Leo Rizzi, un músico que irrumpe con propuestas del futuro
Foto cedida por el artista

Leo Rizzi, un músico que irrumpe con propuestas del futuro

Hablamos con el artista sobre la música emergente y su exposición en las redes sociales. 
13.10.21

Leo Rizzi es un joven español que puede llegar tan lejos como los cometas. Con influencias latinas y beats electrónicos en sus canciones es capaz de erizarte la piel. Nació en Ibiza, pero vivió la mayor parte de su infancia en Punta del Este, Uruguay. Su padre es uruguayo y su madre es española. Durante la adolescencia comenzó a escribir sus primeras canciones y fue en ese momento cuando decidió que la música sería no solo un estilo de vida, sino su profesión. Con tan solo 15 años Leo grabó sus primeros sencillos con letras inspiradas en inquietudes personales y desafíos con los que se iba encontrando en el camino. 

Publicidad

Entre sus canciones más reconocidas se encuentran 'En tu Camino', 'Romper las Cadenas', 'La vida es un cuadro' y 'Conexión', temas pegadizos que se han ido redescubriendo durante los últimos meses en ciertas redes sociales como TikTok, un universo donde mueve a miles de seguidores con los que comparte su trabajo.

En su último lanzamiento, 'Amapolas', Leo nos traslada a un mundo de fantasía con más de 7 millones de reproducciones en YouTube. Hoy cuenta que está a pasos de lanzar su primer EP de cuatro canciones. Hablamos con él sobre sus procesos creativos y el auge en las redes sociales. 

VICE: ¿Qué incorporaste de tus raíces a tu carrera y qué música se escuchaba en tu casa cuando eras niño?

Leo Rizzi: Nací en Ibiza, viví en Uruguay siete años y ahora vivo en Valencia, así que me he movido. En Uruguay viví desde los 4 hasta los 15, siento que fue justo durante la fase donde absorbes mucho, podría decir que parte de lo que compongo tiene raíces latinas. De pequeño escuchaba rock y bandas locales uruguayas como “La vela puerca”, “No te va a gustar”, “El cuarteto de nos” y también me crié con artistas de otros lugares; mi hermana me enseñó desde “Evanescente” hasta “Coldplay”, como verás en mi casa se escuchaba de todo. Por otro lado, recuerdo que cuando era chiquito e iba al colegio mi padre me ponía un disco de Ben E. King, un clásico de los 60 y 70. Él me introdujo a una parte musical diferente, me cantaba tangos y boleros para dormir.  

¿En qué te inspiraste para componer 'Amapolas'?

Últimamente estuve escuchando mucho indie británico y soul, para 'Amapolas' creo que traigo este resurgimiento del nuevo indie español, pero también tiene referencias de Daft Punk y ritmos más electrónicos. El concepto o las letras tuvieron mucha influencia de ciertas lecturas en relación con la cultura budista y con prácticas que fueron un bastón durante mucho tiempo y que intento transmitir con la música. 'Amapolas' es una canción de amor, pero mi idea no es transmitir un concepto de amor  romántico, sino algo un poco más sano, más libre, con la idea de saber dejar ir, sin que sea una relación de territorialidad o de posesión. 

Publicidad

¿Cómo ves la música en España actualmente? ¿Qué te interesa?

Creo que ahora mismo hay un panorama muy interesante en Valencia, Madrid, Barcelona, donde hay músicos emergentes que la están rompiendo, con propuestas que van a calar. Creo que se están dejando un poco las típicas raíces de lo que siempre escuchamos. Hay una playlist que ha hecho un periodista llamado Arturo Paniagua donde incluyó a los cantantes emergentes de aquí. Ahí te metes y lo disfrutas un montón. Creo que hay algo nuevo y bonito para escuchar que antes no se veía.

Dijiste algo en relación con las tradiciones que me llama la atención, Rosalía o Tangana son músicos que igual decidieron tomar un poco las raíces, como el flamenco. 

Sí, es interesante, en su caso supieron explotarlo de otra manera y súper bien, ellos marcaron algo tradicional con un estilo propio. Pero solo ellos lograron traer eso y explotarlo, es difícil sobresalir cuando arrastramos la época de los 90 o 2000 de España. Lo que se nota ahora, en la música española, son las referencias de otros países y regiones, desde los boleros hasta el rock británico, eso enriquece.

¿El rock está de vuelta?

Totalmente. Creo que hubo una gran revolución con el tema de Måneskin, el grupo italiano que hace rock. El rock nunca dejó de ser cultura.  

Te he visto mucho en TikTok y la mayoría de tus posteos son cantando, haciendo buena promoción de tu música. ¿Por qué decidiste explotar tu trabajo en esa red social?

En su momento consideré darle un giro, hoy ya es más común ver propuestas musicales en TikTok. No se trata de una red social donde solamente la gente baila y ya. Entendí que se puede hacer mucho contenido, busqué referencias y me metí. Siento que es como la televisión, la gente pide verte y pide que les propongas algo diferente, es muy democrática. Con 'Amapolas' explotó mi cuenta, a la gente le gustó. 

Publicidad

¿Crees que es la mejor herramienta para visibilizar tu trabajo?

No sé si es la mejor, pero es útil. La gente juega con la teatralidad, quieren verte a vos con tu mood, con tu móvil y listo, sin tanta cosa alrededor. Es también una manera original de jugar, ponerles retos, usar tus recursos actorales. También hay un lugar de interacción que quizás no existe en otras redes, a mí me gusta y me parece increíble cuando algunas personas cuentan sus historias a partir de alguna letra mía, por ejemplo. 

¿Cómo te afecta la exposición a las redes?

Tengo la suerte de que me han llegado agresiones contadas y no les hago caso. Mi lema es que esas personas están molestas y están haciendo un reflejo propio de algo que les molesta a ellos, no es mío. Me duele si la crítica viene de alguien cercano, pero si viene de internet puramente trato de dejarlo de lado y no me lo tomo personal.

¿Ahora en qué estás trabajando?

Estoy grabando el EP para sacar pronto, serán cuatro canciones increíbles.