sobre el machismo en el indie. Sin duda un periodista con agallas que sabe arremeter contra nuestros auténticos enemigos y problemas reales. Gracias, camarada.