Cambian el letrero de Hollywood a "Hollyboob", como una declaración contra la censura en Instagram

El 1 de febrero, la fundadora de 'Shagmag', Julia Rose, cambió el letrero de Hollywood por 'Hollyboob', con la intención de llamar la atención de Instagram.
LC
traducido por Laura Castro
9.2.21
Julia Rose enfrente del letrero de Hollyboob
Imagen vía @JuliaRose_33 en Twitter

A media tarde del lunes 1 de febrero, seis personas subieron a donde se encuentra el letrero de Hollywood en Los Ángeles y pusieron una gran letra B sobre la W, y agregaron también una franja blanca en medio de la D. Así, durante un corto periodo, el letrero en la colina parecía decir: "HOLLYBOOB".

Seis personas fueron arrestadas, incluidos Julia Rose, fundadora y directora ejecutiva de la revista para adultos Shagmag, y el YouTuber Jack Tenney. Fueron arrestado por el cargo menor de allanamiento de morada, pues la propiedad en realidad no sufrió ningún daño. Algunas personas consideraron el incidente como una broma: el letrero es blanco de bromas todo el tiempo, como la vez que alguien lo cambió para que dijera "HOLLYWEED" en 2017.

Pero Rose me dijo que su intención no fue solo provocar risas; sino que se trató de una declaración contra la censura del contenido para adultos en Instagram.

Dijo que quería llamar la atención de Adam Mosseri, director de Instagram, luego de que su cuenta personal verificada con cinco millones de seguidores, así como su cuenta comercial para la revista, con un millón de seguidores, fueran suspendidas por presentar desnudos.

Publicidad

"Mi producto es casi idéntico al de Playboy, y mi contenido puede considerarse incluso más seguro que el que se le ha permitido publicar a Playboy en la plataforma", dijo Rose. "Quiero saber cómo seleccionan y eligen qué cuentas deshabilitar y por qué".

Rose dijo que Instagram no le ha respondido. "Han sido extremadamente indiferentes", dijo. "Irónicamente, la única respuesta real que he recibido fue por parte de un empleado de Facebook, quien me dijo que registre mi siguiente cuenta como perteneciente a un hombre y que así disminuirán las posibilidades de que la eliminen de nuevo".

Instagram, propiedad del notoriamente mojigato servicio de redes sociales Facebook, es una fuente constante de confusión y frustración para las trabajadoras sexuales y los educadores sexuales que intentan usar la plataforma para construir una audiencia. La plataforma frecuentemente elimina contenido citando que hay desnudez o violación a los términos de uso de contenido sexual, mientras permite la existencia de cuentas como Playboy, Hustler y Brazzers. Recientemente, la plataforma amplió su definición de contenido e incitación sexualmente sugerentes para incluir la prohibición de "compartir enlaces a sitios web pornográficos externos", endureciendo con esto sus ya enérgicas medidas contra cualquier contenido para adultos dentro de la plataforma.

Rose dijo que siente que cambiar el letrero a Hollyboob llamó la atención de la gente, pero reconoce que se necesitará mucho más que un truco como ese para lograr que haya un cambio.

"Creo que esto afecta a TODOS los creadores", dijo Rose. "Cuanto más permitamos que estas plataformas nos censuren, más continuarán haciéndolo. Es necesario que haya más comunicación entre las plataformas y los creadores. Creo que las mujeres deberían poder expresarse de una manera segura y justificada sin ser censuradas y sin que eliminen sus cuentas a causa de sus cuerpos".