Copia de PRENSA_ jesspraznik
Foto cedida por @jesspraznik

Duki: “Todos diciendo qué bien que me va, pero nadie me pregunta cómo estoy”

Hablamos con uno de los referentes del género urbano sobre el lanzamiento de su segundo álbum de estudio.

Mezcla sonidos, estilos, arma y desarma. Cuenta con más de nueve millones de oyentes mensuales y supera los 1.200 millones de vistas en YouTube. Mauro Ezequiel Lombardo a.k.a Duki dice que aprendió a volar. Le creemos. 

Su primer álbum, “Super sangre joven” (2019), se posicionó en todos los rankings musicales de la región. El año pasado fue invitado para participar en el disco más vendido del 2020, “YHLQMDLG” de Bad Bunny, en la canción “Hablamos Mañana”. Es indiscutible que Duki ganó un estatus como uno de los referentes de la música urbana. 

Publicidad

Hoy quiere volar más alto. Con el lanzamiento de su segundo disco “Desde El Fin Del Mundo”, viaja desde Argentina, donde la tierra se acaba, y despega hacia el universo entero. Con altura, como Rosalía, Duki nos ha demostrado que siempre puede un poco más. 

Este trabajo viene con 18 canciones que reúne a los representantes latinoamericanos más reconocidos dentro del género urbano como Pablo Chill-e, Khea, Bizarrap, Mesita, Ysy A, Neo Pistea, Farina, Ca7riel, Obie WanShot, Young Cister, Lara 91k, Pekeño 77 y Lucho Ssj, entre otros. Una especie de temblor rítmico que viaja por diferentes estilos musicales; desde un rap bien potente hasta un tecno duro, este disco explota junto al flow que necesitábamos.

Hablamos con él sobre su crecimiento personal y profesional que llegó de la mano de varios géneros musicales.

VICE: En “Sudor  y Trabajo” hablás del éxito, de las críticas y de cómo la gente se acerca y se aleja. En “Chico Estrella” ponés sobre la mesa las ganas de llegar al cielo y las posibles caídas, y en “Cuánto” manifiestas las veces que no supiste qué hacer con tu vida. Siento que querés transmitir el recorrido de un pibe común que finalmente llegó a cumplir un sueño haciendo lo que le gusta, sin dejar su esencia de lado ¿No?

DUKI: Cuando hago un tema suelo expresar lo que siento en el momento, como cualquier persona que hace freestyle, y el disco va totalmente por ahí. Estoy en un proceso de curar mis relaciones, prestando atención a lo que me afecta a mí, Mauro, más allá de Duki. Todo el tiempo está esa lucha con la fama, en cómo los otros te idealizan o te ven en contraposición a cómo es uno en realidad. Yo estoy lleno de inseguridades, de defectos, de problemas, como todas las personas. Y a veces la gente de afuera me dice: “Uh que piola que estás”, debe pensar que estoy arriba de un Ferrari tirando champagne y no hay nada más lejos. De eso habla “Sudor y Trabajo”: “Todos diciendo que bien que me va, pero nadie me pregunta cómo estoy”. Supongo que en este disco busco hacer catarsis en voz alta y busco una conexión con las personas que escuchan. En definitiva a todos nos pasó que alguien nos traicionó, que estamos mal de ánimo, que tenemos inseguridades, que estamos tratando de enfocarnos en proyectos o que tuvimos una historia de amor.

Publicidad

El tema “Malbec” con Bizarrap empieza con un bit precioso, parecido a una flauta, y “Muriéndome” es medio popera. Otra vez jugás con una gran variedad de estilos musicales, ¿Qué buscas?

Me gusta la versatilidad. Opté por hacer el sonido que yo quería hacer, fui grabando los temas de una manera muy suelta, buscando un bit y siguiendo mi intuición. Creo que es más fácil unir un concepto en todo el disco si soy menos pretencioso. Me gustan muchas cosas, así que las metí y después la postproducción hizo la magia de unir fórmulas para que todo tenga un sentido. 

De todas maneras, mi necesidad de buscar cosas nuevas hace que todos mis trabajos sean versátiles y haya una gran variedad de géneros musicales en un mismo álbum. Puede haber un tema muy electrónico, otro más trapero y otro más rockero.

¿Cuál es tu opinión sobre la estigmatización de los géneros?

Creo que siempre va a haber géneros madre, luego hay miles de subgéneros, ramas que se desprenden. En relación a lo que hago lo llamaría género urbano, creo que es la denominación que nos dio la industria y que puede acercarse a lo que hacemos. Creo también que al trap siempre se lo tildó como un género, y en realidad es un tiempo rítmico, sigue una estética por supuesto, pero no deja de ser solo un ritmo, y eso nos permite hacer muchas cosas, te permite poner trap y arriba jazz, trap y arriba electrónica, trap y arriba rock.  

Publicidad

El género que hoy está en auge es el de ser autodidacta. Muchos artistas estamos en nuestras casas aprendiendo y tratando de llevar a cabo la música que nos gusta con las herramientas que nos da YouTube y quizás YouTube solo nos da un bit y los bits son digitales. Todo se resume en eso. Creo que es imposible trasladar una banda entera para que me componga algo instrumental y que se adecue a lo que yo quiero cantar. Llegó lo digital que te permite recrear la música que quieras. Hay artistas de trap que cantan, que bajan melodías re poperas o roqueras. Nicky Nicole es un ejemplo, ella canta y hace trap, no se encierra en un género, hace lo que quiere con cualquier cosa. Tiene que ver con la capacidad de ser autodidactas y de hacer música encerrados en nuestras habitaciones. 

Duki

​Foto cedida por @jesspraznik​

En este álbum colaboraste con Ca7riel y Bizarap, personas con las que ya trabajaste. Pero también están Lara y Farina por ejemplo, que son personas con las que nunca te escuchamos, ¿Cómo elegís las colaboraciones?

A Larita la elegí porque la admiro hace tiempo, siempre me copó su lado indie, y sabía que si nos juntábamos íbamos a poder hacer algo orgánico. También en el tema “Ella es mi B” donde están Mesita, 44 kid, Franux y Pekeño 77, quise hacer una gran unión uruguaya y llamé a los que me representan, a los que me gustan por su estilo y estética. A Farina, de Colombia, la llamé porque creo que rapea increíble. Escucho mucha música que hacen las mujeres y quería aportar más temas femeninos. Creo que hay un fantasma con el que hay que romper. 

¿Cuál es ese fantasma? ¿Crees que hay pocas colaboraciones entre varones y mujeres?

Siento que los varones ponen temas de varones y no escuchan temas de mujeres, y está bueno cambiar, escuchar otro tono, otra sensibilidad. Ahí está la barrera que hay que romper. A mí me gusta cuando escucho a una mujer cantar y sentir que esa letra también me representa, también la puedo cantar yo. Está bueno sentir que no hay diferencias.

¿Qué aprendiste en este disco?

En este disco hay un Duki más profesional, con un oído más desarrollado, sabiendo identificar texturas en los sonidos, en los volúmenes y en los momentos. Aprendí mucho a nivel personal y profesional.