Cómo está gestionando el confinamiento la gente con relaciones poliamorosas

“Mi novia está confinada con su novia, que a su vez es mi mejor amiga”.
10 Abril 2020, 3:45am
Polyamory Non-monogamy Lockdown COVID-19 Coronavirus 2020 VICE
Lead image by Bob Foster

Estar confinado a causa de una pandemia no es fácil para la gente que tiene pareja. Ahora, en vez de tener una cita en el cine con palomitas y refrescos, tienen que mudarse juntos o tener sesiones de sexo virtual en Zoom. ¿Y si ya vivíais juntos? Bienvenidos a un mundo en el que tener espacio para ti significa estar sentadas a un metro de distancia, mirando cada una a su pantalla.

No obstante, aquellos con relaciones poliamorosas se enfrentan a un montón de retos nuevos. ¿Con quién te quedas, por ejemplo, si tu relación poliamorosa no es jerárquica? ¿Cómo consigues sacar tiempo para varias parejas cuando solo una de ellas está físicamente presente? ¿Y qué haces si tu pareja está confinada con su otra pareja, mientras que tú te tienes que aguantar con antiguos vídeos porno caseros y un mensaje de texto ocasional que dice: “qué tal”?

Teniendo todo esto en cuenta, hemos hablado con varias personas en relaciones poliamorosas sobre cómo están gestionando el confinamiento.

‘Está jodido, la verdad’

Tengo una pareja en Estados Unidos y ayer tenía que haber cogido un vuelo para vernos, pero creo que vamos a tener que cortar de raíz. Yo he estado distante últimamente y no soy capaz de procesar toda la mierda que está pasando en el mundo. Y, como he empezado una nueva relación con alguien que vive a cinco minutos, tiene celos porque por la noche nos vamos a dar paseos, aunque mantenemos la distancia.

Cuando quedé en persona por primera vez con mi pareja de Estados Unidos, estuvimos dos semanas sin separarnos. Hemos estado saliendo unos seis meses, pero ha sido muy intenso, porque veníamos de relaciones largas y abusivas. Hablamos de irme a vivir allí y esas cosas. Creo que hubiera sido complicado igualmente, porque mi trabajo requiere mucha energía que no recibe la relación, pero yo me sentía segura porque al menos nos veríamos. Pero ahora quién sabe cuando vamos a poder vernos otra vez.

Está jodido, la verdad. Cree que estoy invirtiendo más tiempo en la nueva relación porque hablamos menos, pero es solo que ahora mismo me agobia hablar tanto por internet. Y con mi nueva pareja también es difícil, porque nos conocíamos desde hace dos años y empezamos a salir dos semanas antes del confinamiento. — Ame, 27

‘Al igual que antes del confinamiento, se trata de hacer que todos se sientan valorados’

¡Va bien, la verdad! Vivo con mi pareja principal, mientras que la otra también está con su pareja principal. Mi pareja empezó a ver a alguien también hace un mes o así, así que siguen en contacto. Mantenemos las otras relaciones asegurándonos de que tenemos conversaciones telefónicas regularmente y manteniendo la comunicación vital y la intimidad. Al igual que antes del confinamiento, se trata de hacer que todos se sientan valorados.

Echo de menos el contacto físico con mi otro novio, pero es más importante quedarnos en casa, así que tenemos que esperar. Nos recordamos regularmente que esta situación no es para siempre y ahora simplemente disfrutamos del tiempo extra que tenemos con la pareja con la que vivimos. En nuestro caso, no ha habido tensiones, estamos tranquilos y sabemos cómo hablar si hay algún problema. — Rory, 26

‘Echo de menos a algunos de mis follamigos y amantes’

Yo, mi pareja y su otra pareja vivimos juntos desde hace dos años. Tenemos suerte de haber encontrado una solución que nos conviene. Yo y la otra pareja tenemos nuestras propias habitaciones para que la pareja que tenemos en común pueda quedarse con ambos por separado. También está guay pasar tiempo juntos los tres viendo una peli o cenando. Es como estar en familia, lo cual creo que es muy sano en estos momentos.

