MLS

Mientras tanto en la MLS... Expulsan a Kaká por bromear con excompañero durante riña

Ni siquiera el VAR fue suficiente para que el árbitro sancionara correctamente el altercado.
14.8.17
Foto: Orlandocitysc.com

En España se dio a conocer esta mañana que Cristiano Ronaldo estará suspendido cinco partidos por haber empujado al árbitro en los últimos minutos del primer partido de la Supercopa el día de ayer. Para algunos la sanción es un tanto exagerada, ya que la repetición muestra a CR7 cayendo al pasto sin intención aparente de engañar al árbitro; para unos cuantos más, el portugués intentó burlarse del colegiado y le salió el tiro por la culata. Como haya sido, el Real Madrid intentará apelar la injusta decisión en los próximos días, puesto que en el pasado Lio Messi empujó de la misma forma a un árbitro, también en un Clásico, pero no vio castigo alguno.

Publicidad

Si la aplicación de las reglas nos parecieron un tanto exageradas en el caso de Ronaldo, la situación de Kaká nos resultará algo indignante. El sábado, el Orlando City -equipo donde juega el brasileño exmadridista- enfrentó al New York Red Bulls en partido correspondiente de la MLS. Los de la Florida sucumbieron ante los del norte, pero lo polémico no fue tanto el encuentro en sí, sino el malentendido que vio a Kaká terminar expulsado.

Con el partido definido, el árbitro solicitó la ayuda del VAR para sancionar a los jugadores involucrados en un pequeño altercado sobre una de las bandas. Después de un par de minutos perdidos, el árbitro amonestó a un jugador de cada bando y, cuando se creía que había sido todo, el de amarillo le mostró la tarjeta roja a Kaká, quien no podía creer lo que estaba pasando.

El árbitro central Jorge González se apegó al reglamento que dicta la expulsión directa cuando un jugador pone las manos sobre la cara de su rival. El problema es que el señor González no supo interpretar el gesto de Kaká, quien puso ambas manos en la cara de Collin, excompañero de equipo del brasileño, en modo de broma. En el video se puede apreciar que ambos sonríen mientras los demás intentan separarlos.

Tal vez el City intenté pelear la errónea decisión de González, aunque conociendo la rectitud del brasileño es muy probable que acepte la suspensión de un partido.