FYI.

This story is over 5 years old.

Raúl Castro pide a Obama que levante el embargo a Cuba — y que devuelva Guantánamo

El presidente de EEUU, Barack Obama y su homólogo cubano, Raúl Castro, se reunieron por segunda vez este año. El encuentro tuvo lugar el martes en Nueva York en el marco de la Asamblea General de la ONU.
30.9.15
Imagen por Andrew Harnik/AP
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

El presidente Barack Obama y su homólogo cubano Raúl Castro se reunieron por segunda vez este año el martes en Nueva York y mantuvieron una conversación de poco más de media hora en el marco de la Asamblea General de la ONU.

Tras la reunión, el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, declaró a los periodistas que la charla "se desarrolló en un ambiente respetuoso y constructivo", y dijo que los dos presidentes habían discutido los pasos para continuar el proceso de normalización de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba en los próximos meses.

Publicidad

En un comunicado emitido tras el encuentro, la Casa Blanca expresó que el presidente "destacó los pasos que Estados Unidos tiene la intención de dar para mejorar los lazos entre el pueblo estadounidense y cubano y reiteró su apoyo a los derechos humanos en Cuba."

Durante su discurso ante la Asamblea General el lunes, Obama instó al congreso a levantar el embargo estadounidense que ha sido impuesto a la nación comunista por más de 50 años. Esta medida se enfrenta a una fuerte oposición de muchos legisladores estadounidenses, incluyendo al senador de Florida y candidato presidencial republicano Marco Rubio, cuyos padres son de Cuba.

Castro se refirió nuevamente al embargo durante la reunión de los presidentes, diciendo, según Rodríguez, que el "el bloqueo ha causado daños y ha hecho más dura la vida para el pueblo cubano y afecta a los intereses de los ciudadanos estadounidenses y, por lo tanto, debería ser levantado".

El embargo a Cuba ha sido durante mucho tiempo un tema unificador para los estados miembros de la ONU. Resoluciones introducidas por Cuba condenando las restricciones pasan anualmente con una aprobación casi universal. El año pasado, sólo Israel se unió a EEUU en la votación por el no. Este año, algunos hablan de que el propio Estados Unidos podría abstenerse en la votación.

Castro también repitió la demanda para que las tierras ocupadas por la base naval estadounidense en la Bahía de Guantánamo sean devueltas a Cuba. Aunque Obama ha anunciado intenciones de vaciar la prisión de los detenidos allí, no se ha referido a la posibilidad a devolver el territorio a Cuba.

Publicidad

Rodríguez calificó la permanencia estadounidense en Guantánamo como "ilegal" y agregó que su devolución es "un elemento de alta prioridad en el proceso de normalización" de las relaciones.

El ministro cubano evitó con habilidad responder directamente a preguntas acerca de los derechos humanos en Cuba y sobre la información acerca de que los disidentes en el país insular no pudieron reunirse con el Papa Francisco durante su visita de este mes.

"Nosotros nos sentimos muy orgullosos en de la política cubana en materia de derechos humanos", afirmó Rodríguez.

El Papa se reúne con Fidel y celebra una misa en la plaza de la revolución de La Habana. Leer más aquí.

El Papa, que viajó a Washington, Nueva York y Filadelfia después de su viaje a Cuba, ha jugado un papel fundamental en la distensión entre el gobierno de Obama y La Habana.

Los dos presidentes posaron brevemente para ser fotografiados antes de entrar en una sala de conferencias de la Secretaría de las Naciones Unidas. Obama y Castro se mostraron más cálidos que en la sesión de fotos que la noche anterior protagonizaron el presidente estadounidense y el presidente ruso Vladimir Putin.

Raúl, hermano del líder de la revolución cubana Fidel Castro, se había reunido personalmente con Obama por primera vez en abril, cuando ambos se encontraron en la Cumbre de las Américas celebrada en Panamá. Recientemente, los dos países reabrieron sus respectivas embajadas en La Habana y Washington, dando un paso altamente simbólico, pero también un movimiento que ayudará a que las dos naciones consigan establecer mayores lazos comerciales y contribuirá a que Cuba consiga mayores inversiones.

Sigue a Sam Oakford en Twitter: @samueloakford