Mi compañera de trabajo dice que nuestra empresa es tóxica, pero ¿no será ella el problema?
Ilustración de Hunter French
Dinero

'Mi compañera de trabajo dice que nuestra empresa es tóxica, pero ¿no será ella el problema?'

"Desde el primer día, Jane se ha quejado constantemente de nuestro lugar de trabajo, principalmente con nuestros otros compañeros cuando los supervisores están ausentes".
20.7.20

Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos.

Alison Green ofrece muy buenos consejos sobre el área laboral en su blog Ask a Manager o en su libro del mismo nombre. A continuación responde a una consulta por parte del público.

Llevo tres meses en este magnífico trabajo para el que me preparé estudiando tanto y haciendo pasantías sin goce de sueldo. ¡Estoy increíblemente emocionada por al fin haberlo conseguido! Es un trabajo de mucha presión que requiere gran atención al detalle.

Me asignaron a una capacitadora, "Jane", quien lleva aquí cinco años. Al principio nuestras personalidades chocaron un poco, pero hemos superado eso y he llegado a valorarla como una muy talentosa empleada que, además, es justa y paciente como capacitadora. He recibido grandes elogios de ella y nuestros supervisores, así que todo parece ir bien.

Publicidad

Sin embargo, desde el primer día, Jane se ha quejado constantemente de nuestro lugar de trabajo, principalmente con nuestros otros compañeros cuando los supervisores están ausentes. (Trabajamos por turnos, por lo que probablemente el 75 por ciento de las veces no vemos a nuestros supervisores). Me he dado cuenta de que ha habido mucha rotación en el último año; dos empleados renunciaron en mis primeros dos meses aquí. Además, existe una extraña cultura en la que cada persona parece pensar que es la única que hace algún trabajo o que es competente. Por un lado, las personas tienden a hacer conjeturas sobre las intenciones o el estado mental de los demás cuando cometen un error y, por por el otro lado, se toman muy personal que los errores sean señalados. Parece haber una tensión especialmente marcada entre Jane y los dos gerentes a cargo de nuestra sección.

Hasta ahora, me agradan todos y realmente no entiendo de dónde viene toda esta tensión, así que solo espero poder mantenerme al margen y ser positiva y amigable con la esperanza de no dejarme arrastrar por esta situación. Pero, ¿cómo sé si es solo cuestión de tiempo hasta que mis supervisores empiecen a señalarme, como Jane parece pensar que le está sucediendo, si este es un lugar de trabajo tóxico en general o si el problema radica en mi capacitadora?

Hay una gran indicio en tu carta que me hace pensar que, al menos parcialmente, Jane es el problema, y ese indicio es el hecho de que comenzó a quejarse desde tu primer día y a seguido haciéndolo constantemente desde entonces. Ese es un comportamiento tóxico, y no es algo que las personas sensatas generalmente hagan.

Publicidad

Para ser claros, ¡no digo que las personas sensatas nunca se quejen del trabajo! Lo hacen, pero generalmente son más discretas al respecto, y definitivamente tienen el suficiente buen juicio como para no expresar sus quejas con un nuevo empleado en su primer día. Tampoco expresan sus quejas de manera continua, porque es molesto y desagradable para las personas que los rodean tener que escuchar las mismas cosas una y otra vez, y eso finalmente afectará su reputación profesional.

Entonces, como mínimo, sabemos que Jane tiene mal juicio y está haciendo su parte para hacer que la cultura laboral del lugar donde trabajan sea bastante negativa.

Sin embargo, eso no significa que no haya problemas legítimos en la cultura laboral de su oficina. Según lo que describiste, parece ser que es un ambiente laboral tenso, combativo y extrañamente confrontativo. ¿Esto es a causa de sus gerentes, como Jane parece pensar? ¡Tal vez! Los gerentes son responsables en gran parte por la cultura laboral de los equipos que manejan, y si no han detectado los problemas y trabajado para solucionarlos, esa es una falla de su parte.

Y quién sabe, es posible que su empresa realmente sea la peor. Pero incluso si fuera así, el comportamiento de Jane seguiría siendo extraño, y yo, en tu lugar, dudaría de alinearme con ella basándome solo en su palabra, en lugar de tomar en cuenta las cosas que he observado por mí misma.

Publicidad

Además, tener una mala administración no significa que solo sea cuestión de tiempo antes de que te señalen a ti por trato inadecuado. Esa es una acusación muy específica, y si no has visto ninguna evidencia más allá de lo que Jane te ha dicho… bueno, yo sería bastante escéptica. Jane suena tan infeliz con el trabajo que es difícil tomarla como una fuente imparcial. Además, si la misma Jane está siendo señalada, eso podría deberse menos a gerentes arbitrarios y punitivos y más a que Jane se queja de manera crónica y le inyecta regularmente negatividad al entorno laboral. No estoy argumentando que sus gerentes sean buenos gerentes (no parece que lo sean)… pero casi todos los gerentes, buenos o malos, tendrían un problema con el comportamiento de Jane. Por lo tanto, no es sorprendente que su relación con la administración de su sección sea tensa y, a partir de eso, ella podría estar extrapolando conclusiones negativas que no se aplican a tu experiencia allí.

En última instancia, la forma de resolver lo que realmente está sucediendo aquí es poner atención y hacer tus propias observaciones. ¿Cómo interactúan los gerentes con las personas? ¿Qué tipo de orientación y comentarios ofrecen? ¿Aceptan el diálogo abierto, o todo es jerárquico? ¿Cómo se toman las decisiones y cómo manejan los desacuerdos? ¿Cómo se reconoce y recompensa el buen trabajo y cómo se abordan y resuelven los problemas? ( ¿Sí se abordan y resuelven?). Pero no te dejes influir mucho por la opinión de Jane: retrocede, observa y forma tus propios juicios. ¡Quizás tus conclusiones se alinearán con las de Jane después de todo! O tal vez te des cuenta de que Jane tiene razón en algunas cosas, pero la intensidad de su reacción es excesiva. O puedes decidir que tienes una visión completamente diferente de lo que está sucediendo.

Si decides que es un lugar de trabajo tóxico, en ese momento necesitarás decidir cómo quieres responder a eso. Algunas personas pueden trabajar en entornos complicados y que eso casi no las afecte; otras personas no pueden, y eso también es completamente legítimo. Lo que no quieres hacer es estancarte en el punto en que Jane parece estar: en la etapa de "esto es horrible y quiero decirles a todos lo horrible que es".

Por ahora, sin embargo, la clave es confiar en ti misma y en lo que ves y experimentas de primera mano. No te dejes influir demasiado por alguien más, especialmente alguien cuyo juicio ya parece cuestionable.