FYI.

This story is over 5 years old.

Actualidad

Los mejores y peores momentos del estilo en 2012

Marqué el 2011 como el año en el que perdí completamente mi capacidad de apreciar siquiera a esta mujer.
6.1.12

¿El 2011 fue un infierno de año para la moda o sólo fue infernal? Vimos a todo mundo cagarse en los pantalones con relación a Nikki Minaj y no nos importó mucho que digamos, echamos un vistazo por las 18 millones de colaboraciones de diseñadores con grandes firmas, intentamos no hablar de Gaga y vimos el modelo de Nike para volver al Futuro. Una revista, Dazed, destrozó 20 y nosotros aplaudimos, otra, Vogue Japón enrareció y nos reímos. Aquí tienen algunos de los mejores y peores incidentes que sucedieron en el terrenos de la sapiencia fashion en 2011.

El peor ícono del estilo: Daphne Guiness

Marqué el 2011 como el año en el que perdí completamente mi capacidad de apreciar siquiera a esta mujer. Ella es esencialmente el equivalente en la alta costura a Paris Hilton, una heredera que se hizo más famosa por un poco más de lo que sabe y viste. La piel de zorro, el Moqueen, el Pugh, los grandes hombros, las siluetas anguladas…tiene cierto atractivo temporal. Tiene dinero, acceso a ropa increíble y se considera a sí misma una artista, pero también dice neciamente mierdas como “Comeré cuando esté muerta” y se nos informa que vive lejos del Red Bull y el Ensure. Para alguien que se queje sobre lo desabrido de la modernidad fashion, ella está lejos de la subversión. Tiene la campaña de Mac y viste los escaparates de Barneys. Sí, adelante, pinta tus labios con barniz de uñas, no es como si el humo pudiera dañar tu deslirante cerebro de artista.

La pagana mejor vestida: Christiana Key

A menos que vivas en Brooklyn o seas fan de los artistas de Sacred Bones y no sepas quién es Christiana Key, pero realmente no me importa. Ella es la violinista de Cult of Youth y también de Zola Jesus. Se viste como un niño victoriano pagano en el día y usa una placa de nativo americano en el busto con hot pants de piel por la noche. La vestimenta hedonista es un arte para Christiana y me sonrojó cuando nos enseñó el conjunto con un bustier negro de Gatúbela que usaría para el show de Crass (¿quién chingados usaría una cosa así para un show de Crass?) porque sería la primera y probablemente la última vez que le mostraba un vestuario suyo a alguien. Es un ejemplo de que no necesitas tener los recursos de una heredera para vestir mil veces mejor que una (aunque un día de trabajo en Beacons Closet no hace daño).

El peor revival vintage: la moda noventera del centro comercial

OK, ya sé. Estoy envejeciendo. Ahora sé cómo se sintió mi jefa en mi vieja tienda vintage cuando el staff remató los Rebooks de los 80’s y los suéteres populares de chica la traumaron con la figura de los bullies de la infancia. Todo el fenómeno me sorprendió apenas. Tengo una tienda vintage así que no puedo negar que participo en la perpetuación del surgimiento de algunas tendencias vintage pero cuando alguien aprovecha un vestido All That Jazz y grita “Esta es mi marca favorita”, muero un poco por dentro, o sea, no hay nada malo en ponerse mallas de spandex ahora o cuando sea pero cuando alguna preparatoriana viene a mi tienda y sostiene una falda escocesa escolar y dice “Amo esto, ¡es muy Cher!” y me doy cuenta de que está hablando de Cher Horowitz de Clueless quiero esconderme en un hoyo. Los revivals vintage son cíclicos, suceden cada 20 o 30 años. Los 90s fueron los 70s, los cuales, a su vez, fueron los 20s y los 40s y algunas veces los 50s. Siempre hay un fragmento en el tiempo o un evento cultural que hace que la moda y la cultura popular voltee hacia el pasado pero en vez de hacer una revisión histórica, se reescribe lo bueno y lo mainstream, ¿qué hay de aplaudir lo avant-garde de antaño?

El mejor revival vintage: La alta moda de los 90s

En vez de reiterar el grunge noventero o los Contempo Casuals, algunos se atreven a escarbar más profundamente. La moda de los 90s era más que camisas de franela y los vestidos de terciopelo arrugado de Bat Mitzvah de Betsey Johnson. The Antwerp Six tuvo su auge en 1988 y se popularizó en la primera parte de los 90s. El minimalismo fue legítimamente interesante. Jil Sander fue de hecho diseñada por Jil Sander, Helmut Lang fue dirigida por Helmut Lang y Versace implica Gianni, no Donatella. La ropa se mostraba en cuerpos maduros de amazonas, no en el de adolescentes desnutridos. Sexo, sudor y cejas espesas tuvieron su lugar en los másgenes de la redacción. Los 90s fueron un buen momento por muchas razones diferentes a Reality Bites. Lo que significa que no puedo odiar el regreso de Beavis and Butthead.