Lo hemos gestionado muy bien las tres últimas semanas, pero creo que esta semana va a ser más complicado. El ánimo empieza a decaer. Echo de menos a mis follamigos y amantes y sé que no los voy a poder ver durante un tiempo.

Mi pareja y yo trabajamos como un dúo de arte interpretativo, así que tenemos una habitación que usamos como estudio. Si necesitamos espacio para nosotros solos siempre podemos ir ahí y trabajar. Lo único difícil es que ahora no nos libramos del otro nunca. Cualquier discusión pequeña acaba siendo gigante porque estamos todo el rato juntos. — Riccardo, 28.

‘Mi novia está confinada con su novia, que a su vez es mi mejor amiga’

No vivo con mi pareja ni estamos haciendo cuarentena juntos. Mi novia está con su novia, que a su vez es mi mejor amiga. Mi novio está en su casa solo. En realidad, voy a dejarlo con él pronto, así que va a ser raro.

Es difícil estar sin contacto físico. Mi novia ha estado más distraída, así que me cuesta más conseguir su atención cuando yo quiero. Además, FaceTime me molesta porque a veces solo quiero hacer mimitos con alguien y no decir nada. He visto a mi novio un par de veces, pero manteniendo la distancia. Hablamos mucho por Skype.

Es divertido enviar mensajes y fotos en pelotas porque es algo novedoso si estáis acostumbrados a veros a menudo. Francamente, me ha hecho dar gracias por lo que tengo. En el caso de mi novio, me ha dado tiempo para reflexionar y darme cuenta de que no estoy feliz y tengo que dejarlo — Cai, 28

‘Siento que he salido ganando’

Voy a tener que vivir con mi pareja de momento, mientras que su otra pareja vive en otro lado de Londres. Antes, se veían cada dos semanas o así, pero ahora es imposible. Por lo que me ha dicho, intentan hablar regularmente por WhatsApp y correo electrónico, pero no hay contacto físico. No hacen videollamadas, hasta donde yo sé.

No estoy en ninguna otra relación de momento, así que ahora estoy centrado en mi novia. No voy a mentir, está bien pasar tanto tiempo con ella. Antes, era raro por su otra pareja (aunque es algo en lo que estoy trabajando), así que es tranquilizante no tener esa preocupación de momento. Obviamente, será diferente en el futuro, pero por ahora siento que he salido ganando. — Alex, 28

‘Las primeras semanas, no me molestaba’

Estoy confinada en mi casa de Kent, Inglaterra. Dejé el apartamento que tenía alquilado en Brighton, donde estudiaba, porque todos mis compañeros se habían ido. Mi novia está allí haciendo cuarentena con su otra pareja, porque viven juntos. Pero no he podido verla desde hace tiempo porque soy inmunocomprometida y le preocupa que enferme por su culpa.

Las primeras semanas no me molestaba porque nos escribíamos mucho, pero empiezo a sentir el golpe de la soledad últimamente porque nos escribimos menos. Seguimos hablando, pero más por teléfono últimamente porque me reconforta escucharla.

Tenemos una cita virtual mañana con la extensión de Netflix Party y le voy a enviar dinero por PayPal para las bebidas porque ahora mi presupuesto es alto, ya que no puedo salir. Es como recrear las quedadas casuales que tenemos normalmente porque eso es algo que disfruto mucho.

Me llevo muy bien con su pareja. Es como un hermano para mí, así que no me importa que sea un poco injusto, porque además coopera mucho. Normalmente, se va con su otro compañero para que podamos estar solas y es encantador. Así que no cambia mucho si lo hacemos por internet. Si necesito pasar tiempo con ella, sé que puedo pedirlo. — Catey, 19

@daisythejones