Mejor renacimiento de diseño: el futurismo es la onda de nuevo

Igual que muchos revivals vintage, hay un resurgimiento del futurismo más o menos cada 10 o 20 años en la moda. Lo tuvimos en los 60s con las obsesiones de la era espacial, también en los últimos años de los 90s con la ansiedad del milenio y la alta tecnología para fabricar mezclas, lo que hace sentido en lo que creo que fue un período bastante fastidioso para Prada. Una vez que llegó el 2000, el futuro parecía muy aburrido. Salvo algunos momentos emocionantes en la calle, hemos estado en una especie de depresión desde entonces. Pero poco a poco con la contracorriente generalizada del fin del mundo, el mercado global enloqueció y ahora se avecina un crecimiento de la oleada futurista (o quizá algunos diseñadores futuristas por fin se dieron cuenta del establishment) y no es literalmente, ciencia-ficción. De un anuncio transhumanista de perfume Mugler al mundo de la moda beat tribalista jihad que ThreeasFour logró esta temporada, el futuro está en el ojo del espectador. Pero es bueno saber que la visión de futuro no sólo consiste de Gareth Pugh en ángulos difíciles, inserciones de metal, y hombreras. Hay espacio para la feminidad y la gracia en el redil, y Haider Ackermann será el abanderado.

Los mejores accesorios del momento Premio Pamela Love CFDA

Bien, se hizo rica y fue robada, pero un premio de 100,000 dólares destinado a una pequeña compañía que produce casi toda su línea en casa es jodidamente impresionante. Además, nos gusta animar a nuestros vecinos, la seguimos durante la competencia y estaban ahí, en los preparativos de la presentación de otoño. Sin embargo, el amor es el único diseñador en lo que podría ser la historia de la Semana de la Moda de Nueva York y que hizo reír a Anna Wintour, así que probablemente signifique algo.

Los peores accesorios del momento: Guy Fieri hace joyería

¿Qué se puede decir que no haya dicho él ya?

Mejor diseño: Court Jeans

$100 dólares por un par de los mejores jeans de cintura alta y culo ajustado de color negro que tienes que llevarte. Sus jeans son lo mejor que me he comprado este año.

Los peores tipos: Actores

Mientras cada medio de comunicación en el universo hasta la revista GQ, finalmente se daba cuenta de que Jared Leto se vestía como un imbécil, nosotros ya lo sabíamos. Lo que quiero decir es tiene una banda de mierda y actúa en películas horribles y sabes qué, no era tan de ensueño en My So-Called Life. No entiendo por qué las niñas están tan interesadas en los actores. Claro, tienen la cara bonita, pero en general son enanos y están muy por debajo de los estándares del coolness de la gente normal. Así que Ryan Gosling es "cool para un actor" - que es como “tu padre está padre para un contador" o pensar que Obama es realmente cool como para pasar el rato con él sólo porque le gusta The Wire. Sí, está bien … para un presidente. Seamos realistas, la mayoría de los actores son douche bags. Son hombres que tienen estilistas que no pueden ayudarse a sí mismos tirando bufandas temporada inadecuadas sobre sus camisetas. ¿O sea que Ryan Gosling es genial porque su perro tiene un mohawk? Vamos, sé que se burlan de cualquier tipo común que camina por las calles de Soho con un perro de mierda como ese pero ¿como es Ryan Gosling es de ensueño? EEW!

Uno de los peores delincuentes había evitado ser llamado en años debido a su especie de historial impresionante de cine pionero. Pero aún tenía que estar de acuerdo con el-reflector-sobre Jamie Lee Curtis Taete. Johnny Depp fue uno de mis primeros amores infantiles (junto con Kris Kristofferson, Orson Welles, y Steve Martin … Sí, yo era bastante impresionante). Proyecté Crybaby en mi fiesta de octavo cumpleaños de ensueño y todos nos sentamos frente a la pantalla de la tele, suspirando como esa lágrima solitaria rodó por su mejilla. Sin embargo, un glorioso John Waters –bendito pasado sólo puede salvar a alguien durante tanto tiempo. Ni siquiera me molesté en añadir a mi crítica mi estilo personal porque ya se ha resumido a la perfección.

Los mejores y los peores zapatos: Jeffrey Campbell

Si veo a una chica de Brooklyn tambaleándose por Litas en el 2012 podría llorar. Nunca he visto un zapato tan atrozmente hecho sobre-expuesto. Después de ser producido en todos los colores y telas y el combo de impresión posible, creo que están finalmente listos para retirarse. Por supuesto que ya es otra Campbell, lista para sustituirlo y convertirse en el nuevo zapato del año, el Tardy. Sin embargo, estos no me importan, francamente me pregunto lo que tuvieron Jeffrey Campbell y todos los demás (Rachel Comey, tú también) tanto tiempo para noquear a los Chloe Docs desde hacía unos años. Odio los Jeffrey Campbell porque están en todas partes. Pero! Están por todas partes porque son asequibles, a menudo muy lindos, y tan lejos como ir de compras cuando hay rebajas, menos vergonzosos y hechas mejores que los Steve Madden. Me siento sucia cuando me los pongo, pero eso no significa que voy a detenerme.